La Capital - Logo

× El País El Mundo Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
22 de February de 2011

Lombardo planteó que "hay que lograr la autonomía municipal"

El ex intendente socialista repasó aspectos de su gestión de hace casi medio siglo y habló de la política actual, la unidad del socialismo y la labor del intendente Pulti, entre otros temas.

Jorge Lombardo cumplió ayer 90 años.

por Eduardo Juan Bouisson

Ayer, el ex intendente socialista Jorge Raúl Lombardo celebró sus 90 años de edad. Su trayectoria política ha sido un ejemplo de honradez y ética. Por eso, transcurridos casi 50 años desde su gestión (elegido en 1962 -pero se anularon los comicios- y vuelto a elegir en 1963, fue jefe comunal hasta 1966 cuando se produjo un golpe de Estado, interrumpiéndose la vida democrática y el estado de derecho) resulta interesante conocer su lúcido punto de vista sobre la actualidad. Así, durante un diálogo con LA CAPITAL, Lombardo se refirió a la actual gestión municipal y a la necesidad de unidad del socialismo, brindando una profunda visión de todos estos temas.

- ¿Cuál es su expectativa en este momento?

- A pesar de las lógicas limitaciones que me produce la edad, no abandono mi preocupación por la ciudad, su estado, su gente. Pero como siempre me gustó mantengo un perfil bajo y cuando alguna autoridad me convoca no tengo problema en exponerle mi punto de vista sobre tal o cual cosa...

- ¿Y qué expectativa le devuelve la realidad que lo circunda?

- El entorno en el que estamos muestra una condición muy particular enmarcada por el progreso. Ese progreso como representa soluciones, es fuente de una nueva problemática a la que hay que atender. Transcurridos 50 años desde mi labor como intendente y antes como concejal, observo que hay una línea histórica con la actual gestión municipal, principalmente en el hacer, atendiendo los temas de los barrios, por ejemplo. Creo que el intendente (Gustavo) Pulti está en ese camino.

- ¿Qué es lo más importante por lo que debe bregarse desde la gestión municipal?

- Hay un tema que nosotros hace medio siglo lo planteábamos y pasado todo ese tiempo, aún no se concretó aunque lo establece la Constitución. Es que los municipios sean autónomos y autárquicos, tanto financiera como económicamente. Así podríamos disfrutar de los medios genuinos que genera nuestro Partido. Es un tema central, que debe colocarse en la agenda de prioridades. Recuerdo que cuando fui secretario de Gobierno y Hacienda durante la gestión de ese gran intendente que fue Teodoro Bronzini, lo postulábamos sin que hubiera una ley que nos respaldara. Realmente, en esa época fue una iniciativa de avanzada.

Bronzini, referente de honradez

en el manejo de fondos públicos

- Ya que nombró a Bronzini, ¿qué recuerdo tiene de él?

- El mejor. Escribí un libro sobre Bronzini. Para su época fue un modelo de gestión moderna, atendiendo los verderos problemas de los habitantes de la ciudad. Pero además Don Teodoro fue un ejemplo de honradez para el manejo de los fondos públicos; amabilidad en el trato con las personas y de alerta para gestar proyectos que hicieran progresar realmente a Mar del Plata.

- ¿Por qué el socialismo no volvió a tener el consenso de la época de ustedes e incluso de la de Luis Fabrizio?

- Hay muchos factores. Uno de ellos es que otros partidos o nucleamientos políticos plantearon tanto en el orden local como nacional lo que venía pregonando el socialismo con hombres de la talla de Alfredo Palacios y Nicolás Repetto, por nombrar a dos grandes exponentes de este pensamiento. Pero también el problema nos tiene que ser endilgable, porque hace falta la unidad del socialismo. No puede ser que a las elecciones de la ciudad se presenten dos expresiones socialistas. Ello nos debilita e impide mantener un consenso unificado en un solo partido.

Medina. Morea y Mezzapelle candidatos

- ¿También, pueden faltar referentes como lo eran ustedes?

- Nuestra presencia en aquel momento fue en representación de un programa previo. Es decir, nosotros éramos los que viabilizaban esa serie de pautas que eran planteadas desde el partido. No era el plan de Bronzini o Lombardo, sino del socialismo. Esto se perdió. Hoy en los partidos hay mucho personalismo. Asimismo, no creo que hoy el socialismo no cuente con referentes, posibles candidatos a intendentes que cuenten con el consenso dentro del partido para llegar a serlo. Podría nombrar a tres, pero seguro hay más. El ex rector de la Universidad, Daniel Medina, y el actual, Francisco Mora, además del secretario general del gremio de los mercantiles, Pedro Mezzapelle. Además, recuerdo que en mi época, en el socialismo éramos 600 militantes y obtuvimos 49 mil votos. Como se observa no es cuestión de tener muchos integrantes del partido para ser elegidos por la gente, sino un programa de acción claro.

- Recién hablaba de las divisiones en el socialismo ¿por que se han venido produciendo?

- Seguro las causas serán muchas. Pero creo que existe una muy decisiva. Es la impaciencia juvenil de jóvenes y mayores por no alcanzar ciertos logros en un plazo breve. El camino al socialismo es lento, pero seguro y muy ético. Es la única forma de llegar. Y tenemos en el país ejemplos de comunas y gobernaciones socialistas que han implicado un gran esfuerzo y persistencia militante.

- En varias ocasiones lo hemos escuchado relacionar la política con la ética. ¿En qué medida hoy falta ese pensamiento en los políticos o en los partidos?

- Es muy simple. En un tiempo, ser concejal era una carga pública. Nosotros no cobrábamos para ello. Incluso, llegamos a rechazar todos los concejales entre 1948 y 1949 una compensación que nos querían dar. Es decir éramos militantes por ideología y convicción. Hoy, lamentablemente, la política se ha convertido en un medio de vida. Eso lleva a que los políticos quieran perpetuarse en sus cargos. Lo toman como un empleo del que pueden extraer gran provecho. Ello desnaturaliza la verdadera esencia de por qué hacemos política y provoca la burocratización cuando se llega a estamentos de poder...

- Lombardo, usted era periodista y a su vez político en una época, ¿no?

- Desde 1948 y por 19 años fui periodista de LA CAPITAL. Hacía notas policiales, económicas, políticas. Y por esos primeros años, también fui concejal. Y de ningún modo ambas actividades no eran compatibles. Era cuestión de separar las cosas...

"Siempre mantuve un perfil bajo"

- Teniendo en cuenta su experiencia en la gestión municipal, ¿ha sido convocado por el actual intendente u otros anteriores para consultarlo sobre algún tema?

- En varias oportunidades lo he hecho. Pero mi actitud siempre ha sido no imponer mis puntos de vista, sino darlos a conocer. Uno puede aconsejar algo porque ya lo vivió o tiene el criterio que le dan los años para darse cuenta de cómo podría ser. Pero siempre manteniendo un perfil bajo.

Al respecto, el secretario de gobierno municipal, Ariel Ciano, tras conversar con este ex intendente, después de convocarlo a su despacho, declaró a los medios que "Lombardo es emblema de honestidad, transparencia y trabajo por la ciudad. Es el camino por donde queremos transitar durante nuestra gestión".

- En ese tren de consultas ¿cuál es en este momento su relación con el intendente Pulti?

-No lo he visto muchas veces. Hemos intercambiado ideas. Podría decir que la relación con Pulti es totalmente cordial.