12 de septiembre de 2017
Comentarios

En esta nota

Del Hoyo Trío presenta su cuarto disco, “La Declaración”

El guitarrista, compositor y docente dio detalles del cuarto trabajo de estudio del trío que conforma con Martín De Lassaleta y Javier Puyol. Se presentará, por primera vez, este sábado, a las 22, en Dickens.

Del Hoyo Trío presenta este sábado su nuevo trabajo discográfico “La Declaración“. Se trata de un “disco de canciones”. Aunque instrumental, “en este caso, la que canta es la guitarra”, según Sebastián Del Hoyo, guitarrista, compositor y líder del trío de la escena del jazz marplatense.

El trabajo, realizado junto a Martín De Lassaletta en contrabajo y Javier Puyol en batería, podrá escucharse a las 22, en Dickens (Diagonal Pueyrerdón 3017).

Se trata del cuarto disco del trío, después de “Del Hoyo trío”, “Vitro” y “Causa y efecto”, y el quinto para Sebastián, que editó “Voz” como solista. “Busco con el título transmitir una imagen y con esa imagen y la música, que cada uno pueda construir su historia” define el artista sobre esta nueva producción. Vale señalar que el trío viene de presentarse con Lito Vitale Trío, Carlos Baglietto, Hilda Lizarazu en el ciclo “Música con energía”.

“Con el trío venimos trabajando hace 10 años y el hecho de estar siempre componiendo, a uno le da ganas de que lo que va apareciendo forme parte de un disco” indicó Del Hoyo, en una charla con LA CAPITAL en la que destacó que el material está compuesto por 9 canciones, todas instrumentales. “Si bien hacemos jazz buscamos que la música sea dentro de un formato canción, dándole importancia a la canción. Improvisamos luego, pero generalmente buscamos canciones y en este caso, lo que canta es la guitarra” apuntó.

– ¿Por qué “La Declaración”?

– El nombre del disco proviene de la canción La Declaración, que apareció en una composición mía a raíz de un cuadro de Felipe Jiménez, de la imagen, y es un bolero, es más romántica. Pero hay otra de las canciones, Siria, en la que trato de reflejar lo que se esá viviendo allí, es un poco más oscura o intensa.

– ¿Qué particularidad tiene la canción “posludio”?

– La hicimos con la participación de la Banda Sinfónica Municipal. Hicimos un trabajo con Perticoni y con Becerra, mis composiciones las tocó el organismo y eso se pudo grabar, en vivo, en el Colón y está en el disco. Es interesante escuchar cómo se expande el sonido del trío a los 30 músicos que integran la banda.

– ¿Cómo fue el proceso de composición de las canciones?

– Generalmente las armo en casa, llevo la estructura resuelta y, como nos conocemos hace mucho con Javier y Martín, en los ensayos cada uno le aporta su musicalidad, su toque.

– ¿Buscan generar sentimientos determinados en el público que escucha las canciones?

– Mi idea es que la música la disfruten todas las personas. Hay un estereotipo de que los músicos de jazz tocan para otros músicos. No. Me gusta que todos los que escuchen la pasen bien. Y juego con el título de las canciones, que traten de transmitir alguna imagen y que entre esa imagen y la música cada uno construya su propia historia. En este caso hay algunas melodías más rebuscadas, otras más simples. Con algo de bossa nova, un poco de rock, una fusión de ritmos y sonidos.

Subir