La Capital - Logo

× El País El Mundo Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
19 de June de 2010

Tránsito no tiene personal suficiente para las inspecciones

El parque automotor no para de crecer en Mar del Plata y no alcanza con la colaboración de la policía, Prefectura y la Agencia Nacional de Seguridad Vial. Por día se hacen diez operativos.

Para controlar un parque automotor de 300.000 vehículos y 50.000 motos en Mar del Plata, sólo hay 130 agentes municipales. "Si pudiéramos tener más gente, sería lo ideal para operar en la calle mejor todavía", admitió el director de Tránsito, Rubén Mansilla. Y no descartó que la Municipalidad decida incorporar en el futuro más personal. De todas maneras, el funcionario destacó el trabajo y el compromiso de los inspectores. "Nos arreglamos muy bien con los agentes que tenemos. Además, con las horas extras la presencia se incrementa", afirmó.

En promedio, por día se hacen diez operativos y las infracciones más cometidas por los automovilistas van desde estacionar en doble fila hasta circular sin el registro ni llevar colocado el cinturón de seguridad. "El tránsito se pone muy pesado en las horas pico. Pero es consecuencia también de la cantidad de vehículos que hay en Mar del Plata", explicó Mansilla.

La Dirección de Tránsito dividió la ciudad en tres dependencias. La primera está ubicada en la avenida Libertad, entre España y 20 de Septiembre, donde unos 75 inspectores están abocados a la tarea de controlar la documentación de los conductores, miden con un aparato la velocidad de los vehículos y entregan cascos a los motociclistas, entre otras funciones. La segunda zona funciona en el Automóvil Club, en Colón y Santa Fe. Allí, en pleno centro de Mar del Plata, 40 agentes se dedican a supervisar el tránsito. Y la tercera dependencia fue montada en el puerto, una zona en la que trabajan 10 personas.

Además de la colaboración de la policía y Prefectura, el personal municipal recibe el apoyo de unos 7 efectivos de la Agencia Nacional de Seguridad Vial. Las versiones indican que la relación entre los agentes de la Comuna y los inspectores nacionales no sería la mejor. Sin embargo, Mansilla lo negó en forma tajante. "No hay internas -aclaró-. Puede haber alguna discusión aislada, como en cualquier trabajo, pero no existe ninguna pelea. Estamos trabajando normalmente".

La Agencia Nacional de Seguridad Vial es un organismo que fue creado por la Ley Nº 26.363, a través de una iniciativa de la presidente de la Nación y puesto en marcha por el ministro del Interior, para coordinar el conjunto de acciones y actores involucrados en el cumplimiento del resultado estratégico definido por el gobierno nacional de reducir en un 50 por ciento la mortalidad por accidentes de tránsito en un plazo de cinco años.

Se trata de una dependencia descentralizada del Ministerio del Interior que es conducida por el Director Ejecutivo, con rango de subsecretario, designado por el Poder Ejecutivo. Entre sus principales funciones, tiene a su cargo la coordinación y seguimiento del Plan Nacional de Seguridad Vial contemplado en el Convenio Federal sobre acciones en materia de tránsito. Mar del Plata es una de las ciudades del interior del país que recibe la colaboración de la Agencia de Seguridad.

Con la creación de este organismo, la definición de su marco normativo y el aporte de los recursos para financiarlo, el Estado definió el corazón de la política de Estado sobre seguridad vial y estableció como los ejes fundamentales las tareas de concientización, prevención, control y sanción en materia vial en la Argentina.

Según dijeron en la Agencia Vial, hoy el país cuenta con una conjunción virtuosa de un marco normativo de avanzada que recoge lo mejor de la experiencia internacional en la materia, de una institucionalidad pensada para abordar integral e integradamente las acciones estratégicas que deben ser llevadas a cabo, y un financiamiento específico que "garantiza" en el largo plazo la disponibilidad de recursos suficientes para alcanzar los resultados fijados.