La Capital - Logo

× El País El Mundo Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
03-02-2013

Mar del Plata rendirá tributo a Sui Generis

Instalaron las estatuas de Charly García y Nito Mestre en Rivadavia y Santa Fe, donde hace más de cuatro décadas el mítico grupo del rock nacional ofreció su primer recital.

En la esquina de Rivadavia y Santa Fe, donde en la denominada "Sala de Cartón" Sui Generis ofreció hace 42 años su primer recital, en cumplimiento de una ordenanza que fue presentada por el concejal Héctor Rosso (AM) y que en diciembre pasado el Concejo Deliberante aprobó por unanimidad, fueron instaladas ayer sendas estatuas de bronce -a tamaño natural- de los músicos Charly García y Nito Mestre, las cuales, conjuntamente con dos placas, quedarán inauguradas el próximo martes. Será en el transcurso de un acto previsto para las 19 -organizado por la Secretaría de Cultura de la Municipalidad de General Pueyrredon- al que asistirán los mencionados artistas.

Hace cuatro décadas funcionaba allí el "Teatro de la Comedia Marplatense" perteneciente al actor Gregorio Nachman, desaparecido durante la última dictadura militar, quien, al igual que el citado grupo, será homenajeado con el descubrimiento de una placa en su honor.

Cabe recordar que en los considerandos del proyecto, entre otras cosas, Rosso destacó que "Mar del Plata cumplió un rol esencial en la formación de la banda ya que los teatros a los que asistían esos grupos musicales eran sumamente populares a nivel local".

"Gran parte de la infancia de Charly García se vincula directamente con nuestra ciudad, por cuanto solía veranear en la misma yendo a Playa Bristol o al Parque San Martín", añadió.

Hizo también referencia a que "fue aquí donde descubrió la citarina, que fue el primer instrumento que tocó" y que "el debut oficial de Sui Generis surgió en el teatro de Nachman en el cual la banda, como cuarteto, participaba de soporte de "Pedro y Pablo".

En el texto también se destacó que "a pesar de que el repertorio de Sui Generis se desarrolló en un contexto de diversas dictaduras militares como las de Lanusse (1971-1973) y el denominado Proceso de Reorganización Nacional (1976-1983), el mismo era encabezado por canciones de denuncia que convocaban a miles de personas; y que durante aquellos años, en los que el país era gobernado por los militares, la banda de rock nunca dejó de tocar, manteniendo su ideología musical y combatiendo al gobierno de facto".