15 de November de 2011

Quilmes echó a Daniel Maffei

Al DT le justificaron la resolución por "presiones de la gente y del periodismo".El estadounidense Britton Johnsen, además, fue despedido por problemas físicos. Lo reemplazaría el alero James Maye, que jugó la primera fase para Obras Sanitarias.

El entrenador Daniel Maffei fue a Quilmes pensando que se iba a reunir con los directivos para analizar nombres de refuerzos. Y se encontró con el despido.

Daniel Maffei, acaso imprevistamente, dejó de ser anoche el entrenador del equipo de Liga Nacional de Básquetbol de Quilmes, cuyos dirigentes decidieron prescindir de sus servicios.

El propio DT le confirmó anoche su salida a LA CAPITAL. "Está confirmado, no soy más el entrenador del equipo. Nos juntamos para analizar los extranjeros que íbamos a traer y terminaron la reunión diciéndome que no podíamos continuar", afirmó el nicoleño.

Más allá de la mala campaña, Maffei afirmó que los dirigentes le justificaron su decisión "en las presiones que recibían de la gente y del periodismo". "No sé, habrán recibido amenazadas de muerte...", ironizó.

"Comprendo la decisión, pero no la comparto. Yo estaba convencido que con americanos buenos íbamos a levantar. Y los dirigentes habían entendido que era necesario destinar otra plata para los extranjeros. Con el dinero que teníamos libre del contrato de Román González, si seguíamos trayendo americanos de 5.000 dólares no ibamos a levantar nunca. Ahora iba a hacer un esfuerzo e iban a venir mejores jugadores. Me da la sensación de que yo me comí las verdes y vendrá otro que se comerá las maduras".

"No puedo confirmar, obviamente, ni un sólo movimiento de extranjeros. Tenía entendido que James Maye iba a llegar mañana (por hoy), pero ahora supongo que quedará a evaluación del nuevo entrenador. Hoy (por ayer) yo había hecho llamadas telefónicas desde las 7 de la mañana hasta las 2 de la tarde y tenía casi arreglado a un pivote. Iba a la reunión para confirmarlo, pero ahora no sé en qué quedarán todas esas gestiones", finalizó.

Los dirigentes, en tanto, se llamaron a silencio y no respondieron a las requisitorias periodísticas. En cuanto a los movimientos del equipo, está confirmado que el primer "corte" es el de Britton Johnsen. El estadounidense era de lo más rescatable del equipo, pero sus problemas en una de sus rodillas se habían agudizado en Río Tercero y no podía seguir. En principio, su reemplazante será James Maye, un alero de 2.01 metros y 30 años que jugó 6 partidos de la primera fase para Obras Sanitarias y finalmente fue descartado por el entrenador Julio Lamas. Pese a que alcanzó un 60% en triples, promedio allí 9 puntos y 23 minutos por juego. Como se ve, nada deslumbrante. Hoy este jugador (registra el curioso dato de tener nacionalidad libia, además de la estadounidense) estaría en Mar del Plata.

La intención era también sumar antes del fin de semana a un interno extranjero para recambiar a Louis Truscott o a Rolando Howell.

En cambio, no habría, de momento, recambio de nacionales. Esta decisión tiene una historia muy controvertida detrás. Todos los medios, en su momento, informaron que Axel Weigand había llegado como recambio temporario por la lesión de Facundo Piñero.

Sin embargo, anoche también se confirmó plenamente que al platense se lo anotó en la AdC para cubrir la ficha de Román González. En consecuencia, Quilmes ya se gastó una de dos posibilidades de realizar un recambio técnico y le queda sólo otra. Por lo tanto, ahora pensarán bien antes de traer a otro jugador.

Este es el panorama con el que se encontrará el nuevo entrenador antes de los cotejos de este fin de semana ante Juventud Sionista y San Martín de Corrientes, este último muy importante en la pelea de los últimos lugares.

Subir