La Capital - Logo

× El País El Mundo Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
4 de May de 2011

Europa endurece leyes de inmigración de norafricanos

La Comisión Europea presentó una iniciativa para endurecer las reglas del acuerdo de Schengen, que autoriza el libre paso por los países firmantes.

BRUSELAS, Bélgica.- La Comisión Europea presentó ayer una iniciativa para endurecer las reglas del acuerdo de Schengen (que autoriza el libre paso por los países firmantes), a fin de profundizar el control de las fronteras interiores de la Unión Europea (UE) frente a un aumento de emigrantes extra comunitarios norafricanos.

El documento de los 27 socios comunitarios se denomina "la Comisión propone una mejor gestión de la emigración a la UE", informó la agencia DPA.

De esta manera el titular de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, coincide con las exigencias que la semana pasada le plantearon en una carta el presidente francés, Nicolás Sarkozy, y el primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, para adaptar y flexibilizar el texto de Schengen, cuya primera versión data de 1985.

La Comisión Europea afirmó a través de un comunicado que "presentó iniciativas para crear un planteamiento más estructurado y global que permita a la UE reaccionar rápidamente ante los retos y oportunidades creados por la emigración, sobre todo en vista de los actuales acontecimientos que se están produciendo en el Mediterráneo".

Sin embargo, detrás de la iniciativa, que debe ser aprobada por los 27 países del bloque, se esconde el deseo de satisfacer a Roma y París, que se embarcaron en una agria disputa por un amplio contingente de inmigrantes tunecinos a los que Italia concedió visados temporales para que, entre otros países, pudieran continuar su viaje a Francia.

Según el comunicado firmado por Durao Barroso, las iniciativas "abarcan varios aspectos de la migración, incluidos la intensificación de los controles fronterizos y la gobernación Schengen, y la culminación del de sistema europeo común de asilo".

Asimismo, "la mejor orientación de la migración legal, el intercambio de mejores prácticas con vistas a la buena integración de los inmigrantes y el desarrollo de un planteamiento estratégico para las relaciones sobre migración con terceros países".

La propuesta se podría resumir en un endurecimiento de Schengen para fortalecer mejor las fronteras de Europa ante nuevas avalanchas de personas procedentes de países que protagonizan la denominada "primavera árabe".

"Es evidente que la UE necesita una política común sólida de asilo y migración, lo cual se puso aún más claramente de manifiesto en los últimos meses, dados los acontecimientos históricos que se están desarrollando en el Norte de África", comentó la comisaria de Interior de la UE, Cecilia Malmström.

"La UE hará honor a su vocación de refugio a quien necesite protección y, al mismo tiempo, será solidaria tanto con los países del Norte de África, que actualmente cobijan a la gran mayoría de los emigrantes de Libia, como con aquellos de nuestros Estados miembros que se enfrentan con el mayor influjo de emigrantes por mar", agregó.