18 de octubre de 2016
Comentarios

En esta nota

La terrible muerte de Yazmín: antes de ser abusada fue quemada y golpeada

LA CAPITAL accedió en exclusiva a reveladores detalles de la causa. La bebé de 11 meses tenía quemaduras y golpes en distintas partes de su cuerpo. Para los investigadores, el fin del maltrato fue causarle la muerte.

Foto Facebook

Yazmín Milagros, la bebé de 11 meses asesinada, tuvo un muerte terrible: además de haber sido abusada también había sido golpeada y quemada en distintas partes de su cuerpo.

Así pudo confirmarlo LA CAPITAL en base al resultado de la autopsia. Por el crimen de la bebé, la justicia detuvo el lunes a la noche a sus padres, Lucía Sosa (33) y Héctor Picart (52). Ayer a la mañana fueron llevados a tribunales donde frente a la fiscal María Isabel Sánchez se negaron a declarar.

Este medio accedió en exclusiva a algunas de las conclusiones de Omar Cerillano, el especialista que realizó la autopsia en el cuerpo de la bebé y que constan en el expediente judicial. Yazmín tenía golpes en la muñeca, la axila, la pantorrilla y un moretón de, al menos, tres días en la zona del sacro. Pero no sólo eso: su cuerpo también demostraba que había sufrido quemaduras en la pierna derecha y había sido sometida a un intenso calor en el pie y el talón. “El fin del maltrato realizado sin dudas con alevosía dada la imposibilidad de defensa de la víctima fue causar la muerte a corto o mediano plazo de la bebé”, afirmó la fiscal María Isabel Sánchez al redactar el pedido de detención de los padres de Yazmín en lo que los acusó de “abuso sexual gravemente ultrajante seguido de muerte”.

Según la reconstrucción realizada por este medio, el sábado 8 de octubre al mediodía Lucía Sosa y Héctor Picart llevaron de urgencia a su bebé de 11 meses al Hospital Interzonal de Agudos: estaba sufriendo un paro cardiorespiratorio. Los médicos lograron reanimar a Yazmín, la entubaron y la derivaron al Hospital Materno Infantil, donde quedó internada. Hasta ese momento los padres no eran sospechosos. Pero el domingo, el caso tuvo un giro brusco. La titular de la Comisaría de la Mujer, Romina Llobet, se enteró de la internación de la nena y fue hasta el Materno Infantil para hablar con los médicos. Tomó la decisión al enterarse de que la bebé era hija de la pareja que ella había investigado unos años atrás por la muerte de otro hijo. Su decisión fue clave: sospechaba que algo había pasado como en el caso anterior que luego derivó en que a la pareja le quitaran la custodia de sus hijos.

En ese contexto, Llobet presentó la denuncia de oficio y en el caso intervino la fiscal María Isabel Sánchez. El lunes, finalmente Yazmín falleció. Y la autopsia confirmó su terrible muerte: había sido quemada, golpeada y abusada.

Subir