La Capital - Logo

× El País El Mundo Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
La Ciudad 16 de abril de 2018

Interés de una comunidad religiosa para usufructuar los polideportivos

La solución a la falta de presupuesto podría llegar de la mano de los pastores evangélicos. Cuestionamientos al uso de los bienes del Estado. El proyecto debería ser aprobado por el Concejo Deliberante.

"Los diez millones de pesos están en las arcas del municipio, pero no hay resultados todavía", dijo el concejal Volponi.

La Pastoral Evangélica, cuya cara más visible es el religioso Omar Olier, estaría interesada en usufructuar los polideportivos municipales. Si bien desde el Ejecutivo municipal no existió comunicación oficial, no desmintieron la propuesta y reconocieron charlas informales.

El pastor Olier, que se encuentra al frente de la congregación “Dios es Amor” que funciona en la avenida Independencia al 1600, se reunió días pasados con el intendente municipal Carlos Arroyo para proponerle hacerse cargo de los polideportivos municipales que todavía no pudieron inaugurarse debido a la falta de fondos en distintos barrios de la ciudad.

Si bien ya están en funcionamiento los complejos deportivos ubicados en los barrios Las Heras, Libertad y Colinas de Peralta Ramos, todavía quedan por abrir los situados en Camet (construido en un 50 por ciento de su totalidad) y el Centenario (terminado pero sin habilitar y con muestras de deterioro debido a la falta de mantenimiento).

El proyecto original

Cada centro fue ideado en forma conjunta con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), para romper con la dicotomía de centro-barrios y armando centros en los barrios, como un lugar gratuito para la práctica de deportes y la realización de actividades culturales, recreativas y educativas destinados a los vecinos del barrio.

Los mismos cuentan con una superficie de 2.500 metros cuadrados para uso público, pileta semiolímpica de 25 por 12 metros con una profundidad comprendida entre 1,10 a 1,60 metros, un gimnasio polideportivo con piso profesional, un salón de usos múltiples de 360 metros cuadrados más 4 aulas, playón y espacio verde.

¿Solución?

Los que ya están en funcionamiento, tanto en los barrios Las Heras como en Libertad y Colinas de Peralta Ramos, fueron inaugurados durante la anterior gestión municipal, mientras que los ubicados en el Centenario y Camet todavía no pudieron abrir sus puertas aunque las obras macro ya están terminadas. Desde que asumió la actual gestión municipal, en diciembre de 2015, se explicó que no se pudieron concretar por falta de presupuesto.

Si bien reconoció la existencia de “cierto interés” de la congregación religiosa en cuanto al uso de los polideportivos, el titular del Emder Carlos López Silva respondió que “no hubo ninguna conversación formal”, al ser consultado por LA CAPITAL.

Setenta millones

De todas formas, el funcionario aclaró que “toda decisión corre por cuenta del Departamento Ejecutivo y del Concejo Deliberante”. A su entender, calculó en “unos 70 millones de pesos” la suma necesaria para “cancelar la deuda del gobierno anterior y terminar los restantes”.

Por su parte, el pastor Omar Olier optó por no hacer declaraciones aunque no negó el interés de los religiosos que representa en el tema. “No hay nada oficial”, dijo.

En primera instancia, podrían usufructuar uno de los polideportivos ubicados en barrios populosos como Libertad, Las Heras o Centenario, que está terminado pero no habilitado ya que cuando fue el recambio de gobierno en 2015 “solo le faltaba conectar el gas” pero el paso del tiempo y la ausencia de mantenimiento provocaron cierto deterioro.

Transferencia

El proyecto, que se pondría en marcha de manera progresiva, incluiría hacerse cargo del funcionamiento y mantenimiento de los cinco a través de una fundación.

Los interesados advirtieron que cuentan con experiencia en la materia, ya que armaron una cancha de fútbol en una manzana del barrio Belgrano que les cedieron.

De todas formas, cualquier transferencia de administración o de dominio de un bien del Estado necesita tener acuerdo del Concejo Deliberante.

En los polideportivos se invirtieron entre 250 y 300 millones de pesos, con dinero de los contribuyentes. “¿En el marco de qué políticas públicas se cedería ese patrimonio a una entidad particular?”, se preguntó un concejal de la oposición a propósito de estas versiones.

Decisión delicada

“Es una decisión de alto voltaje político transferirle un bien del Estado a una institución, más si es una institución religiosa, porque entonces puede venir una congregación de otra creencia a reclamar por qué a unos sí y a otros no”, analizó un ex funcionario municipal.

Además, se preguntó, en caso de aprobarse el proyecto, “¿qué políticas públicas tiene este gobierno para los vecinos que no tienen acceso a un natatorio o a un curso de apoyo escolar? ¿Qué dice el Plan Estratégico?”.

Los polideportivos fueron concebidos como parte de un programa integral de políticas públicas enfocadas en el desarrollo urbano. Por eso la diversidad de actividades, gratuitas, destinadas a los vecinos.

En la primera semana de apertura de los complejos, recordó el político hoy en la oposición, se “inscribieron 7 mil vecinos” en cada uno de ellos y actualmente, en algunas actividades, hay lista de espera ante la falta de cupo.