13 de enero de 2018
Comentarios

Cumplió 20 años el programa de español para extranjeros

Se trata de cursos de idioma intensivos en los que alumnos de otros países forman parte de una experiencia que les permite conocer la cultura más allá de las aulas. Jaime Pellicer, el creador de la iniciativa, celebró emocionado junto a los jóvenes.

Pellicer posa feliz con los alumnos de la vigésima edición del programa español para extranjeros.

 

“Siempre creí en que se toquen las culturas porque es muy fácil repetir palabras, pero eso no es la lengua, la lengua es vital”, señala con tono pausado Jaime Pellicer, fundador del programa de español para extranjeros de la Universidad Nacional de Mar del Plata. A los 91 años, y junto al equipo que lo sucedió, la iniciativa cumplió 20 años de vigencia y lo celebró con un curso repleto.

Según señalaron, el programa se ha diseñado en función de la demanda de las universidades de Estados Unidos, y puede adaptarse a los requerimientos de horas y cursos de otras universidades extranjeras previo análisis de los contenidos.

En esta oportunidad, cerca de 40 alumnos de universidades de Nueva York, con diferentes niveles de español, llegaron a principios de enero para formar parte de un intensivo curso de español de un mes de duración.
Con la presentación de proyectos semanales, los alumnos conocerán más acerca de la ciudad, la cultura y los personajes relevantes de nuestra historia contemporánea.

Así fue que, por ejemplo, un grupo de ellos presentó este viernes “Los pasos de Francisco y Laura”, un trabajo de investigación que realizaron sobre los orígenes y la mística del tango, de la mano de una pareja de bailarines locales.
De igual manera, otro trío de jóvenes neoyorkinas, movilizadas por su pasión por la fotografía y el periodismo, entrevistaron a Romira Elvira, fotoperiodista reconocida de la ciudad.

Esfuerzo y resultados

Todo esto y más dan cuenta que los objetivos de Pellicer de hace veinte años atrás se están cumpliendo.
“Me imaginé que estar en contacto con la realidad misma era mucho mejor que estar aprendiendo allá, lejos. Al principio tuve miedo, era ver qué iba a pasar, cómo iba a hacer, había que conectar el vuelo con los colectivos, para que lleguen acá, a Mar del Plata. Ahora es fácil pensarlo, pero en aquél tiempo, en el que no había ninguna experiencia previa fue algo que me costó”, reconoció.

Pese a los esfuerzos y los obstáculos que debió superar, el fundador del programa mira la sala llena y asegura ser “muy feliz gracias a los resultados”.

Por su parte, Mónica Schinaider, de Hunter College, City University of New York -quien sigue el “legado” de Pellicer en el establecimiento- aseguró que la iniciativa sigue funcionando “gracias al esfuerzo de todos”.

“Esto se hace a fuerza de pulmón, pese a que la Universidad de Hunter y Canisius son instituciones grandes. Son instituciones y los que hacen el programa es la gente”, garantizó.

Para Schinaider, la experiencia siempre es “renovadora” y, particularmente para ella, argentina, “un orgullo”.
“Disfruto que los estudiantes de Nueva York vengan y conozcan, interpreten y entiendan de la cultura de Latinoamérica”, indicó.

El cambio de la curiosidad

En la misma línea se pronunció Margaret Stefanski, de la Canisius College de Buffalo, Nueva York, quien puso el foco en el cambio “post viaje”

“El cambio es increíble. Muchos de estos chicos salen de su país por primera vez y, a veces, es la primera vez que salen de su propio estado, así que es un choque cultural increíble”, señaló.

“Pero al volver, que los tengo a menudo en mis clases, se puede ver la confianza que ganan, tanto en sí mismos como en sus habilidades lingüísticas. También, y esto creo que es lo más importante, les despierta una curiosidad por el mundo. Muchos, después de experimentar todo lo que han experimentado este mes en Mar del Plata, deciden seguir viajando. De repente, también, son más conscientes de lo que pasa en el mundo, algo muy importante en estos días para los americanos”, concluyó.

En Mar del Plata el programa está a cargo de las profesionales Andrea Menegotto y Adriana Cortés, quienes recibieron una lluvia de halagos por parte de quien fue el fundador del programa. “Nada de esto podría haberse logrado sin ellos”, aseguró Pellicer.

Subir