14 de June de 2011

Repercusiones por el retiro de un cuadro de Giachino tensan el clima político

La polémica amenaza con extenderse más allá del ámbito del Concejo Deliberante. Organizaciones y bloques respaldaron la medida de retirar el cuadro del recinto de sesiones. Varios concejales presentes se comprometieron a tratar el tema en la próxima sesión. Familiares del marino y ex combatientes siguen reclamando ante el Palacio Municipal.

La imagen del capitán Giachino fue fijada en las puertas de acceso al municipio

Anteayer exigieron respuestas familiares directos del capitán Pedro Giachino y ex soldados combatientes en Malvinas, y ayer fueron representantes de los organismos de Derechos Humanos de la ciudad quienes se hicieron oir en el recinto del Concejo Deliberante.

El retiro del recinto de un cuadro de Giachino, primer caído en la guerra de Malvinas, que dispuso casi en soledad el presidente del cuerpo Marcelo Artime, abrió una polémica que ya alcanzó alcanzó dimensiones políticas y que amenaza con tensar el clima entre instituciones de la comunidad y fuerzas partidarias, aún más allá del ámbito del cuerpo Deliberativo.

Ayer, miembros de organismos de DD.HH fueron recibidos por Artime y los presidentes de distintos bloques políticos. Durante el encuentro, las organizaciones respaldaron la decisión del concejal de Acción Marplatense y presidente del Concejo, de hacer lugar al pedido de quitar el cuadro del capitán Giachino, por tratarse de "un acto democrático" y de "ratificación de política de Derechos Humanos que llevó décadas constituir", según consensuaron.

También acordaron que el tema será abordado en la próxima sesión ordinaria del cuerpo. Mientras esto ocurría en el sector del Palacio Municipal destinado al HCD, abajo, en el hall central, familiares de Giachino y ex combatientes intentaban trasladar el asunto a la consideración del intendente Gustavo Pulti, quien hasta la tarde se mantuvo ocupado con cuestiones de gobierno, sin intervenir.

Entre los referentes de los organismos que accedieron a hablar con los concejales estuvieron Carlos Diaz, de Familiares de Detenidos Desaparecidos; Carmen Leda Barreiro de Madres de Plaza de Mayo; y Angela Barili de Tasca de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora. También estuvieron abogados con intervención en causas de delitos de lesa humanidad e integrantes de Abuelas de Plaza de Mayo, Agrupación Hijos, Camus, entre otros.

Los concejales Diego Monti (AM), Leandro Laserna (AM), Vilma Baragiola y Leticia González (UCR), Diego Garciarena (Frente Nacional y Polpular Marplatense), Guillermo Schutrumpf (GEN) y Verónica Beresiarte (FPV), dieron el apoyo desde sus bloques a la decisión de retirar el cuadro de Giachino.

Los organismos dejaron en claro que de darse marcha atrAs con la decisión de Artime y resolverse que el cuadro de la polémica vuelva a ser fijado en el recinto, ellos -en actitud de rechazo- pedirían el retiro del mural de los detenidos desaparecidos que se inauguró recientemente en el mismo lugar.

Argumentos sobre la mesa

Carlos Díaz mostró documentación sobre algunos testimonios que indican, entre otras cuestiones, que el primer caído en Malvinas habría tenido "una activa participación" en tareas represivas durante la última dictadura. "Por ese motivo la comisión solicitó en dos oportunidades que se bajara el cuadro del caído en Malvinas", recordó.

Díaz, se refirió a la existencia de distintas causas que harían referencia a la presunta intervención del ex capitán en delitos de lesa humanidad. "Por un lado está la Esma: con relación a esta Victor Basterra y Gloria García Romero dicen que se enteran que el oficial Pablo (varios testigos indicaron que el nombre de guerra de Giachino era ese, Pablo) había caído en Malvinas. Cuando salen libres, corroborando las fotos, se dan cuenta que quienes ellos conocían como el oficial Pablo era Giachino". A continuación indicó que en la ciudad habría dos causas que lo involucran: "una es una declaración en una audiencia ocurrida el 6 de diciembre de 2004 por el Juicio por la Verdad en la cual De Lavalle dice: Yo supe que me interrogó Giachino cuando quedo libre y veo las fotos de los caídos de Malvinas y lo reconozco?. O sea: este señor dice: A mí me torturó Giachino?, con lo cual termina todo tipo de especulaciones". Luego Díaz sostuvo que "un colimba de aquel entonces (Paglietti) ratifica lo de De Lavalle porque cuenta que era furiel de Giachino, y la oficina de Giachino estaba al lado del Centro Clandestino de Detención. Ratifica que Giachino era Jefe de Seguridad y Vigilancia de la Base. Se sabe que allí llegaban con un tarjetón naranja los autos de la patota?, las mostraban en la garita redonda y tenían que dar el nombre de los secuestrados. En la base de Mar del Plata ingresaron más de 500 secuestrados en el año 1976: no hay ninguna posibilidad de meter 500 civiles dentro de la Base y que el jefe de seguridad no supiese. Es absolutamente imposible que lo ignorase".

Díaz también indicó que "las pruebas judiciales y las sentencias firmes que tuvimos el año pasado. La 4447 -Base Naval I?- dice "tengase por acreditado fehacientemente que la Agrupación de Buzos Tácticos formó parte del Centro Clandestino de Detención y Tortura. O sea, la Agrupación de Buzos tácticos, en su complejidad, era parte operativa del centro clandestino. Ninguno que estuviese ahí estaba exento del grupo clandestino".

Carmen Barreiro, por su parte, celebró y valoró "que se haya quitado la imagen de un genocida" aunque aclaró que "eso nada tiene que ver con neustros héroes de Malvinas, que los respetamos y cuyas fotos pueden convivir perfectamente con nuestros desaparecidos".

En tanto Pablo Mansini, secretario de la Asociación de Detenidos y Gloria León (Madre Línea Fundadora) entre tantos otros- también ratificó la necesidad de convivir en democracia y "valorando" una política de Derechos Humanos.

En ese punto el presidente del bloque de Acción Marplatense, Diego Monti, respaldó "absolutamente la decisión del titular del cuerpo legislativo".

Artime destacó que el tema se tratará en sesión pública el jueves con la idea "no sólo de ratificar el compromiso con la política de Derechos Humanos sino prestándole atención a la participación activa de este tipo de comisiones en pos de una democracia participativa".

Subir