24 de October de 2010

La gambarrusa coloniza la Laguna de los Padres

La proliferación de este alga había sido controlada en 1995, en el 2000 los remeros volvieron a reacondicionar la zona de la pista, pero tras la sequía del año pasado volvió con todas sus fuerzas, adueñándose del espejo de agua.

El alga gambarrusa está colonizando la Laguna de los Padres. Los remeros que allí entrenan consideran que se ha extendido a más del 90% del espejo de agua. La gran proliferación de este organismo no sólo impide la realización de remo y otros deportes acuáticos, sino que interfiere en el desarrollo de otras formas de vida comunes en la laguna, como peces, aves y algunos mamíferos.

Vecinos y miembros de los clubes de la zona manifestaron su preocupación por el estado de la laguna y temen que si no se toman medidas de forma urgente, la situación no tenga solución.

"El estado actual es muy crítico" consideran los remeros y vecinos de la zona.

Los deportistas del Club Atlantis crearon en Facebook un grupo denominado "Por la recuperación de la pista panamericana de remo".

"De no hallarse una pronta solución no sólo se imposibilitaría practicar actividades en la Laguna sino que también podría dañar en forma permanente todo el ecosistema", aseguran.

El problema es notorio a simple vista. "Hay un exceso evidente de hierro que denota el color amarronado del agua, según nos dijo un ingeniero químico" expresaron.

Además, alertaron que "el ritmo de crecimiento de la gambarrusa aumenta con el calor. Ahora los cambios se notan de un día para el otro y en zonas donde antes no había ahora están empezando a aflorar camalotes de alga

que avanza a pasos agigantados. A este ritmo cubrirá por completo la laguna para mediados de diciembre".

La gambarrusa había sido controlada en ocasión de los Juegos Panamericanos de 1995 mediante una máquina de corte que se trajo de Chaco. Según los remeros esta herramienta "desapareció luego de terminados los Juegos".

Para los Bonaerenses del 2000 -apuntaron- se reacondicionó la pista (con mano de obra de parte de los remeros) dado que desde la limpieza de 1995 no se había hecho más nada. Esa fue la última acción que los remeros recuerdan.

"En diciembre de 2009, comenzó una sequía que duró casi todo el verano. La Laguna quedó 1 metro por debajo de su nivel en parte debido a las sequías y en parte a que nadie controlaba la compuerta del arroyo La Tapera. Esto y las elevadas temperaturas hicieron que el alga comenzara a crecer nuevamente y descontroladamente durante todo el año, siendo inútiles todos los intentos por pararla" indicaron.

Los deportistas y el Club de Remo consultaron a especialistas, quienes les explicaron que la gran proliferación de este alga se debe "a un exceso de nutrientes presente en el agua".

"Para poder continuar entrenando debíamos esperar las lluvias para que el nivel subiera. Pero el nivel llegó ahora a su máximo y el alga sigue avanzando, obligándonos a entrenar fuera de la pista. Y siguió avanzando dejándonos con cada vez menos lugar para entrenar" comentaron, resumiendo que "la pista de remo de Mar del Plata no existe más".

"Esto significa no sólo que se reducen las posibilidades de nuestros remeros para llegar a los mundiales o los Juegos Olímpicos (como es el caso de Cristian Rosso) sino que no se pueden traer fechas del calendario de remo a Mar del Plata (tanto nacional como internacional), como sucedió con los campeonatos argentinos de 2005 y 2008, los juegos Odesur de 2006 y el campeonato Sudamericano de Remo Master del 2006".

"Actualmente el alga cubre más del 90% de la superficie total del agua de la laguna. Todas las actividades náuticas (Remo, Windsurf, Vela, Kayak, Pesca tanto embarcada como de costa, etc) ya son imposibles de practicar. Incluso el alga es tan densa que le restringe el espacio a los peces, además de que algunas aves que entran en ella no salen".

Los deportistas consideran que la única solución es realizar un recorte superficial periódico del alga, con una máquina especial. "Por eso se contactó a un especialista en la limpieza de espejos de agua, con asiento en Pinamar. La limpieza del espejo costaría unos $150.000, suma que obviamente no podemos pagar siendo, pese a los logros alcanzados, un club de barrio" expresaron. Vale señalar que el Club Atlantis no tiene sede y guarda los botes en un espacio cedido por el Emder.

Subir