15 de July de 2013

Ya hay 15 locales gastronómicos adheridos al programa solidario

Con el frío invernal, la posibilidad de que personas en situación de calle puedan acceder a un plato de comida caliente crece a raíz de la implementación en la ciudad, desde ayer, del programa "Plato Pendiente". Ya hay 15 locales gastronómicos adheridos y los organizadores esperan que se sigan sumando voluntades.

Diego, uno de los primeros comerciantes en sumarse a la iniciativa solidaria "Plato Pendiente".

Por primera vez en el país, y como una extensión de la iniciativa "Café Pendiente", quienes concurran a locales gastronómicos como Empaipi, Montecatini y la Fonte D`Oro podrán dejar pago un plato de comida destinado a personas en situación de calle. Los beneficiarios podrán disfrutar de la comida en el lugar o los propietarios alcanzarán las viandas hasta distintos puntos geográficos.

"Cuando empezamos con `Café Pendiente` hubo comerciantes que acercaron para colaborar, pero que no vendían café sino comida, entonces comenzamos a tratar de implementar la nueva metodología, con la autorización de Buenos Aires que enseguida dieron el OK y somos la primera ciudad del país en instituir el Plato Pendiente", explicó a LA CAPITAL Sabrina Aguilera, referente de la iniciativa en la ciudad.

La operatoria con la comida es la misma que con el café: "Es libre y voluntario y cada local lo implementará cómo pueda. Hay comercios que ofrecerán sus platos en el local y otros que serán llevados hasta el lugar dónde se encuentran las personas en situación de calle", reseñó la organizadora.

Así las cosas, las personas que quieran ayudar pueden hacerlo dejando pago por anticipado un plato de alimento para que alguien en situación de necesidad pueda disfrutar de un almuerzo o una cena.

Ayer, en la primera jornada de la iniciativa, en algunos lugares estaban ultimando detalles para la implementación y en otros esperaban la solidaridad de sus clientes.

"Tenemos todo listo -dijo Diego, de Empaipi, con el calco del logo en la mano-, ahora tenemos que esperar cómo responde la gente". Es que cada cliente que se acerque a este local de venta de empanadas podrá dejar pagas las unidades que desee para ser entregadas a personas en situación de calle. Por cada empanada paga, el comercio suma otra.

En cuanto al desarrollo de la iniciativa, Diego se esperanzó con que "los clientes se sumen. Y una vez que veamos cómo responden veremos cómo entregamos la comida, si las llevamos a algún comedor, y también la frecuencia de la distribución".

Café Pendiente Mar del Plata se inició hace poco más de dos meses, cuenta con 44 cafeterías y locales afines adheridos, -identificados con el logo de la taza naranja con el corazón arriba- y su página en Facebook tiene más de 5 mil seguidores.

Aguilera señaló que "esta es una evolución lógica de la propuesta de Café Pendiente, porque el motorcito de la solidaridad no está solamente en reconocer que existe un otro que puede estar necesitando, sino también tener la certeza de que nuestro aporte puede hacer una diferencia, aunque sea mínima, en la vida de alguien".

Los interesados en recabar más información podrán hacerlo en Facebook a través de Café Pendiente Mar del Plata.

Subir