13 de agosto de 2017
Comentarios

Joven bailarina busca ayuda para concretar una beca en Estados Unidos

Fue seleccionada para la academia de Andrei Vassiliev

La joven bailarina Valentina Facal, de 13 años, ganó una beca para perfeccionar su técnica en Estados Unidos, en la Vassiliev Academy of Classical Ballet, durante el invierno de 2018. Oriunda de Necochea, llega tres veces por semana a Mar del Plata para estudiar en Mation in Brunetti y tomar clases particulares con Monthserrat Oteguí.
Sus padres, Guadalupe Montes de Oca y Marcelo Facal, ambos docentes necochenses, dieron a conocer la esforzada historia de la adolescente con el fin de obtener ayuda económica para que pueda realizar ese viaje y acceder a la beca de un mes en Nueva York.
Valentina tomó clases en Córdoba con el maestro ruso Andrei Vassiliev, a cargo de la mencionada academia, y tras el seminario quedó seleccionada entre las becarias. Ahora, sus padres buscan financiación para el periplo. “Ella tiene becada una parte del viaje: el 45% de las clases y el 30% de la estadía”, contó a LA CAPITAL su mamá, Guadalupe Montes de Oca.
“Hasta ahora hemos podido bancar todo nosotros, somos docentes y vivimos de nuestros sueldos”, dijo. Al dinero en combustible y la necesidad de comprar un auto más nuevo para poder realizar los tres viajes semanales, se suman otros gastos propios de la disciplina artística. “Hacemos todo el sacrificio y estamos tratando de ver qué otra mamá de alguna bailarina seleccionada va a viajar a Estados Unidos, porque la beca es de treinta días y sostener dos viajes es imposible para nosotros”, agregó, con la intención de que esté acompañada por algún adulto durante su permanencia en Estados Unidos.
Guadalupe no descarta escribirle a la gobernadora María Eugenia Vidal para soliciatarle ayuda. En ese sentido, sabe que una ayuda económica del Estado o de algún sponsor privado sería útil a los fines de los costos. Por eso difundió el correo electrónico de su esposo: [email protected]
“Valentina tiene muchas condiciones, sabemos que tendría que estar viviendo en Buenos Aires (para perfeccionarse aún más) pero no podemos sostenerlo. Y es chica para vivir sola. La beca sería una puerta muy grande, la podrían conocer otros maestros, podría ser una gran experiencia para ella”. Y contó que con su papá Marcelo realiza un adecuado entrenameinto corporal, ya que es docente de educación física y quien la trae a Mar del Plata después de que sale de la escuela.

Subir