16 de December de 2014

Más de 100 años de pasión, de Mar del Plata para Argentina

por Vito Amalfitano

Francisco Mústico y Walter Zunino, en una producción de LA CAPITAL. Los goles históricos a Boca y River.

Allard, Doulfus, Sillard y Wiriott fueron los ingenieros franceses y propietarios de la Sociedad Nacional de Trabajos Públicos de París que construyeron el Puerto de Mar del Plata y que, sin saberlo, le dieron el nombre al Club Atlético Aldosivi, que cumplió 100 años en 2013 y que el 29 de octubre de 2011 entró en la historia grande del fútbol argentino al convertirse en el primer equipo que le ganó a River en su inédita incursión en el ascenso.

Al-Do-Si-Wi eran las primeras sílabas de esos nombres pero como la W no se utilizaba en las direcciones telegráficas, se cambió por la V al fundarse el club el 29 de marzo de 1913 en la confitería ?El Recreo?, de 12 de Octubre y Martínez de Hoz de Mar del Plata, la ciudad turística costera más famosa de Argentina y una de las más grandes de América.

De la fundación a los triunfos ante Boca y River

Los ingenieros franceses no imaginaron nunca estos 100 años y monedas de Aldosivi, que justamente se gestó y creció en el corazón de ese Puerto de Mar del Plata que ellos construyeron.

Aquel hito ante River en el Nuevo Gasómetro era también impensado por los ingenieros franceses y para los fundadores, pero no fue el único en la historia de Aldosivi. Otro, que toda Mar del Plata recuerda, es lo que se denominó "Bombonerazo", una victoria nada menos que sobre Boca y en primera división, en un torneo oficial, el Campeonato Nacional, en el mítico estadio que por esos tiempos parecía inexpugnable para los equipos chicos o del interior. Fue el 11 de noviembre de 1975 y Aldosivi se impuso a Boca en la Bombonera por 2 a 1, con un gol sobre el final de "Manija" Mústico, quien para muchos quedó, después de esa noche, como el máximo ídolo de la historia del club, porque además fue goleador durante muchos años y ahora sigue ligado a la institución.

En aquel alumbramiento, con el primer presidente, Pedro Seré, también primer presidente de la Liga Marplatense de Fútbol,-que también en este 2013 cumple 100 años-, Aldosivi jugaba con los colores de la bandera francesa, con camiseta blanca y vivos azules y rojos, en honor a aquellos ingenieros que inspiraron el nombre del club.

Pero en la década del ?30 la leyenda tuvo un giro sorpresivo. Un par de socios fueron a una añeja tienda, que después fue la famosa ?Famularo?, en Independencia y Rivadavia, en el centro de Mar del Plata, para conseguir telas de regalo para las camisetas del equipo que jugaba en la segunda de ascenso. El dueño del lugar no quiso saber nada, pero la hija, Aurora, que estaba escuchando desde atrás, cuando los muchachos se estaban yendo con las manos vacías, los llamó y les dijo que pasen en una hora. Cuando volvieron Aurora les tenía separadas unas telas que le sobraban a la casa, de color verde y amarillo. Así nació la camiseta tradicional de Aldosivi, que se reeditó casi como una réplica justamente en ese partido histórico ante River, con bastones finos verdes y amarillos, muy similar a aquella que también lució en la noche inolvidable de la Bombonera.

Los pibes, Amato, Camoranesi y el ascenso

En realidad, las imágenes de aquella victoria y aquel gol inolvidable son en blanco y negro -en realidad, el único registro lo tiene el archivo del periodista Gonzalo Bonadeo-, y ahora los pibes que andan por las calles de Mar del Plata con la camiseta de Aldosivi pueden recordar, para alimentar su pasión, estos goles en colores frente a River, los cabezazos de Furios y Zunino, el festejo de todo el equipo y de ?Teté? Quiroz, el entrenador...

Esas camisetas de Aldosivi que se multiplican en las calles, con los pibes que se suman, se originan probablemente en esa decisión de trascender a nivel nacional que se recuperó con los directivos Oscar Salerno y Alberto Valastro a partir del título de campeón marplatense 1989 y empezar a participar en todos los torneos del interior desde abajo, con gran persistencia, aunque con altibajos en los resultados. En el inicio de esa etapa aparecía en el ataque la potencia de un hijo dilecto del club, Gabriel Amato, quien luego se destacara con varias camisetas a nivel nacional, entre ellas Boca y River, nada menos, e internacional.

También en ese período pasó por Aldosivi nada menos el volante Mauro Camoranesi, quien muchos años después, en 2006, se consagrara campeón del mundo con la selección de Italia. Camoranesi jugó en Aldosivi 34 partidos entre 1994 y 1995 y marcó 4 goles.

Ya con Alberto Valastro al frente, en una etapa de recomposición institucional, y con Andrés Rebottaro como entrenador, Aldosivi consiguió el histórico pase a la Primera B Nacional, la máxima categoría de ascenso en Argentina (en la que permanece ya como un clásico participante), el 9 de julio de 2005, con una victoria en Córdoba ante Racing de esa ciudad, por 3 a 2, en el segundo partido de la promoción que se había abierto con un 1 a 1 en Mar del Plata.

De la prosapia francesa a la italiana

Un centenario antes de esta época refundacional en Aldosivi, el club fue tan precursor del fútbol de Mar del Plata que protagonizó el primer partido oficial de la "Liga de Football" de la ciudad, una caída en el Puerto ante el equipo Pedro Luro por 5 a 3.

Después vino una larga etapa como protagonista de los torneos de ascenso, deambulando por distintas canchas de la ciudad, hasta que en 1955, con la instalación en ese campo del Ministerio de Obras Públicas, emplazado en el lugar dónde fundaron el Puerto aquellos ingenieros franceses, arrancó un nuevo tiempo de permanencia en primera división. Paradójicamente, desde ese emplazamiento Aldosivi dejó la etapa "francesa" y pasó a ser el club de los inmigrantes italianos, porque son los que se asentaron en el Puerto de Mar del Plata a partir del flujo posterior a la segunda guerra mundial.

Uno de esos "tanos", Salvador "Tatore" Vuoso, fue una de las leyendas de Aldosivi, que en esa época era un humilde pescador, lo iban a buscar al Puerto en camión, dónde se cambiaba para ir a la cancha y hacer goles en cardumenes, tanto que en 1958 llegó a la marca de 30 tantos, en la previa al ascenso de 1959.

El Tiburón y los sueños por cumplir

Pero el primer título en primera marplatense llega en 1973, con otros dos nombres destacados en su historia, Adolfo López como presidente, Alfredo Cortez como DT. Y justamente con Francisco "Manija" Mústico como emblema dentro de la cancha nace una nueva leyenda, la del Tiburón. Porque la tarde del 20 de octubre de ese año, tras el 6 a 0 al Boca local en el estadio San Martín, un Tiburón de 15 metros fue seguido por miles de hinchas por las calles de la ciudad en el festejo.

Asomó el tiempo de los nacionales y el "Bombonerazo" pero en el 81 llegó un nuevo descenso, que afortunadamente solo le duró hasta 1983. A partir de ahí todo fue en escalada.

Conjuntamente con el gran ascenso a la B Nacional en 2005, Alberto Valastro y la gente de Aldosivi iniciaron una lucha para que Aldosivi vuelva a su sitio, a la vieja cancha de Ministerio, al corazón del Puerto. A su espacio. A su lugar. Algo que viene de sus entrañas, de su mismo nacimiento. No lo comprendieron las autoridades en su momento y ahora el sueño, con la posta que tomó José Moscuzza como presidente,-con el querido Juan Matera como vicepresidente, que siempre acompañó y que nos dejó hace muy poco-, y con las obras en marcha, apunta al estadio propio en el predio Tatore Vuoso, un poco más hacia el Sur de este Puerto de Mar del Plata. Aunque no se abandona aquella quimera de volver al punto de partida, a dónde los ingenieros franceses fundaron el Puerto, dónde se asienta una identidad que cumple 100 años. El lugar en el mundo de un Aldosivi, que ahora da el último gran salto en lo futbolístico, el ascenso a la elite del fútbol argentino.

Del gol de ?Manija? Mústico al de Zunino, De Don Pedro Seré a Alberto Valastro y José Moscuzza y Juan Matera. De Alfredo Cortez a Tito Rebottaro. Aldosivi 100 años. Del equipo del Puerto al equipo de Mar del Plata. Siempre destino de grandeza.

* Artículo publicado por el autor en la revista oficial de la Conmebol, Confederación Sudamericana de fútbol, en septiembre de 2013, para toda América, por los 100 años de Aldosivi (ampliado y actualizado).

Subir