28 de October de 2013

Denunciarán ante la CIDH la persecución política contra tres opositores en Bolivia

Se trata de los ex gobernadores Mario Cossío -refugiado en Paraguay- y Leopoldo Fernández, así como del senador Roger Pinto, que huyó a Brasil.

LA PAZ, Bolivia.- Presentarán hoy a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) denuncias de supuesta persecución política en Bolivia contra tres dirigentes opositores, uno de ellos refugiados en Paraguay y otro en Brasil, acusados por distintos delitos ante la Justicia boliviana.

Luis Vásquez, de la Fundación Nueva Democracia, explicó que en el 149 período de audiencias de la CIDH, que se realiza desde ayer hasta el 1 de noviembre en Washington, se analizará la situación de los ex gobernadores opositores de Tarija, Mario Cossío -refugiado en Paraguay- y de Pando, Leopoldo Fernández, así como del senador Roger Pinto, que huyó de la embajada de Brasil en La Paz y se refugió en ese país.

El presidente del Tribunal Supremo de Justicia de Bolivia, Gonzalo Hurtado, y autoridades bolivianas confirmaron que asistirán hoy a la audiencia pública de la CIDH.

Hurtado y el ministro de Gobierno (Interior), Carlos Romero, rechazarán que haya persecución política y explicarán las causas por asesinato de varios campesinos que se sigue contra Fernández, y de corrupción contra Cossío y Pinto.

"Luego de haber recabado información sobre los procesos contra las tres ex autoridades se rendirá un informe siempre velando por la independencia del Organo Judicial y la soberanía del país", dijo Hurtado, citado por la agencia DPA.

También reiteró que en Bolivia no hay persecución a ningún político o activista político. "Lo que sí existe es un proceso judicial en contra de Cossío, Fernández y Pinto", agregó.

Por su parte, el ex presidente boliviano Jorge Quiroga presentará otra demanda en contra del actual mandatario, Evo Morales, en la audiencia pública de la CIDH.

El ex mandatario denunciará que la postulación el próximo año de Morales a una tercera reelección vulnera la nueva Constitución Política del Estado en vigor desde 2009, que sólo permite una reelección sucesiva.

Morales cumplió un primer mandato con la vieja Constitución, un nuevo período según la actual Carta Orgánica y ahora aspira a su primera reelección.

"La desesperación de la oposición los lleva a hacer cualquier cosa sin fundamento, la supuesta demanda ante la CIDH de Quiroga no es viable", precisó el embajador de Bolivia en la OEA (Organización de Estados Americanos), Diego Pary.

Agregó que la CIDH "no puede intervenir en asuntos internos cuando ya se pronunció el Tribunal Constitucional".

En meses pasados, el Tribunal Constitucional de Bolivia se pronunció a favor de la participación de Evo Morales en las próximas elecciones de 2014 porque estaba habilitado para una reelección con la nueva Constitución.

Subir