14 de February de 2013

Se profundiza el debate sobre el traslado de la Municipalidad

Casi 30 oradores opinaron ayer sobre el proyecto de llevar el municipio a Libertad y Tandil. Hubo un claro apoyo del vecinalismo. Otras instituciones pidieron un mayor análisis dentro del Plan Estratégico para crear una nueva centralidad en el oeste de la ciudad.

Fachada del actual edificio de la Municipalidad de General Pueyrredon.

La propuesta de construir un nuevo edificio que reúna a algunas de las funciones administrativas y políticas de la Municipalidad en el barrio Libertad fue ampliamente debatida ayer en el marco de un foro de análisis en el Concejo Deliberante, donde hubo una clara coincidencia con respecto a la necesidad de que, a partir de ahora, el proyecto sea considerado y desarrollado dentro del Plan Estratégico. La reunión de ayer, convocada a instancias de la concejal radical Vilma Baragiola, congregó a casi 30 oradores que, en su carácter de vecinos o de representantes de instituciones de la ciudad, dieron su parecer sobre esta iniciativa, presentada públicamente en el mes de diciembre por el intendente Gustavo Pulti.

Al margen de que se escucharon algunas críticas, la mayoría de los que tomaron la palabra lo hicieron para defender la iniciativa o bien para plantear sus dudas y pedir más información y participación en el proceso de análisis y ejecución del proyecto.

En contra

Sólo uno de los oradores, el arquitecto Héctor De Schant, calificó a la propuesta como "absurda" al expresar una postura contraria a la decisión de "desarmar" el centro cívico de Mar del Plata quitando de la Plaza San Martín "al símbolo del poder político local".

En parte, ese argumento fue retomado por el arquitecto Manuel Torres Cano, actual titular del Instituto Provincial de la Vivienda, quien también cuestionó la idea de retirar al municipio de un lugar donde existen otras instituciones emblemáticas de la ciudad -la Catedral, el Rectorado o la Escuela Nº1- no obstante lo cual, subrayó que "llevar el edificio central" de la comuna hacia un barrio "es algo que merece debatirse".

"Construyan viviendas"

Otra postura crítica fue esgrimida por el dirigente del Polo Obrero y el Frente de Izquierda, Alejandro Martínez, quien al plantear que en Mar del Plata existen "15 mil personas que sufren un déficit habitacional" el municipio debería destinar sus recursos a la construcción de viviendas como manera de mejorar los barrios más alejados.

Asimismo hubo fervientes defensores del proyecto, entre los cuales sobresalieron varias sociedades de fomento, en especial, las de la zona oeste.

En todos los casos, los vecinalistas de los barrios Libertad -los principales beneficiados con el eventual traslado- Malvinas Argentinas, Los Tilos y Juramento, entre otros, destacaron el efecto positivo que tendría para ese humilde sector de Mar del Plata la presencia del municipio y expresaron su apoyo categórico al proyecto.

"Mirada hacia el oeste"

Al finalizar la jornada de debate, que se extendió por más de 4 horas, el director del Plan Estratégico, Rubén Pesci, hizo algunas consideraciones aunque evitó dar una opinión concluyente ya que él, junto a su equipo de trabajo, será quien coordinará los futuros debates sobre la iniciativa.

De hecho, la opinión generalizada de las instituciones que participaron del encuentro, particularmente de los colegios profesionales, consistió en pedir que el Plan Estratégico encabece una instancia de análisis sobre la propuesta con una fuerte participación de toda la comunidad.

Durante su breve intervención Pesci remarcó que en esta instancia no le correspondería actuar como "árbitro", no obstante lo cual compartió algunas de sus conclusiones.

Por ejemplo opinó que durante el encuentro de ayer quedó establecido como "un mandato que se comparte" la idea de que la zona oeste de Mar del Plata "debe ser más ciudad".

"Otro modelo"

A la vez remarcó que "Mar del Plata necesita otro modelo de ciudad" que debe ser gestado dentro del Plan Estratégico. Por otro lado se refirió a otros aspectos que fueron mencionados durante el debate, tales como el proceso de descentralización y modernización administrativa de la comuna y el modelo de transporte.

Al relacionar ambas cosas Pesci puso el acento en la necesidad de encarar la solución de la problemática del transporte y el tránsito disminuyendo la obligación de trasladarse para lo cual, destacó la importancia de profundizar la descentralización y de avanzar en la implementación de programas que permitan, cada vez más, informatizar y digitalizar procesos y trámites para que la gente no deba recorrer grandes distancias.

Dudas y condicionamientos

Más allá de que en la mayoría de los casos la idea general de mudar al municipio a un predio de 4 manzanas en Libertad y Tandil no fue criticada de manera contundente, hubo varios oradores que sí expresaron dudas y pusieron condiciones para ofrecer su respaldo.

Ese fue el caso de la tesorera del Colegio de Arquitectos, Julia Romero, quien pidió que la iniciativa sea "debatida ampliamente y con profundidad". En este sentido consideró necesario que dentro del Plan Estratégico se discuta de qué manera serán adquiridas las tierras para realizar la obra, se evalúe si no existen otros emplazamientos "superadores", se analice la creación de nuevas centralidades urbanísticas y se debata sobre el destino y la puesta en valor del actual Palacio Municipal. "Por eso antes de convalidar el traslado pedimos que se discuta todo esto y que también se evalúen alternativas superadoras", remarcó.

En tanto que, desde el Colegio de Técnicos, Diego Peláez, consideró necesario que la elección del predio donde se traslade el municipio surja de "un debate público" a la vez que cuestionó el hecho de que, para acceder a las tierras en el barrio Libertad, actualmente pertenecientes al Club Unión, la institución reciba el uso de un sector del Parque Camet tal como ocurre con otros clubes ya radicados allí.

Otras opiniones

En tanto que Patricio Gherbi, de la Cámara Argentina de la Construcción, manifestó su apoyo a la idea del traslado, aunque también llamó la atención sobre la necesidad de tener en cuenta "todas las implicancias" vinculadas a la concreción del proyecto.

Al foro también asistió la Universidad Nacional de Mar del Plata que, a través de su vicerrector, Raúl Conde y su secretario de Obras, Daniel Villalba, pusieron a disposición del municipio la información vinculada sobre el proyecto de urbanización de la zona de Colón y Sandino, donde está siendo construida la nueva sede de la institución.

Otra de las entidades que protagonizó el debate de ayer fue la Ong Estar que pidió que el nuevo edificio sea accesible para discapacitados no sólo desde el punto de vista edilicio, sino también, estableciendo servicios de transporte públicos aptos para todo tipo de personas. El Colegio de Ingenieros, en tanto, a través de Carlos Filippini consideró que el eventual traslado "se insertaría como una política activa" al promover desde el sector público el desarrollo del oeste marplatense creando una "nueva centralidad" junto a un proceso de descentralización administrativa.

"Crear condiciones urbanísticas de desarrollo para el oeste implicaría una contención al rápido crecimiento difuso que posee la ciudad, que que de no hacerlo, pondrá en riesgo la enorme riqueza de las explotaciones hortícolas ubicadas en esa zona", advirtió el Colegio. Finalmente, tal como había sido planteado por el Ejecutivo al presentar la propuesta, el proyecto será sometido ahora a consideración del Plan Estratégico cuyo coordinador convocó a todos los que participaron de la jornada de ayer a participar de la evaluación del tema.

Posiciones políticas en torno a la propuesta

Funcionarios, concejales y dirigentes políticos fueron ayer testigos de las exposiciones realizadas por vecinos e instituciones de la ciudad con respecto al proyecto de trasladar el edificio central de la comuna a Libertad y Tandil y refuncionalizar el actual Palacio de Luro e Yrigoyen para convertirlo en un edificio público, histórico y cultural. En ese marco, los distintos bloques y fuerzas políticas dieron su parecer al respecto. Por caso, el presidente del Concejo, Ariel Ciano, comparó la iniciativa con la decisión del ex intendente Elio Aprile de, hace más de 15 años, relocalizar las oficinas de Obras Sanitarias en la manzana de French, Nasser, Beruti y República del Líbano generando así la construcción de un "moderno edificio" para la empresa y provocando que la ciudad ganara "un nuevo activo como la Plaza del Agua" en la calle Güemes.

Tras mencionar el efecto que provocó la creación de los Distritos Descentralizados El Gaucho y Vieja Usina, Ciano destacó que de acuerdo a lo que indican el Plan Estratégico como el Banco Interamericano de Desarrollo "el oeste de la ciudad es el sector que necesita más infraestructura". En este sentido destacó que tras evaluar distintas alternativas "se concluyó que la mejor opción es la de los terrenos que ocupa el Club Atlético Unión" el cual, a través de un convenio que debe ser convalidado por el Concejo, cedería el predio a cambio de llevar su villa deportiva al Parque Camet. "Hay que mirar al oeste porque las centralidades actuales fueron creadas por viejos gobiernos de principios del siglo pasado, confirmadas por el socialismo. No quiere decir construir nuevos edificios; es mucho más, es crear urbanismo, más ciudad, poner en su verdadero lugar lo que debe ser una ciudad para vivir", insistió.

Radicalismo activo

Por su parte el radicalismo se mostró sumamente activo en el debate ya que, además del jefe de esa bancada, Nicolás Maiorano, también hablaron el presidente del partido, Daniel Núñez y, en su condición de asesores del bloque los arquitectos Carlos Katz y Antonio Costantino, además de la ex concejal Cristina Coria. En líneas generales, la postura de la UCR fue la de plantear sus numerosas dudas sobre la viabilidad de la iniciativa y la de señalar la carencia de información sobre diferentes aspectos del proyecto. En ese sentido si bien compartió la idea de que el municipio tenga mayor presencia en el oeste de la ciudad, Katz advirtió sobre la necesidad de planificar la infraestructura del barrio Libertad, diseñada para un "barrio de baja densidad".

Por su parte Costantino hizo hincapié en el financiamiento del proyecto al señalar que el acuerdo por el cual Telefónica de Argentina se comprometió a adelantar el pago de tasas está en duda, frente a lo cual se preguntó qué sucedería en el caso de que esta alternativa, finalmente, no prosperara.

Al concluir el debate, los concejales de la UCR, señalaron que el Plan Estratégico "es el marco donde debe analizarse un proyecto de semejante importancia y envergadura, su viabilidad económica, política y social, y para que una vez estudiadas las alternativas posibles, sean los ciudadanos los que definan el traslado o no de la administración municipal". Por su parte, la jefa del bloque del Frente para la Victoria, Verónica Beresiarte, también remarcó que la propuesta debe ser "debatida ampliamente" antes de avanzar con su ejecución a la vez que señaló que "todos los barrios deberían tener oportunidades" de progreso y "no esperar que para que ello suceda que se traslade el municipio".

Subir