La Capital - Logo

× El País El Mundo La Zona Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
28-08-2011

"La terminal de cruceros es una oportunidad para Mar del Plata"

La obra en la Escollera Norte tendrá una inversión aproximada a los 30 millones de pesos. Tiene un plazo de finalización de 90 días. El intendente Pulti recorrió el lugar junto al ministro Camaño, Pezzati y Conte.

El intendente Gustavo Pulti junto al ministro de Gobierno y presidente del Consorcio Público Escollera Norte, Eduardo Camaño, al presidente del Consorcio Regional del Puerto Mar del Plata, Eduardo Pezzati, y al presidente del Emvial, José María Conte, recorrió las obras de lo que será la terminal de cruceros.

En un alto de la recorrida, el intendente Gustavo Pulti resaltó que "estamos en la parte definitoria y a poco tiempo de ver la primera terminal de cruceros de la provincia de Buenos Aires de toda su historia."

"Es una intervención muy importante que da comienzo de ejecución concreta al proyecto de la escollera Norte, que como sabemos, va a tener distintos aspectos. Este es uno, muy importante, porque está encuadrado en la estrategia de que Mar del Plata comience a recibir turismo internacional de manera creciente, porque eso es trabajo y progreso para los marplatenses".

"Estamos recuperando 90 mil metros cuadrados que durante muchas décadas, desde que se construyó la escollera, no tuvo un aprovechamiento integral. A los usos que eran propios, relacionados con la pesca y la defensa nacional, se agrega una utilización completa de todo los espacios que están disponibles, que van a estar al servicio de la recreación de los marplatenses e integrados a la industria turística de Mar del Plata".

"Esta fue una propuesta de nuestra gestión que planteamos inicialmente para que podamos llevarla a cabo y recibió el apoyo de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner y el gobernador Daniel Scioli", resaltó el jefe comunal.

Y continuó diciendo: "Nuestra gestión identificó una oportunidad para la ciudad, la Provincia y para la Argentina ya que hay pocas posibilidades para que los cruceros toquen puertos argentinos, y Mar del Plata tendrá la suya. Las obras tienen un buen ritmo de ejecución por el empeño del ministro Eduardo Camaño y el trabajo, siempre comprometido, conocedor y serio, que lleva adelante Eduardo Pezzati en representación del municipio".

"Algo no pensado, pero si soñado"

En tanto, Eduardo Camaño, ministro de Gobierno bonaerense y presidente del Consorcio Público de la Escollera Norte, aseguró que "en 60 días se va a estar observando algo no pensado, pero si soñado. Se va cumpliendo con los plazos y las expectativas que genera para Mar del Plata la posibilidad cierta de atraer cruceros a una terminal que estará a la altura de las circunstancias".

"Esta lucha del intendente y el amigo Eduardo Pezzati de toda su vida, en un tiempo más se va a cumplir. Esto va a sorprender a la sociedad marplatense, tanto a los que pensaban que no podía ser verdad como a aquellos que siempre creyeron que sí podía desarrollarse", finalizó Camaño.

Por su parte, el presidente del Consorcio Portuario Mar del Plata y representante del municipio ante el Consorcio de la Escollera Norte, Eduardo Pezzati, declaró que "esto ha tomado impulso a partir del dinamismo que le impuso Eduardo Camaño para cumplir con el objetivo que habían definido, tanto el gobernador Daniel Scioli como el intendente Gustavo Pulti, de tener en esta escollera, en esta primera instancia, una terminal de cruceros".

"Todo transcurre en los tiempos previstos. Paralelamente se está construyendo una cisterna que posibilitará contener 700 mil litros de agua que servirá para proveer a los cruceros. Es un elemento muy buscado en los puertos, máxime con la calidad de agua que tiene Mar del Plata. Se tratará de la intervención urbanística más importante de los últimos tiempos", afirmó Pezzati.

La obra

El edificio que dará forma a la terminal de cruceros de Mar del Plata, una de las tres obras que se ejecutan de manera simultánea en la escollera Norte, exhibe un importante avance de obra con tareas que ya se extienden a la planta alta.

La estructura de hormigón que está en pie comienza a perfilar la imagen final de un amplio espacio que tendrá 1.620 m2 cubiertos y semicubiertos y estará dotado de instalaciones y condiciones necesarias para recibir, atender y dar plenas respuestas a los pasajeros que lleguen a bordo de las embarcaciones, pero también de infraestructura de servicios de la que marplatenses y turistas podrán hacer uso y disfrutar durante los doce meses del año.

El edificio, en el que los cerramientos vidriados tomarán protagonismo para que desde sus distintos puntos se pueda disfrutar del entorno y sus paisajes, permitirá amplios recorridos y plena accesibilidad. El diseño contempla instalaciones libres de barreras arquitectónicas y rampas y servicios para un cómodo tránsito de personas con discapacidad.

La obra integral que lleva adelante el Consorcio Escollera Norte tendrá una inversión aproximada a los 30 millones de pesos, transita un avance superior al 20% en poco más de un mes de trabajo y tiene un plazo de finalización de 90 días. Además de la construcción del citado edificio, incluye la provisión de agua potable y desagües cloacales para el sector y la recuperación del frente de atraque. Ambos emprendimientos están en plena ejecución y entre ellos se destaca la construcción de una cisterna con capacidad para 750.000 litros que, además, permitirá el abastecimiento de agua a los cruceros que recalen en esta ciudad.

La terminal de cruceros tendrá en planta baja un hall de recepción de viajeros en doble altura, con un ala en la que tendrán espacio y funcionarán las oficinas de organismos de control como Migraciones, Aduana, Senasa y Sanidad de Fronteras.

El arquitecto Ricardo Olmos, coordinador general de la obra designado por el Consorcio Escollera Norte, explicó que "en el extremo que da hacia el centro de la ciudad se instalarán las dependencias administrativas de este organismo y áreas de articulación entre los espacios públicos y privados. Sectores de ese hall podrán funcionar como sede de propuestas culturales, muestras y eventos. Además, la terminal contará con un sector de estacionamiento cubierto para cuatro automóviles y un área exclusiva para vehículos de apoyo y servicios de emergencia".

En la planta alta, que permanecerá abierta a todo público durante todo el año, funcionarán servicios gastronómicos y de recreación. La estructura permite un recorrido por las distintas caras del edificio y la posibilidad de vistas panorámicas de casi 360°. Desde este nuevo mirador se disfrutarán los paisajes que van desde el Golf Club, la Base Naval y el Puerto hasta Playa Grande y la línea de costa que se extiende hacia la zona céntrica.

El área de gastronomía ocupa más de 300 m2 e incluye un espacio semicubierto dotado de cerramientos vidriados que, por características técnicas, garantizarán confort interior y un uso pleno del lugar aún bajo condiciones climáticas adversas. La cubierta será metálica, del tipo Zip-Rip.

"El diseño general del edificio es el de una caja con tópicos racionales y contemporáneos, muy flexible y permeable desde lo visual", destacó Olmos.

Esta construcción, a cargo de la empresa Coarco SA, quedará vinculada a una plaza seca de 2.400 m2 que realzará el potencial de este lugar como espacio de paseo y punto de encuentro para marplatenses y turistas.

A la par se trabaja en la ya mencionada cisterna subterránea y con dimensiones de 26 metros de largo, 20 de ancho y 3 de profundidad. Abastecerá de agua a la infraestructura de servicios del edificio, buques y también las bocas de emergencia para eventuales situaciones de incendio.

Con asesoramiento de Obras Sanitarias se trabaja ya en el diseño y tendido del conjunto de cañerías que permitirán la llegada de agua potable a este extremo de la escollera Norte y la derivación de desechos a la red cloacal.

El tercer foco de tareas es el propio muelle de atraque. Sobre una extensión de 340 metros lineales se están realizando reparaciones y remoción de cupertinas. Allí se generarán los cañeros que albergarán las instalaciones de los distintos servicios. Y también se dispondrán las correspondientes defensas y bitas para el amarre de buques.

Ese frente ya está despejado de buques en operaciones y sólo resta retirar el pesquero "Mapuche", que se encuentra semihundido y cuya remoción comenzará en los primeros días de setiembre.