20 de abril de 2017
Comentarios

En esta nota

Indignación por la liberación de banda que cayó con casi 100 dosis de LSD y billetes falsos

El Intendente renegó de la “justicia garantista”. El fiscal Moure apeló la medida dispuesta por el Juzgado 2 de Mar del Plata.

Parte de la droga y el dinero que transportaba la banda que cayó en Balcarce.

BALCARCE (Corresponsal).- La liberación de tres sujetos que circulaban en un automóvil de alta gama con casi 100 dosis de LCD, marihuana y billetes apócrifos causó indignación en los vecinos de Balcarce.

Fue a través de las redes sociales que repudiaron la medida adoptada por el juez de Garantías N° 2 del Departamento Judicial Mar del Plata, Saúl Errandonea, quien desestimó el procedimiento realizado por la Policía Comunal ante el llamado de un vecino al 911 alertando la actitud sospechosa de tres sujetos. En esas circunstancias, personal policial se encontró con la droga durante un cacheo que se realizó en el operativo de rutina.

El juez consideró que se afectó la intimidad de los tres jóvenes implicados y que no había motivo para detenerlos y por ende, anuló la causa. Tras evaluar los elementos incorporados, Errandonea consideró que existen “irregularidades en el accionar policial que revisten singular gravedad por su afectación a derechos y garantías trascendentales, tales como el debido proceso, la defensa en juicio, la intimidad personal y la inviolabilidad de la propiedad”.

Consultado por un medio local, el intendente Esteban Reino expresó al respecto que “creo que la Policía y la DDI -que cambió de jefe- están trabajando bien. En los últimos días se hicieron 6 ó 7 procedimientos por drogas. Se está trabajando bien pero tenés ciertas medidas de la justicia que no se pueden entender”.

El Intendente reflexionó que “la Justicia se ha alejado del sentido común. Sumarle el criterio de muchos jueces a la fría letra escrita en un libro hace que sea muy difícil de resolver muchos casos”.

En tanto, como abogado de profesión se mostró en contra de lo que se denomina “supragarantismo” y la teoría “Zaffaroni” teniendo en cuenta que “es impracticable para la Argentina y cualquier país del mundo”.

Y agregó que “es una teoría que está alejada de la realidad y por ende no conoce la realidad, lo que sufre la gente y el trabajo que desarrolla la Policía y la Fiscalía”.

Por último, resaltó la necesidad de contar con un juez de garantías en la ciudad que tenga otra visión distinta a la que se puede tener desde Mar del Plata.”Conocería de primera mano quienes están en el delito y dimensionaría el impacto social que causa dejar en libertad a estos sujetos”, apuntó.

Subir