La Capital - Logo

× El País El Mundo La Zona Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
29-08-2015

Jorge Amor Ameal, candidato a presidente

"La Bombonera y Boca no son divisibles, la reforma tiene que ser en el propio estadio"

Por Vito Amalfitano

Quien fue titular del club en el anterior período, se diferencia de otros postulantes y el oficialismo en cuánto a la decisión de quedarse en el mismo mítico estadio. E insiste con que hay que "volver a unir a la familia de Boca".

En el marco de la serie de charlas con los candidatos o precandidatos para las elecciones de Boca Juniors de diciembre próximo, -"la otra elección", bien importante en un país futbolero, después de las nacionales de octubre-, Jorge Amor Ameal le explicó a LA CAPITAL porque tiene el sueño de volver a ser presidente del Club de La Ribera.

"Los sueños hay que cristalizarlos, sino se quedan en eso. Todas las ideas y proyectos que fuimos elaborando en estos tres años y medio desde que perdimos las elecciones apuntaron a que el socio de Boca vuelva a tener el club que se merece, el más grande del país y uno de los más grandes del mundo", dice Jorge Amor Ameal en el comienzo de un amplio diálogo con LA CAPITAL que se produce en sus oficinas de San Telmo, bien cerca de la Boca y con una especie de Bombonerita montada con cantidad de jóvenes trabajando por la candidatura.

-¿Por qué quiere volver a ser presidente de Boca?

-Porque quedaron sueños inconclusos, no los pudimos realizar o terminar. Y el momento que está viviendo hoy nuestra institución nos tiene preocupados, nos duele todo lo que está pasando. Todo esto hay que revertirlo, cambiarlo, volver a darle felicidad a la gente de Boca, que nunca debió haber perdido. Se ha perdido mística, se ha perdido presencia en todos los estamentos dónde Boca tiene que estar, en la Conmebol, en la AFA... Esto hay que cambiarlo totalmente. Nosotros queremos otro club, dónde nosotros seamos la máquina y no el furgón de cola.

-Cuando pierde las elecciones en diciembre de 2011, Boca campeón, River en la B, se ofrecían pasaportes de regalo con la promesa de volver a Japón desde la otra lista que terminó ganando... ¿Usted imaginaba que iba a pasar esto, que Boca estuviera donde está, sin títulos importantes, sin viajar a ningún lado, sin el máximo ídolo y con un trato imperdonable para el máximo DT de la historia del club, entre otras cosas?

-No, la verdad que no. Realmente no era imaginable que esta gente pudiera cometer tantos horrores, ya más que errores. Jamás me lo imaginé. Pero bueno, acá hay que cerrar las heridas dejadas, volver a unir a la familia de Boca, terminar las discusiones del socio adherente, de Carlos Bianchi, de Riquelme, de la Bombonera...Con todo eso hay que terminar. Unir a la familia boquense para dar un salto a lo que realmente somos, el club más grande del mundo.

-A propósito, ¿cuál es la postura de Ameal sobre la Bombonera, mientras desde otros candidatos y desde el oficialismo se habla de la posibilidad de un nuevo estadio...?

-Nosotros tenemos una idea muy clara, y no hay otra posible para Boca. Nosotros pertenecemos al barrio de la Boca, la Bombonera, la Boca y Boca no son divisibles, la reforma tiene que ser en el propio estadio, que es el Templo. Nos iríamos a 78.000 espectadores, con un alto porcentaje de gente parada. No queremos perder sectores populares, no queremos perder la mística. Es mentira lo que se dice de FIFA. Es solo una recomendación, no una obligación lo de todo el público sentado. De una mentira no se puede hacer una verdad.

-Ahora, ¿realmente lo ve viable? Teniendo en cuenta la resistencia de siempre de algunos vecinos a vender sus propiedades...

-Para Boca todo siempre fue difícil. Todo nos cuesta. Nada se nos hace fácil. Pero nosotros hemos hecho un censo, más de un 95% está dispuesto a vender, hay un 5% que hay que persuadir. Estamos trabajando en la parte económica-financiera, en toda la cuestión arquitectónica. Son muy alentadores los informes pero para esto se necesita de todos. Por eso digo que primero hay que recuperar la unión de la familia boquense y a partir de ahí reafirmar nuestra mística y concretar efectivamente la ampliación de la Bombonera para sostener y reforzar esa identidad. La Bombonera es parte del gen boquense.

-¿Por qué cree que desde el oficialismo y otros candidatos fuertes se habla de la posibilidad de un nuevo estadio?

-Los que hablan de un estadio nuevo imagino que estarán convencidos de que la Bombonera está agotada. Para nosotros no está agotada. Para nosotros la Boca es presente, no es pasado, la Bombonera es presente y futuro, no pasado. Yo no me imagino a Boca jugando como local en otro estadio que no sea la Bombonera. Y creo que la mayoría de los hinchas no se lo imaginan. Ya dijo Carlitos el otro día lo que significaba entrar a la Bombonera...

-¿Cuál es el proyecto para las divisiones inferiores, qué es lo que se perdió y qué es lo que hay que recuperar?

-Hay que recuperar todo. Boca tiene que jugar a lo Boca. Boca no debe pensar en ser Barcelona. Boca tiene que recuperar la mística, una idea de juego unificada en inferiores como fue antes de esta gestión. Por eso el profesor Regenhardt va a volver a trabajar en el fútbol amateur. Por eso el Patrón Bermúdez estará en toda la coordinación, será el Director Deportivo del Club. Y Aníbal Matellán se encargará de la comunicación entre el fútbol infantil, amateur y profesional. Vamos a ser un equipo, con un plan y un proyecto que pondremos en consideración de los socios, y nuestra plataforma estará llena de ideas y de verdades, no habrá nada de marketing. Nosotros no somos candidatos de marketing.

-¿El técnico de primera división lo elegirá usted o "el Patrón" Bermúdez o ambos? ¿Tienen nombres en vista?

-Hoy el técnico que apoyamos es nuestro actual técnico, "el Vasco" (Rodolfo Arruabarrena). Nosotros creemos que "el Vasco" puede sacar a Boca campeón y considero que estos no son temas para plantear hoy. Porque no queremos hacerle ningún daño ni entorpecer el trabajo del cuerpo técnico y del plantel profesional. Y también le recomendamos a la Comisión Directiva que apoye con real convicción el trabajo del "Vasco" en esta instancia en la que estamos con todas las posibilidades para ser campeones. Más allá de eso, todo lo que tenga ver con el fútbol lo hablaremos siempre con el Patrón.

-¿Cuál es el enfoque para las otras actividades, más allá de la importancia excluyente del fútbol en un club como Boca? ¿Qué ocurrirá con el vóleibol, por ejemplo, que ahora lo ha abandonado el club pese a los éxitos de sus deportistas?

-Nosotros vamos a mantener las actividades que están hoy y algunas de las que se han ido las traeremos nuevamente. Y tenemos, además, la idea de llevar el club al barrio. Tener más disciplinas y llevarlas al barrio. Hoy Vélez tiene 28 disciplinas, por ejemplo. Queremos llegar a ese número, por lo menos. Hoy el club desaprovecha lugares. La Bombonera se cierra hoy y se desaprovecha, y además impulsamos una fuerte apertura hacia el barrio.

-Usted prácticamente sacrificó la presidencia en su momento por la defensa del ídolo. Si practicó aquello de que el club está por encima de los nombres. Y prefirió que se quedara el jugador más importante, a riesgo de perder la presidencia. Porque en esa lucha por Riquelme, en esa votación increíble que se dio por la especulación de Angelici, usted tuvo que ceder el Departamento de Socios...

-Yo estoy muy contento y tranquilo con mi conciencia en favor de Boca con lo que se hizo en su momento. Román es un hijo predilecto del club, un ídolo sin discusión. El que dice algo sobre "el vestuario" o algunas de esas cosas es porque realmente no conoció a Riquelme. Román ayudaba a los pibes de inferiores, lo mismo que hace hoy Carlitos. Carlitos vino a Boca porque realmente lo quiso, así como volvió Riquelme en su momento. Ellos sí quieren al club por sobre todas las cosas. Lo que hizo esta dirigencia con Riquelme fue una penosa injusticia. Nosotros tenemos que homenajear siempre a Román. A mi no me gusta hablar mucho de partido de despedida, si el homenaje permanente que Román se merece, dejarlo en paz, dejarlo tranquilo, y seguro él puede darle todavía mucho más a Boca.

-¿Qué lugar puede tener?

-A Román hay que escucharlo. Román es una persona inteligente, capaz, no es problema de ofrecerle algo sino de escucharlo. A él hay que respetarle sus decisiones y estados de ánimos pero él con nosotros tendrá el lugar que él desee y en el que crea que puede serle útil a Boca. Yo cuando tenía que arreglar un contrato con Román, sabía que la economía no era un problema. Por la predisposición de él y porque Román nos hacía ganar más plata y más campeonatos.

-¿Se siente presidente de Boca otra vez?

-Siento que vamos a ganar las elecciones. No me caben dudas. Porque lo siento en la gente, por como responden los vitalicios, los socios jóvenes, las mujeres, la gente que trabaja por este cambio, la gente del interior. Nos transmiten y nos hacen pensar que ganaremos las elecciones. Que no se tome a mal, lo decimos con toda humildad pero también con convencimiento.

-Usted hoy siente que volverá a ser presidente de Boca en diciembre. Ahora, ¿Qué pasa si Mauricio Macri pierde las elecciones presidenciales, como quedó perfilado en las PASO, y decide volver a presentarse como candidato a presidente de Boca?

-No hay ningún problema. Está en todo su derecho. Y nosotros presentaremos nuestras ideas, que estamos convencidos de que son las mejores para ganar y para que sea lo mejor para Boca en este tiempo. El debate será siempre será de ideas pero cada tiempo tiene su propuesta, sentimos que este es el nuestro.