31 de May de 2009

"A la gente le gusta los discos homenaje"

Fabián Spampinato editó "Guardado en la memoria": El productor marplatense convocó a varias bandas y músicos de trayectoria para realizar un homenaje a León Gieco. Están Luis Alberto Spinetta, Javier Malosetti, Hilda Lizarazu, Ricardo I´Orio y hasta el mi

Spampinato y su nueva producción. "Me contaron que Gieco le está mandando un presente a cada músico que participó del disco", contó.

Después de producir "Al flaco... dale gracias", el disco homenaje a Luis Alberto Spinetta aparecido en 2007, el productor Fabián Spampinato fue ahora por más. En la misma senda del anterior trabajo, acaba de editar "Guardado en la memoria", un cuidado producto musical en el que importantes artistas nacionales homenajean la obra de León Gieco.

Para los melómanos, el disco está plagado de rarezas y joyitas. En principio, aparece un tema inédito de León que musicalizó y cantó el mismo Spinetta. Se llama "8 de octubre". Luego, es un rasgo distintivo de esta flamante producción que varios artistas se fusionen en una misma versión. 

Por caso, Hilda Lizarazu, Miguel Zabaleta y Los Romeos interpretaron "Hombres de hierro" o Ricardo Iorio, el grupo Décima y "Alambre" González versionaron "Amor y soledad", mientras que Javier Malosetti hizo "Cachito el campeón de corrientes" junto al relator Osvaldo Príncipi.

Hasta el mismo Gieco reinterpreta "Cinco siglos igual" junto a Horacio Fumero. Otras de las rarezas es la versión en lengua toba que el grupo "Tonolec" (especializado en esa música) realizó de esa canción, todo un himno de los pueblos originarios de América.

Además, también participaron músicos como Pajarito Zaguri, Willy Quiroga, Zambayonny, Mariano Otero, Mariana Baraj, Roxana Amed, Andrés Gimenez,

Ulises Butrón, César Franoy, Claudio Gabis, Guillermo Cides, Claudio Kleiman, Marcelo Lupis, Catalina Claro, Andrea Alvarez, Eduardo Schmidt, Kubero Díaz, Mauro Rogatti, Luis Gurevich, Fernando Ubiergo, Andrés Ruiz, Leandro Kalen, Esteban Cerioni, Fernando Blanco, Carlos Lambertini, Andrés Mastrángelo y Osvaldo Fabrot.

E intervinieron las bandas como Tribemol (que integra el mismo Spampinato), Cabrío, Pez, Privé, Nube 9, Menos es mas, Difuntos Correa, Canturbe, Babel, Espíritu Vegetal, Resumen Porteño, Puño Loco, La Bastilla, Gori, Las viejas, Matasiete, Viento y Yuelze.    

También solidario

En total, son diecinueve canciones -la última está oculta en el último track del disco 2- divididas en dos discos que versionan clásicos y no tanto de Gieco. Están desde "Sólo le pido a Dios", "Cinco siglos igual", "Los salieris de Charly", "En el país de la libertad", "Ojo con los Orozco" y "Hombres de hierro" a "Donde caen los sueños", "Yo soy Juan", "Campesinos de Bolivia" y muchos otros.

Cabe destacar que a fuerza de plasmarle la impronta de cada grupo o artista, aquellas conocidas canciones terminan siendo casi nuevas creaciones. He ahí su gran mérito.

Tal como sucedió con "Al flaco...", "Guardado en la memoria es otro proyecto solidario, en el que Spampinato se las ingenió para hacer lo que, al parecer, más le gusta: producir a otros músicos, tocar la guitara y el bajo en una de las versiones y ayudar al comedor "Fueguitos", que asiste en Mar del Plata y sin ayuda oficial a cientos de familias de bajos recursos económicos.

En ese sentido, los interesados en obtener este disco podrán canjearlo por el monto de un cd doble en alimentos no perecederos o ropa en buen estado en el mismo comedor, que se encuentra ubicado en Uruguay 137. También se lo puede conseguir en varias disquerías locales.

Además, tres periodistas especializados en rock abordan diferentes aspectos de la obra de Gieco en el interior del original packshing del disco. Se trata de Claudio Kleiman, Jorge Pita y Victor Pintos.

Con el disco recién salido de fábrica, Spampinato le contó a LA CAPITAL por qué esta producción se gestó de modo más solidario, casi a instancias de la personalidad del homenajeado.

"Fue saliendo solo"

-¿Cómo fue la experiencia de hacer "Guardado en la memoria"?  

-Fue mucho más relajado que "Al flaco...". Ese homenaje fue como la presentación en sociedad. Y nos fue muy bien, aunque se hizo con más nervios y ansiedades. Entre otras cosas, se me declaró una hipertensión que todavía tengo. Ahora, para este nuevo paso decidí hacer homenajes. Me parece que a la gente le gusta los discos homenaje. Y tuve una idea que me terminó ayudando mucho: cuando una banda desconocida me mandaba un mail para participar del disco, yo les pedía que consiguieran a un músico conocido que los ayudase, que cantara una parte o que tocara la guitarra. Los mismos músicos que quisieron estar se encargaron de producir cada track. Por eso de alguna forma fue más fácil.

-¿El proceso estuvo más aceitado?

-Yo hago una analogía entre cómo salieron los dos discos y cómo son Spinetta y Gieco. "Al flaco..." se hizo de manera super miticulosa, cuidando el detalle, todo fue más hermético, medio como es Spinetta, un tipo super respetable pero menos dado con el trato cotidiano. El de Gieco fue saliendo solo. Los músicos fueron laburando todos más solidariamente, un poco como es Gieco. Desde su productora me contaron que estaba emocionado por ese trabajo y sé que les está mandando un presente a cada músico que participó del disco. A Spinetta no le gustan este tipo de homenajes, pero a León se lo nota más de abajo del escenario. No estoy criticando a nadie, son dos personalidades muy distintas y los trabajos se dieron más o menos de modo similar a cómo son ellos.

-¿Por qué creés que gustan los discos-homenajes?

-Al que le gusta Gieco va a querer escuchar versiones de sus temas. Es una cuestión de curiosidad. Y además demuestra algo por lo que yo vengo luchando hace muchos años y es que cuando la música es buena no importa del género que sea. No hay que descartarla. Habla de una gran apertura que un tipo de un estilo haga un cover que lo marcó a él, aunque sea de otro estilo totalmente distinto. Eso me parece que une culturas.

-¿Qué se viene ahora?

-Primero tengo que recargar pilas y después un homenaje a Lito Nebbia. Pero eso será recién en el 2011.

 

Un año de trabajo

A España, China y, claro, América Latina llegará "Guardado en la memoria". El disco llevó un año de trabajo: durante todo 2008 los músicos se abocaron a dar vida a las versiones, que luego enviaron por mail al productor. Una vez reunidas, Spampinato se dedicó a pulir las disonancias entre las diversas canciones, para unificar el sonido general del disco.

Subir