9 de September de 2012

Alquilar una carpa costará 20% más que la temporada pasada

Los precios oscilarán entre $ 6.800 y $ 12.000. Las playas del sur y Playa Grande son las más caras. El alquiler de las sombrillas también subirá entre un 15% y 20%. Pese al incremento, en los balnearios pronostican un buen verano.

El alquiler de las carpas en las playas de Mar del Plata aumentará entre un 15 y 20 por ciento.

El alquiler de las carpas en las playas de Mar del Plata aumentará -en promedio- entre un 15 y 20 por ciento la próxima temporada en relación al verano pasado, producto de la inflación. Así lo anunció a LA CAPITAL Esteban Ramos, concesionario de balnearios en La Perla, Playa Grande y Varese.

Los precios, que varían de acuerdo a la ubicación y los servicios que ofrecen las playas, oscilarán entre $ 6.800 y $ 12.000. En La Perla alquilar una carpa durante toda la temporada saldrá $ 7.800; en las playas del norte $ 6.800; en Varese $ 9.900; en Playa Grande $ 11.500; en Punta Mogotes entre $ 8.000 y $ 9.000 y en las playas del sur entre $ 10.000 y $ 12.000.

El alquiler de las sombrillas también aumentará al mismo ritmo que las carpas. Los precios partirán desde $ 6.200 hasta $ 9.200, según el balneario. En La Perla costará $ 6.250; en Varese $ 7.920 y en Playa Grande $ 9.200.

"Los aumentos son razonables comparado con lo que han subido otras cosas", dijo Ramos. Pese al incremento, en los balnearios son optimistas y pronostican un buen verano. "Vamos a tener una temporada fuerte", coinciden los concesionarios.

Los ojos de los operadores turísticos están puestos en el fin de semana largo del 24 de setiembre, considerado como el termómetro del próximo verano. Durante ese feriado se espera que los visitantes aprovechen su estadía para preguntar precios, hacer consultas y hasta concretar reservas, según se esperanzó Ramos.

El aumento de la tarifa de las carpas se suma al incremento del 20% que, se estima, sufrirán los alquileres de casas y departamento durante enero. En diciembre y marzo, en tanto, los valores deberían bajar 50% y en febrero un 30% en relación a enero. Los precios pueden variar según la calidad, el estado y la ubicación de la propiedad.

Todos los balnearios incluyen en las tarifas el uso de reposeras, duchas, baños, juegos para niños, canchas de voley, pileta y el resto de sus instalaciones. Los paradores de las playas del sur son los más completos en cuanto a la oferta y los más requeridos por la clientela con un poder adquisitivo alto.

Hay lugares acondicionados para familias, parejas o grupos de amigos. Allí no sólo se puede disfrutar del sol, la playa y el mar, también se organizan actividades como spinning, clases de aeróbica, hidromasaje, partidos de fútbol tenis y juegos de recreación para los más chicos. Los más exclusivos cuentan con instructores de surf y kitesurf (se practica sobre una tabla y una especie de paracaídas atado al cuerpo mediante un arnés). El atractivo extra de estos balnearios es su ubicación, entre una vegetación silvestre que se mezcla con la playa y el mar. Un lugar de ensueño para descansar y disfrutar de las olas.

Las playas, especialmente las del sur, ampliarán el abanico y ofrecerán servicios de todo tipo. Desde masajes, gimnasia, reposeras y pileta hasta spinning y peluquerías a metros de la brisa marina. Todo eso y más es la oferta sin cargo que brindarán al menos una decena de los balnearios más exclusivos.

Con el correr de los años los balnearios se fueron transformando en lugares recreativos, en una suerte de clubes, explicaron los concesionarios. La mayoría tiene pileta y canchas de padle y voley.

En las playas más top el verano pasado era habitual ver a los turistas haciendo aerobic o tomando una sesión de 15 minutos de masajes descontracturantes. Y en el parador Arena Beach, por caso, miles de jóvenes colmaban la playa para ver a DJs de renombre mundial sin pagar entrada.

Alquileres de departamentos

En lo que respecta a precios de alquileres de departamentos y casas, el presidente del Colegio de Martilleros, Miguel Angel Donsini, expresó que "la semana próxima" se conocerá un muestreo de los valores para la temporada de verano. "Primero debemos dialogar y convenir con los propietarios, y después entre los colegas" para definir los precios, sostuvo. En ese sentido, estimó que los porcentajes de incremento "serán similares a los del año anterior y a los aumentos de salarios de trabajadores".

Con relación a las expectativas para la próxima temporada, aclaró que "no variará en gran medida la cantidad de turistas", aunque mencionó que "algunos más se sumarán" a partir de los controles a la compra de moneda extranjera.

En el caso de hospedaje y restaurantes, el presidente de la Asociación Empresaria Hotelera Gastronómica, Eduardo Palena, señaló que el sector debe ser medido con los aumentos. "Todavía no hicimos cálculos porque lo que respecta a los hoteles es privativo de cada uno de los establecimientos por su categoría", afirmó.

Palena pronosticó que la próxima será una muy buena temporada de verano porque "muchos que por estas medidas económicas no quieren gastar sus dólares o prefieren ahorrar, seguro que elegirán veranear en la costa argentina y no en el exterior".

Subir