La Capital - Logo

× El País El Mundo Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
20 de November de 2012

Vilas ya tiene su escultura

La obra titulada "Guillermo Vilas, el revés argentino" se encuentra emplazada en uno de los jardines del Club Náutico. "Es muy lindo estar acá", afirmó el mejor deportista de la historia de Mar del Plata.

Guillermo Vilas junto a su estatua. Mucha gente se acercó para estar junto al ídolo.

Con motivo de cumplirse 35 años del primer Grand Slam obtenido por Guillermo Vilas en 1977, el gran campeón recibió un homenaje en el Club Náutico Mar del Plata bajo el patrocinio de Peugeot: una escultura de hierro a escala natural con su figura, concebida por Eduardo Puppo y creada por el artista Daniel Masi.

Vilas, que recibió múltiples muestras de cariño antes, durante y después del acto en la entidad del puerto marplatense, se mostró muy agradecido por el homenaje.

"Estoy contento de haber venido porque siempre estoy contento de venir al club. Cuando he ido a otros homenajes en Estados Unidos siempre pensaba que esto era muy lindo y siempre me encantaba asistir. Esta vez me tocó a mí y vine al club con una gran alegría cuando supe lo de la escultura. Es muy lindo estar acá. La figura está muy bien hecha. Entre nosotros, tenía un miedo bárbaro en la previa, peor ahora la veo  y está muy bien. Estoy muy emocionado”, aseguró el mejor deportista marplatense de la historia.

El revés argentino

La obra homenaje titulada "Vilas, el revés argentino" representa el mítico revés con top spin del zurdo, de resolución abstracta por su estilo expresionista, emplazada en los jardines de la institución donde Vilas se inició en el tenis. Se completa con una plaqueta, donde se detallan los logros más destacados de su carrera junto a la insignia de Peugeot quedando inmortalizado el vínculo entre el tenista y la marca francesa.

La obra fue realizada por el artista cordobés Daniel Masi, quien dedicó cerca de ocho meses para concretarla, basado en fotos y videos del jugador.

La idea original así como el desarrollo intelectual y práctico de la iniciativa pertenece al periodista Eduardo Puppo, coautor de la reciente tetralogía de libros Historia del tenis en la Argentina, creador del Salón de la Fama del tenis argentino y analista de este deporte en CNN en español.

Ya con las "manos en la obra", los directivos del Club Náutico Mar del Plata -con su presidente, Susana Salerno a la cabeza- estudiaron las alternativas físicas para encontrar un lugar estratégico para su montaje y dieron forma al merecido homenaje en una fecha tan especial en la trayectoria deportiva de Guillermo Vilas.

El astro fue invitado, en principio, para ser honrado en el lugar donde tuvo su punto de partida en el tenis, a tres décadas y media de su título primigenio de Grand Slam (Roland Garros '77, al que se sumó poco después el US Open y, más adelante, dos veces el Abierto de Australia). Con el fin de materializarlo, la familia de este deporte le tenía preparada esta obra, que inmortaliza sus conquistas dentro de una cancha.

"Significará un nuevo atractivo tanto para los amantes del deporte de todas las épocas como para el club que lo vio nacer tenísticamente", subrayó Salerno.