La Capital - Logo

× El País El Mundo Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
25 de May de 2015

Aldosivi, la pesadilla de los grandes

El equipo marplatense se quedó con el invicto de Arruabarrena, líder del campeonato. Tuvo a un Campodónico sensacional y fue contundente para aprovechar lo que generó. Se impuso con goles de Matías Lequi, Roger Martínez y Angel Vildozo. Un triunfo para el recuerdo.

Histórico 3 a 0 a Boca en La Bombonera

por Víctor Molinero

Enviado especial

BUENOS AIRES.- Aldosivi no para de soñar. Sus hinchas se frotan los ojos, las manos, no lo pueden creer. Aldosivi llegó a Primera División. Y parece que no lo hizo para ver qué pasa. Ahora quiere demostrar que llegó para instalarse. Anoche, en La Bombonera, el equipo de Fernando Quiroz dio otra muestra de ello, dando un golpe de esos que quedan en la historia. Es que el elenco portuense goleó a Boca en su cancha por 3 a 0, por la decimotercera fecha del torneo de fútbol argentino. Le quitó el invicto al líder del campeonato y se "cargó" a otro grande, después de la victoria conseguida el mes pasado ante San Lorenzo en el Minella.

Ayer, en un estadio desierto por la sanción que pesa sobre el club"xeneize", Aldosivi contó con un Pablo Campodónico sensacional para sacar todo en el primer tiempo y fue contundente para aprovechar lo que generó. Con goles de Matías Lequi, Roger Martínez y Angel Vildozo, el conjunto marplatense goleó en el mismo estadio donde se había impuesto en 1975, por el Torneo Nacional de aquel año. Para seguir prendido entre los diez primeros de la tabla de posiciones en un presente soñado.

De entrada nomás Boca comenzó a llegar con peligro al arco marplatense. Iban 2' cuando Peruzzi combinó con Osvaldo que, dentro del área, buscó una definición cruzada, a colocar, por sobre la cabeza de Campodónico, y la pelota se fue cerca del segundo palo.

Enseguida, a los 4', el dueño de casa tuvo una chance todavía más clara. Pablo Pérez metió un gran pase profundo para Andrés Chávez, que quedó cara a cara con Campodónico, pero perdió con el arquero cuando quiso definir cruzado.

Hasta que a los 7' Aldosivi dio el primer golpe de la noche. En un córner que hicieron corto desde la derecha, Alejandro Capurro metió el centro perfecto para que Lequi metiera un cabezazo sensacional que dejó parado a Orión y decretó el 1 a 0 parcial para los marplatenses.

El gol le dio tranquilidad al elenco de Fernando Quiroz que se abroqueló bien atrás, defendió cada pelota con fiereza y, cuando pudo recuperar, intentó jugar. Así, a los 12', Roger Martínez recibió sobre la medialuna después de una buena maniobra y remató suave, buscando un palo, pero encontrando una buena respuesta de Orión.

Sin embargo, Boca fue siempre el que propuso. Antes y después del gol de Lequi. Por eso Campodónico tuvo trabajo de sobra y una actuación sobresaliente en esos primeros instantes.

Es que el arquero volvió a ganarle un mano a mano a Chávez, sobre los 16', con un sensacional manotazo al córner tras el remate del ex Banfield.

De ese tiro de esquina de Lodeiro, que llegó desde la izquierda, Gago ganó de cabeza pero Lagos se interpuso sobre la línea y Campodónico completó la cobertura con una rápida reacción para atenazar el balón.

El arquero del conjunto marplatense volvió a lucirse a los 26', al sacar con su mano derecha un remate de chilena, desde muy cerca de Daniel Osvaldo.

En la continuidad de la jugada, Campodónico intervino justo para cortar un centro atrás de Daniel Díaz y enseguida León sacó sobre la línea el cabezazo de un Lodeiro que había capturado el rebote dentro del área grande.

Boca iba e iba, monopolizando el control de la pelota y llegando por los costados. A los 36', en un nuevo envío aéreo, Pablo Díaz cobró empujón de Lamberti sobre Lodeiro y sancionó el penal. Segundos después, Daniel Osvaldo ejecutó con suficiencia, cruzado, bajo y con derecha, y la pelota se fue junto a un poste. A esa altura Aldosivi resistía milagrosamente.

Campodónico también le ahogó el gol a Pablo Pérez a los 37'. Y controló bien un disparo desde afuera del área de Lodeiro.

Así, el primer tiempo se terminó con ventaja marplatense ante la incredulidad de propios y extraños. Boca había generado una gran cantidad de chances de gol. Hasta dispuso de un penal. Pero Osvaldo desperdició esa gran ocasión y Campodónico neutralizó las demás.

Para el complemento, en el reinicio del juego, Boca mantuvo esa postura dominante. No obstante, fue Aldosivi el que dispuso de la primera ocasión clara de gol, a los 4'. Combinaron bien Roger Martínez y Sand, y el experimentado atacante correntino le dio cruzado, ya dentro del área, forzando una buena respuesta de Orión que alcanzó a manotear la pelota al córner.

Y a los 10', en una gran corrida de Canever, que le ganó en velocidad al "Cata" Díaz, no llegó por centímetros Sand para conectar el envío rasante del lateral izquierdo.

A diferencia del primer tiempo, Aldosivi se mostraba más rápido para salir de contra. Con más espacios. Fue así como a los 12' Roger Martínez recibió cerca del área grande, dominó el balón, se perfiló, y sacó un latigazo de derecha que se metió abajo, junto a un palo.

Aldosivi ganaba 2 a 0 en La Bombonera para sorpresa de todos.

El segundo tanto impactó fuerte en el ánimo del equipo de Arruabarrena, que ya no tenía la claridad de la etapa inicial para llegar por los costados ni podía sorprender con pelotazos cruzados y que, además, perdió un jugador por expulsión de Pablo Pérez.

Aldosivi se abroqueló mejor cerca de su arco, Campodónico ya no fue tan protagonista (ya había sacado todo en el primer tiempo) y el equipo de Quiroz no pasó mayores sobresaltos hasta el final, más allá de alguna llegada esporádica del dueño de casa.

Por el contrario, a falta de 2' para el final, Aldosivi aprovechó un descuido defensivo en la salida boquense y el recién ingresado Angel Vildozo la terminó "picando" sobre la salida de Orión para poner el 3 a 0.

Al cabo, Aldosivi terminó redondeando anoche en La Bombonera otro triunfo histórico. Le quitó el invicto al Boca de Arruabarrena, prolongó su buen presente en Primera División y supo mantener esa racha ventajosa frente a los grandes del fútbol argentino.