La Capital - Logo

× El País El Mundo La Zona Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
26-03-2014

Arroyo quiere prohibir las murgas en las plazas de Mar del Plata

El edil de la Agrupación Atlántica presentó un proyecto de ordenanza a través del cual solicitó la prohibición de "las murgas y percusión en cualquier espacio público". Pidió que las mismas se realicen en el Parque de Deportes en un horario determinado. Y multas para los que no cumplan con la ordenanza.

El concejal Carlos Arroyo (Agrupación Atlántica) presentó un proyecto de ordenanza solicitando que se prohíba la práctica de murga y/o percusión en cualquier espacio público, a excepción de aquellos lugares públicos autorizados en la presente ordenanza".

A la vez determinó que el lugar autorizado debe ser "el Parque Municipal de los Deportes, de lunes a sábados" de 9 a 13 y de 16 a 20.

El proyecto presentado en el Concejo Deliberante también sugirió que el Ejecutivo municipal, a partir de los 180 días de promulgada la normativa, coloque "en cada plaza del Partido de General Pueyrredon un cartel indicando de la prohibición de practicar murga y/o percusión y de los lugares habilitados, días y horas permitidos".

"No es prohibición"

Ante la consulta de LA CAPITAL, el edil Carlos Arroyo aseguró que el proyecto "no prohíbe" las murgas en las plazas locales sino que apunta "a ordenar" la actividad de cara al futuro.

"Mi idea es plantear la posibilidad -explicó- de elegir un lugar para hacer las murgas". En ese sentido, sugirió como posibilidad "la zona aledaña al Estadio, ya que tiene veredas amplias, está equidistante de todos los sitios de la ciudad y tiene buenos medios de transporte que llegan".

El concejal reiteró que "no se trata de prohibir" sino que apunta "de cara al futuro, ya que los carnavales se van a convertir en algo importante para el turismo y hay que prever un espacio grande, con mucho lugar".

Si bien consideró que la murga "cumple una función social con los chicos, manteniéndolos unidos, socializando, incentivando el gusto por la música", aseguró que "hay que regular un poco".

Los vecinos de las plazas

Esa regulación, dijo, se debe a que "se puede dar una situación en una pequeña plaza en la que haya un enfermo o una persona de edad que se moleste por la repetición de los sonidos de percusión".

Asimismo, estimó que "un corsódromo sería fabuloso, ya que se podría hacer algo parecido a lo que se hace en San Luis o en Gualeguaychú" y aclaró que su idea "está liberada a la discusión pública, ya que se hará lo que decida la mayoría".