La Capital - Logo

× El País El Mundo Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
3 de September de 2010

Preocupan la falta de espacio e infraestructura en la sede de los tribunales de faltas

El aumento de los controles genera más infracciones y éstas derivan en mayor movimiento en la dependencia. Diariamente se atiende a un promedio de 2.500 personas en cinco juzgados. El bloque de concejales de la UCR presentó un pedido de informes alertando sobre serias deficiencias edilicias.

Una postal que ya es cotidiana en las horas pico, en la sede de los tribunales municipales.

Una estadística realizada en los cinco juzgados municipales de faltas que funcionan en la tradicional sede de Mitre, entre 25 de Mayo y 9 de Julio, dio cuenta que un promedio de 2.500 personas por día concurren al lugar, tanto para hacer consultas como para tramitar pagos voluntarios y asistir a las audiencias programadas por los jueces.

El movimiento en los tribunales de faltas se ha ido incrementando en lso últimos años, coincidentemente con el mayor celo puesto por la Municipalidad en los controles -de tránsito, en comercios y en la vía pública-, que a su vez generaron un fuerte crecimiento de las infracciones y los consiguientes trámites en los juzgados de faltas, donde se cierra el ciclo.

Para atender este movimiento, además de los cinco jueces municipales hay una dotación de alrededor de 50 empleados, un número que asoma insuficiente.

Pero junto con esto, el aumento de trámites y personas que ingresan a los tribunales fue acelerando el proceso de obsolecencia del edificio, cuyas dimensiones, comodidades e infraestructura general ya no parecen adecuados a la magnitud del servicio que se presta.

Sobre este punto, fue muy duro el bloque de concejales de la UCR, que esta semana -a través de un comunicado de una de sus referentes, Vilma Baragiola- caracterizó de "colapso" la situación y reclamó al Ejecutivo municipal que tome medidas "ante el estado de abandono actual que sufren los juzgados de faltas" (ver aparte).

Lo cierto es que desde antes la cuestión viene preocupando a los propios titulares a cargo de los cinco juzagados, José Luis Oteiza (del Nº 1), Ana Castelau (Nº 2), Pedro López Martucci (Nº 3), Fernando Mumare (Nº 4) y Susana Maffioni (Nº 5). Estos magistrados municipales vienen sosteniendo reuniones tanto con el intendente Gustavo Pulti, como con el secretario de Gobierno Ariel Ciano, para analizar la factibilidad de trasladarse a un inmueble más amplio. Todavía, según pudo saberse, el tema está en estudio en el Ejecutivo.

Otro dato estadístico es que en 2009, los cinco juzgados recaudaron en pago por infracciones aproximadamente 10 millones de pesos: más de la mitad de esa cifra se recaudó por infracciones de tránsito. Los críticos aducen que todo ese monto fue al Tesoro municipal y nada se destinó a mejorar el organismo que los generó.

Más movimiento, más carencias

Los mayores cuestionamientos tienen que ver con el espacio físico del edificio de calle Mitre. Como queda dicho, el cúmulo de tareas y el crecimiento de los juzgados provocan un movimiento diario de personas que saca a la superficie lo insuficiente del lugar. También, afloran carencias de equipamiento, faltan medios técnicos y tecnológicos (computadorase impresoras, entre otros) e incluso insumos, como cartuchos para las impresoras.

Por estos motivos el jueves hubo una medida de fuerza de los empleados de la dependencia, que permanecieron en sus lugares d etrabajo pero los trámites sufrieron retrasos.

Si se toma uno de los juzgados de faltas como caso testigo, se puede comprobar la intensidad del trabajo que allí se desarrolla. Por caso, el juzgado Nº 3 a cargo de López Martucci, en el que durante todo el año pasado pasaron por mesa de entradas 24.225 trámites, de los que se tomaron 1.996 audiencias. Y solamente en julio de este año en ese juzgado hubo 158 casos, 171 en junio, 229 en mayo y 223 en abril.

Basta multiplicar cada uno de estos guarismos por cinco para tener una idea aproximada a la dimensión del crecimiento de trámites. Cabe aclarar que uno de los juzgados, el que está a cargo del juez Mumare, se ocupa especialmente de problemas de defensa del consumidor.

El mayor número de casos pertenece a infracciones de tránsito, pero también abundan por falta de habilitación de obras, por infracciones en la vía pública y por incumplimientos en materia de bromatología.