inicio

31-Oct-2014

15 °C
Muy nublado
H. 25%

Min / Max
8 / 15

Publicado el 10/03/2013

Matan en un asalto en la costa a un turista alemán que recorría el país en motorhome

Estaba por llegar a la ciudad junto a su mujer y se detuvo en los acantilados ubicados a metros de la ruta 11 para descansar y ver el amanecer. Un delincuente los atacó, mató al hombre y dejó casi inconsciente a su esposa. El ladrón robó dólares y un GPS. Está prófugo.

Imprimir Imprimir

Tamaño texto:

+ -
enviar Enviar por mail
El motorhome en el que los turistas alemanes recorrían Chile y Argentina.

El motorhome en el que los turistas alemanes recorrían Chile y Argentina.

Por Pablo Falcone

Twitter: @pmfalcone

Adolf Germann Peterle (74) y Brigitte Peterle Geb Kierschenlohr (74) estaban en su motorhome camino

a Mar del Plata cuando decidieron parar en los acantilados de la ruta 11 para ver el amanecer junto al mar. Un mes atrás, el matrimonio alemán había llegado al país en barco desde Europa con un sueño: recorrer las rutas de Chile y Argentina para terminar de escribir un libro sobre Sudamerica. Ayer a la madrugada, mientras esperaban la salida del sol con el paisaje de la ciudad de fondo, el viaje que iba a finalizar dentro de tres semanas se convirtió en una tragedia: un delincuente forzó la puerta de entrada de la casilla rodante y durante una pelea mató al hombre.

El ladrón también dejó de un golpe casi inconsciente a la mujer y llegó a robar un GPS y dólares antes de escapar.

Al cierre de esta edición continuaba prófugo y el fiscal Juan Pablo Lódola buscaba testigos que pudieran aportar algún dato sobre la zona hacia donde había escapado.

Los investigadores están convencidos que el delincuente asaltó a los turistas al "voleo" y esperan que cuando la mujer salga del shock pueda sumar más datos a la causa.

El matrimonio alemán había partido desde Europa a bordo de un barco en el que transportaban su motorhome para recorrer Chile y la Argentina. Según pudo averiguar LA CAPITAL, Peterle había comenzado a escribir un libro sobre Sudamérica: en estas vacaciones esperaba conseguir material para poder terminarlo. El 2 de febrero, el matrimonio llegó al puerto de Río Gallegos y comenzó su travesía por la cordillera. "El pasaporte demuestra que ingresaron varias veces a Chile por distintos puntos y que recorrieron el norte de la Argentina. También estuvieron en Tigre y ahora volvían para Mar del Plata", confió un investigador.

Ayer, pasadas las cinco de la madrugada, en el kilómetro 506 de la ruta 11, el matrimonio alemán estaba en su motorhome descansando sobre los acantilados, a pocos metros del mar. Habían parado ahí para poder disfrutar del paisaje y ver el amanecer cerca de la costa. De repetente, sintieron un piedrazo en una de las ventanas y poco después golpes en la puerta. Peterle intentó ver lo que estaba pasando cuando se topó con el delincuente:

el turista alemán lo enfrentó y durante la pelea sufrió un fuerte golpe cou una piedra en la frente y varios cortes con una botella. "La mujer cree que el delincuente la agarró de abajo o un costado del motorhome, la rompió y usó el pico para herir a su marido", le confió anoche un investigador a LA CAPITAL.

En el medio de la pelea, la mujer intentó defender a su marido pero no pudo evitar la tragedia: el delincuente le golpeó y casi la dejó inconsciente. Peterle ya estaba tirado en el piso boca arriba con sangre en su cara.

Con sus víctimas sin posibilidad de defenderse, el ladrón tomó el GPS, uno dólares que encontró y huyó con rapidez.

La mujer logró levantarse y desesperada intentó ayudar a Peterle: con gasas y alcohol que tenía en un botiquín intentó limpiarle la sangre y curarlo. Pero al darse cuenta que su marido no se movía salió corriendo hacia la ruta para pedir ayuda. Ahí encontró a dos policías de la comisaría decimoquinta que patrullan la zona y les pidió auxilio. "Ni hablaba nada de español pero en inglés logró contarle a uno de los policías lo que había pasado", dijo un investigador.

Al llegar al motorhome, uno de los policías notó que Peterle no tenía pulso y pidió urgente ayuda. Al llegar la ambulancia, el médico confirmó que ya había muerto.

La investigación

El fiscal Juan Pablo Lódola tomó intervención en el caso y junto a peritos de la Policía Científica trabajaron en la escena del crimen. En principio, el único testigo presencial del asesinato fue la mujer de la víctima. Por eso para los investigadors en principio no fue sencillo conseguir demasiada información: la esposa de Peterle sufría un fuerte estado de shock y sólo hablaba un poco de inglés y nada de español. Frente a la barrera del idioma, el fiscal aceptó la ayuda del hijo de un policía que estudiante avanzado de alemán y pudo obtener los detalles del caso. "La mujer dijo que el delincuente era joven. Hasta sugirió que podría tener entre 16 y 18 años", confió un investigador.

Con la declaración de la víctima, la policía intentó buscar el testimonio de algún otro testigo que pudiera haber visto hacia qué dirección escapó el delincuente. En principio, los pescadores que suelen estar en el lugar ( aproximadamente quinientos metros de la Planta de Efluentes Cloacales) aseguraron que no habían notado nada extraño.

La causas de la muerte

Después de trabajar varias horas en la escena del crimen, el fiscal Juan Pablo Lódola se dirigió hacia la morgue para esperar los resultados de la autopsia. "La causa de la muerte fue una insuficiencia cadiorespiratoria producto de una situación de stress", le aseguró el médico forense. El cuerpo de Peterle tenía un fuerte golpe con un elemento contundente en la frente y varios cortes en diferentes zonas del cuerpo.

La víctima sufría problemas cardíacos por lo que en principio se especuló con la posibilidad que haya sufrido un infarto durante el robo. Esa hipótesis aún no está descartada.

Por eso, para tener más certezas, se dispuso que se guardaran los órganos de Peterle y realizar estudios más minuciosos que determinen la causa exacta de la muerte.

De todas maneras, para el fiscal no hay dudas: caratuló la causa como homicidio en ocasión de robo.

 

Editorial La Capital S.A

Av. Marcelino Champagnat 2551
B7604GXA
Mar del Plata, Argentina.
----
Teléfono: 0223 478 8490
contacto@lacapitalmdq.com.ar
----

Copyright 2012 LA CAPITAL | Todos los derechos reservados | Director: Florencio Aldrey