25 de August de 2014

Damián Szifrón

Director argentino de cine, autor de ?Relatos Salvajes? y ?Los Simuladores?.

Damián Szifrón.

Mar del Plata es mi intenso costado emocional una ciudad realmente muy querida. Para todos Mar del Plata trae inexorablemente recuerdos de alguna clase, cuestiones familiares, salidas juveniles, experiencias de maduración, memorias de la soltería, anécdotas de esos viajes a escondidas, algún amor de verano, los lugares típicos de la ciudad, los sitios que son emblemáticos cada vez que uno está en la ciudad. También están los recuerdos de las personas que conocemos cada vez que visitamos la ciudad, siempre aparecen testimonios de gente que conocimos y que nos ha brindado un trato más que satisfactorio, por eso Mar del Plata a la hora de los recuerdos es sin lugar a dudas una de las ciudad imprescindibles cuando nos referimos a los principales puntos turísticos de este país, ni hablar de todas las películas que en poca o mucha extensión de su historia han incluido este lugar tan querido por todos en la consideración general.

Primeramente de chico recuerdo que mi familia no era de ir a la costa de vacaciones, por eso no tengo esos recuerdos de aquellos cuyas familias tenían la costumbre de visitar la ciudad durante el verano en un período no inferior al mes de estadía. En mi caso resulta claro que no pasábamos el verano ahí en Mar del Plata, pero sí íbamos a esa ciudad en el invierno. Muchas veces recuerdo particularmente unas vacaciones de invierno que pasé en el Hotel Provincial, como lugar ese sitio tan tradicional me resultó muy magnético, me acuerdo que lo asociaba con el hotel de ?El Resplandor?, con ese look tan intenso y firme de Stanley Kubrick. Luego ya de más grande fui mucho a escribir a Mar del Plata, también durante el invierno por una cuestión de gusto, me gusta, es una ciudad que adoro y que la disfruto obviamente mucho más fuera de temporada. Mi primera película la presenté en el Festival de Mar del Plata, ?El fondo del mar? se dio ahí, se pasó ahí por primera vez, ante una audiencia muy cálida y numerosa, ganó un premio, creo que fue el de mejor película iberoamericana, es una ciudad hermosa y me gustaría filmar en Mar del Plata, sí, es así, una gran ciudad, nada menos que eso.

Subir