inicio

18-Sep-2014

11 °C
Despejado
H. 94%

Min / Max
8 / 22

Publicado el 04/03/2013

Orsay destapa el lado oscuro del romanticismo

Cerca de 200 obras forman parte de la muestra "El ángel de lo extraño" en el museo parisino.

Imprimir Imprimir

Tamaño texto:

+ -
enviar Enviar por mail

por Marta Garde (*)

PARIS, Francia.- El Museo de Orsay de París destapa el lado oscuro del romanticismo con la exposición "El ángel de lo extraño", con cerca de 200 obras que evidencian una corriente artística que refleja la parte irracional que se escondía bajo el aparente triunfo de las Luces.

La muestra disecciona esa vertiente a través de tres épocas: su nacimiento, entre los años 1770 y 1850; las mutaciones experimentadas con el simbolismo, entre 1860 y 1900, y su redescubrimiento por los surrealistas a principios del XX.

El suizo Johann Heinrich Füssli, que tuvo con "La pesadilla" una de los cuadros más representativos, es uno los nombres más significativos de una corriente que también exploraron artistas como Francisco de Goya, Eugène Delacroix, Paul Klee, Salvador Dalí o Auguste Rodin.

"Goya es efectivamente una personalidad muy importante, porque ilustra la ambigüedad del romanticismo negro. Es un hombre de las luces, exasperado por las supersticiones del oscurantismo popular, pero al mismo tiempo fascinado por el poder creativo e imaginativo de esa cultura", explica a Efe el comisario, Côme Fabre.

La exposición toma su nombre de un cuento fantástico de Edgar Allan Poe, y con su recorrido por las obras que privilegian aquello que se escapa a la razón permite leer entrelíneas, según sus organizadores, que "el infierno y el canibalismo no son algo abstracto, sino que están presentes en actos barbáricos del día a día".

El museo explica que sus representantes fascinan por la potente belleza que dan a los antihéroes maléficos, como Satán, y que explotan con sus creaciones toda la sensualidad y el horror que puede hallarse en la parte más cruel y terrorífica de los mitos griegos y cristianos.

La expresión la acuñó en 1930 el historiador italiano Mario Praz al realizar el primer vasto estudio del romanticismo negro en literatura, y bajo el mismo se asocian no solo creaciones literarias, sino también pictóricas, escultóricas o audiovisuales.

La exposición, organizada junto con el Städel Museum de Frankfurt, abarca todas esas ramificaciones, lo que según el director del museo, Guy Cogeval, constituye una manera "bastante moderna" de darlo a conocer.

Con "El ángel de lo extraño. El romanticismo negro, de Goya a Max Ernst", se sumerge a los espectadores "en los vértigos de lo terrible y de lo grotesco" con los que pintores, grabadores y escultores rivalizaban con los poetas, dramaturgos y novelistas.

El museo explica que sus paisajes lúgubres o los diversos satanes, medusas, brujas y esfinges plasmadas, lejos de suponer una vuelta atrás oscurantista hacia el pasado, "traducen un desencanto lúcido, provocador y ocioso frente al presente, y afirman el deseo de libertad creadora ante las trabas del decoro burgués".

Con ese espíritu, Goya enfrentaba al público a las atrocidades absurdas de las guerras y de las supersticiones de su época, o Füssli y Delacroix ofrecían su particular interpretación de las lecturas de Dante, Shakespeare o Goethe, dando cuerpo a los demonios que pueblan sus relatos.

"Los artistas no tenían la sensación de hacer un romanticismo blanco o negro. Tenían la sensación de hacer una pintura de su época, solo que con la distancia se juzgan ciertas obras, como las de Füssli, como nada neoclásicas, sino completamente románticas, pero de un romanticismo trastocado", explicó a EFE Cogeval.

Obras prestadas por instituciones como el Museo del Prado, del Louvre o del propio Orsay han hecho posible esta amplia muestra, que se inaugura oficialmente mañana y cerrará sus puertas en la capital gala el próximo 9 de junio.

Y con ellas se deja claro, según sus organizadores, que aunque esta corriente es menos conocida en la historia del arte que en la literatura, el lienzo es un soporte igual de válido para "enfrentar al hombre a sus terrores ancestrales", como la perversidad oculta en cada ser humano, o el riesgo de degeneración colectiva.

(*): EFE.

 

Editorial La Capital S.A

Av. Marcelino Champagnat 2551
B7604GXA
Mar del Plata, Argentina.
----
Teléfono: 0223 478 8490
contacto@lacapitalmdq.com.ar
----

Copyright 2012 LA CAPITAL | Todos los derechos reservados | Director: Florencio Aldrey