La Capital - Logo

× El País El Mundo La Zona Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
La Ciudad 15 de agosto de 2016

Causa alarma la muerte de perros envenenados en el barrio San José

Dos animales fallecieron luego de consumir alimentos de la calle mientras paseaban junto a sus dueños por el barrio San José. Ambos animales presentaron síntomas de haber ingerido estricnina.

Dos perros fallecieron en las últimas horas en el barrio San José. Antes de morir ambos presentaron síntomas de haber sido envenenados con estricnina.

Casualmente las mascotas llegaron al consultorio  del veterinario Carlos Ricardo Crivelli (M.P. Nº 468), quien aseguró que tenían convulsiones y que fallecieron en minutos.

Los dueños de ambos perros le confirmaron al veterinario el mismo hecho: en un descuido habían comido algo, probablemente carne, mientras paseaban por el barrio San José, más precisamente por la zona de La Rioja y Almafuerte.

la rioja almafuerte

En diálogo con LA CAPITAL, Crivelli afirmó que los dos animales “posiblemente hayan sido envenenados con estricnina, ya que presentaban esos síntomas”.

A su vez comentó que esto es “es muy extraño, ya que es una droga prohibida, no se le vende al público y yo no sé cómo se consigue”.

Por otra parte explicó que se trata de un veneno muy potente y que una vez que se consume “los síntomas comienzan a ser visibles en media hora”.

Además aseguró que en algunos casos, con el tratamiento adecuado, es posible salvar la vida de un animal evenenado con esta sustancia. “Todo depende de la cantidad que consumió y del tiempo que pasó desde que lo hizo”, dijo.

“No sé qué le pasa por la cabeza a quienes hacen esto, es gente que no les gustan los animales. Suelen hacer pelotitas de carne con este veneno, ya que la carne esconde su sabor y los perros comen cosas de la calle”, indicó el veterinario.

“Si encuentran alimento en la calle así hay que llamar a la policía y denunciarlo”, aconsejó Crivelli.