20 de November de 2010

Emotiva ceremonia en el Grupo de Artillería Antiaérea 601

Durante un emotivo acto que se desarrolló en la plaza de armas de la guarnición local del Ejército, héctor Lubín Arias fue designado jefe honorario.

El flamante jefe honorario dirigió un emotivo mensaje en el que recordó la actuación de quienes estuvieron bajo su mando en el conflicto bélico con Gran Bretaña.

Durante un emotivo acto que se desarrolló en la plaza de armas de la guarnición local del Ejército y al que asistieron autoridades civiles, militares, eclesiásticas y ex combatientes, el general de brigada retirado -veterano de guerra de Malvinas- Héctor Lubín Arias asumió ayer sus funciones como jefe honorario del Grupo de Artillería Antiaérea 601 "Tte. Gral. Pablo Riccheri". El militar distinguido fue puesto en el cargo por el subjefe del Estado Mayor del Ejército, general de división Eduardo Alfredo Lugani.

La designación, que respondió a una directiva del jefe del Estado Mayor General de la Fuerza -teniente general Luis Alberto Possi- fue impartida para demostrar el reconocimiento del Ejército a quien, en su paso por la institución, dejó con su actuación una huella imborrable y que, una vez retirado, mantuvo una línea de conducta y desempeño cívico que es considerada como un ejemplo y orgullo para sus camaradas.

Lubín Arias, próximo a cumplir 75 años; entre 1980 y 1982 se desempeñó como jefe del Grupo de Artillería Antiaérea 601 y en esa condición le tocó intervenir en el conflicto bélico con Gran Bretaña en el que coordinó todos los medios de la defensa antiaérea. Una vez retirado integró durante varios años la Comisión de Artillería del Ejército.

En diálogo con este medio, el flamante jefe honorario sostuvo que "estoy recibiendo una satisfacción espiritual que no esperaba y que me hace sentir muy orgulloso; de ahora en más, si bien vivo en Buenos Aires, cada vez que me inviten a participar de una ceremonia voy a venir; tengo muchos e imborrables recuerdos de mi paso por Mar del Plata. Soy consciente de que durante el conflicto de Malvinas se cometieron errores, pero también me consta que, acerca de nuestro desempeño en las islas, se dijeron muchas cosas que no eran ciertas. Con el tiempo las cosas se fueron aclarando. En la actualidad todo el mundo sabe que, teniendo en cuenta los pocos medios que disponíamos, hicimos más de lo que podíamos; de allí el reconocimiento que actualmente recibimos de parte de la sociedad".

Consultado sobre la situación actual de la Fuerza sostuvo que "el Ejército es el mismo de siempre y si bien podrá evolucionar y tener momentos de mayor o menor equipamiento, no va a cambiar; a pesar de los problemas que me tocó vivir, puedo decir que, como integrante del mismo, fui feliz a lo largo de mi vida militar".

Subir