30 de April de 2009

"Está complicado para Gallego"

Eduardo Commisso habló del pasado y el presente de Independiente. Quien fuera multicampeón con el equipo Avellaneda en la década del 70, está radicado hace casi treinta años en esta ciudad y ahora se hizo cargo de la escuelita de fútbol de la Peña Roja ma

Commisso se radicó en Mar del Plata en 1981 y se alejó del mundo del fútbol. Ahora vuelve para dirigir la escuela de la Peña Roja.

Eduardo Commisso integró aquel recordado equipo de Independiente de Avellaneda que se cansó de ganar títulos internacionales en la década del 70'. Jugó con Pastoriza, con Santoro, con Bochini y Bertoni... Con los rojos festejó en cuatro copas Libertadores, en dos Interamericanas, ganó la recordada Intercontinental a un partido -y de visitante- frente a Juventus, y además se adjudicó dos campeonatos locales. Commisso era el marcador de punta derecho de aquel equipo ganador.

Sin embargo, en los albores de la década del 80 y con 31 años, Commisso abandonó la práctica activa ("había perdido la motivación y no quería que el fútbol me dejara a mi", dice) y se radicó en Mar del Plata junto a su familia, para encarar distintas actividades comerciales.

Aquí se mantuvo con bajo perfil. No jugó profesionalmente en equipos de la ciudad ni fue técnico. Apenas si despuntó el vicio de jugar en los certámenes de veteranos.

Hasta que hace algunos meses, ante una propuesta de la Peña Roja Ricardo Bochini, Commisso se decidió por hacer docencia, coordinando la escuelita de fútbol que desde hace un par de semanas funciona con éxito y está destinada a chicos de entre 6 y 12 años.

"Arrancamos con chicos de Independiente pero la escuela está abierta para todos los pibes. Me llamó la atención que los padres son de Independiente. En realidad, en una época Independiente fue sensación en Mar del Plata. Y también ayuda que la gente de la Peña trabaja muy bien. La verdad que es muy buena gente que trabaja sin intereses particulares. No reciben nada por lo que hacen y uno los ve que se ponen locos por conseguir micros y organizar viajes. Y ahora también con esto de la escuela", dijo Eduardo Antonio Commisso a la hora de hablar de la escuelita de fútbol que encabeza (ver aparte).

Tras el fútbol, Mar del Plata

"Cuando terminé mi carrera en Estudiantes (NdR: tras su fructífero paso por Independiente jugó tres años en el Hércules español, un par de meses en Chacarita y finalizó en el elenco platense) apareció la alternativa de venir a Mar del Plata con mi mujer. Siempre nos había gustado esta ciudad. Inclusive con el dinero que me habían dado por el pase a España yo había comprado un par de lotes acá. Ya tenía claro que iba a vivir en Mar del Plata. En esa época no teníamos tantas vacaciones como ahora. Porque Independiente hacía muchas giras internacionales. Pero la semana que tenía siempre veníamos acá. Ibamos a Punta Mogotes. Y la verdad que siempre nos atrajo Mar del Plata", confió sobre su llegada definitiva a la ciudad.

"Mi primer partido amistoso con la primera de Independiente fue acá. El técnico era Pedernera, en el 69 y lo llaman para entrenar la Selección. Entonces surgió un partido acá y yo entrenaba pero todavía no había empezado el campeonato. Un amistoso con San Lorenzo de Mar del Plata. Después volvió Pedernera y me hizo debutar oficialmente, como titular, frente a River. Ganamos 1 a 0 en la cancha de Racing", recordó.

"Me acuerdo mucho de los torneos de verano de entonces.

Del 69 en adelante jugué todos y eran a muerte. No era como ahora un campeonato al que los equipos no le dan importancia. Ahí nadie reservaba a los titulares. Acá venían todos" dice rememorando aquellos torneos de verano que convocaban multitudes en el ya desaparecido estadio San Martín.

"En el estadio San Martín hicimos historia, en la época en la que el "Gordo" Martínez organizaba esos torneos de verano. Había mucha gente del espectáculo que iba a ver los partidos. Cada uno de esos juegos era una fiesta pero nadie los quería perder. En esa época todos los partidos eran importantes", agregó.

Y de aquí también tiene algunos recuerdos no tan buenos. ¿Cómo olvidarse de aquel 5-0 que Kimberley le propinó a Independiente en el estadio San Martín en 1970.

"Kimberley andaba bien. Nunca me olvido de ese 5 a 0. El "Cholo" Ciano cada vez que me ve me recuerda ese partido y le digo "Cholo" ¿no tenés otra cosa para hablarme? ¿No me podés hablar de un partido que hayamos ganado?

"Eran épocas en las que había mucha diferencia con los equipos del interior, algo que ahora no sucede. Por eso el equipo que participaba del interior en los Nacionales no tenía demasiado protagonismo. Hoy es distinto, porque en el interior hay equipos que están bien económicamente y arman planteles muy competitivos. Igual aquel Kimberley tenía buenos jugadores..." analizó.

El Independiente de entonces y el de ahora

"Yo tengo los mejores recuerdos de esa época. Gané nueve títulos con Independiente en esos años. No sé cuántos pueden decir lo mismo. Entre los cuales está haber sido campeón Intercontinental contra Juventus, en un solo partido y de visitante", se enorgullece al hablar de su pasado como futbolista en el club de sus amores.

"Aquellas Copas eran otra cosa. Esos eran batallas, no eran partidos. Había que prepararse psicológicamente para afrontar cada uno de esos partidos. Con ese Independiente viajábamos muchísimo. Una vez, con el "Chivo" Pavoni habíamos hecho el relevamiento de partidos jugados en un año y eran más los amistosos que los oficiales. Porque jugábamos todos los miércoles amistosos. Por ahí hacíamos giras de 40 días. Los lugares que conocí por Independiente son espectaculares: Hong Kong, Indonesia, Grecia, Turquía, la ex Yugoslavia...", rememora.

Y enseguida, cuando se le pregunta por el presente de Independiente, su gesto emocionado cambia rápidamente para darle lugar a la preocupación.

"Este presente lo sufro, porque yo soy hincha de Independiente. Fanático. Me preocupa el nivel del equipo, porque no da la sensación de estar armado y protegido. Es una cosa cuando va para adelante y otra del medio hacia atrás. Del medio hacia delante tiene buenos jugadores, pero atrás le cuesta armar una defensa sólida", se lamenta.

"Me llama la atención que los jugadores que vienen andaban bien en otros clubes. Moreira jugaba bien en Central. Y ahora no sabe salir jugando, no marca... Mareque también era otra cosa en River... Y además está la cuestión del estadio. Uno de los inconvenientes surge por tener que poner mucho dinero para el estadio y no poder armar un equipo competitivo", agrega sobre el análisis del difícil momento deportivo que atraviesa el equipo de Avellaneda.

"Pero la apuesta de Comparada es muy buena. Porque no servía tener jugadores a préstamo y está bien el hecho de comprar jugadores. Y lo de la cancha también es elogiable, porque Independiente va a tener la mejor cancha de Sudamérica. Me parece que Comparada ha hecho las cosas bien, pero los resultados deportivos no se están reflejando en la cancha", acota enseguida, dejando en claro que más allá de los resultados apoya la gestión del actual presidente de la institución.

Consultado por los puntos fuertes de este Independiente y los puestos que reforzaría Commisso hizo su análisis de la situación.

"Hace falta un nueve de área, como era el "Tanque" Denis. Alguien como Pavone. Un cinco como el chileno Gary Medel también. Y de los que están Gioda me gusta mucho y Assmann está funcionando bien. Para mí está dando muchos resultados porque además hay que tener en cuenta que es un pibe. El trabajo de Pepé con los arqueros de Independiente es muy bueno. Gabbarini, Ustari, Assmann... Pepé es un tipo fenomenal", dijo a la hora de destacar el trabajo del amigo, Miguel Angel Santoro.

Por último habló del reemplazante de Pepé, el técnico que llegó para intentar revertir el momento futbolístico de Independiente: "Está complicado para Gallego. Yo creo que él apuesta a redondear una buena campaña y después tirarse a sumar jugadores importantes para el campeonato que viene. Pero la verdad que lo veo difícil".

Hace escuela

Las clases de la escuela de fútbol de la Peña Roja se dictan lunes, miércoles y viernes. A partir de las 18 para los chicos de 6 a 8 años y desde las 19 para los pibes de 9 a 11 años.

La escuela se lleva a cabo en Cancha Balón 5 (Moreno 3545) y los interesados podrán comunicarse al 493-0137. Los primeros 50 inscriptos recibirán la camiseta de la escuela sin cargo. El sueño de quienes comenzaron con esta iniciativa es que un futuro "un pibe surgido en la escuela pueda pisar el césped del nuevo estadio, defendiendo los colores de Independiente" sintetizó Carlos Baino, presidente de la Peña Roja.

Subir