24 de febrero de 2017
Comentarios

Falleció el titiritero Hugo Adamini, de gran trayectoria en el teatro marplatense

Uno de los artistas más reconocidos en la ciudad falleció a causa de una complicación durante una intervención quirúrgica. Tenía 69 años.

El titiritero marplatense Hugo Adamini, dueño de una enorme trayectoria en el teatro y en la disciplina de los títeres, falleció el jueves último, a los 69 años.

De acuerdo a lo que publicaron sus amigos en la red social Facebook, el artista murió “tras una operación de bypass cuádruple”. Sus restos fueron enterrados ayer durante la tarde en el Cementerio local.

Fue autor de “Mamuelito y el unicornio”, una obra de teatro de títeres que escribió inspirado en la cancion de Silvio Rodríguez y que realizó con la compañía Los Gullis. La puso en escena infinidad de veces en El Vagón de los Títeres. También fue compañero del recordado Jorge Lauretti y el primer director del grupo de teatro de la Universidad de Mar del Plata.

En 1969 integró el Taller de Investigación teatral de Perla Prigojin. En 1971 fue miembro fundador del Grupo de Teatro Popular de Creación colectiva “La Manija”, que se reunía en el Teatro Diagonal de Mar del Plata. Allí fue compañero de Lauretti.

En la década del ’70, a poco de haberse abierto la Facultad de Humanidades de la entonces Universidad Provincial de Mar del Plata, estrenó la obra “De cómo los cielistas fueron arrasados por el aluvión zoológico. La obra subió a escena en el aula magna del recién estrenado edificio de Maipú y Marconi.

Desde la Facultad, en el ciclo 1974 se abrió el Curso de Teatro Universitario, del que fue docente con más de cien jóvenes en formación. Doce de ellos, en 1975, fundaron la agrupación “Taller de vida”, de investigación y creación colectiva, que contó con su dirección, de acuerdo a los datos que aportó una integrante de aquel taller, Araceli Gracia.

El golpe militar de 1976 interrumpió el trabajo del grupo y todo su trabajo siguió en la clandestinidad. Como sobreviviente de aquel período, Adamini emprendió su camino como titiritero.

“Todavía no termino de creerlo. Para mí y para muchos, es más que un maestro en el arte del teatro de títeres. También maestro en la vida. Más que un amigo también hermano del alma y un poco padre. Con un amor y una ética muy difícil de encontrar. Uno de los creadores de la sala El Vagón de los Títeres. Se que voy a estar muy triste, pero si aprendí de él, se que vamos a reponernos para seguir buscando “el Unicornio Azul”, dijo en su muro de Facebook Daniel Di Lorenzo, gestor de El Vagón de los Títeres, sala que en la actualidad se encuentra ubicada en Luro y Misiones.
Adamini había nacido el 29 de marzo de 1947.

Subir