La Capital - Logo

× El País El Mundo Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
4 de August de 2015

Golpe boquetero en una empresa de químicos: roban 20 mil pesos

Los delincuentes además se llevaron cheques, computadoras, mercadería y un auto. Hicieron tres boquetes dentro de la empresa ubicada en el barrio Santa Rita.

Una banda de boqueteros asaltó una empresa de venta mayorista de productos químicos del barrio Santa Rita y robó 20 mil pesos en efectivos, cheques, una camioneta, computadoras y mercaderías.

El hecho ocurrió el domingo a la madrugada, pero recién trascendió ayer y hasta el cierre de esta edición no había detenidos y el vehículo aún no había sido recuperado.

Según la reconstrucción preliminar, el caso sucedió cuando una banda de delincuentes ingresó a un galpón lindante a la empresa ubicada en De Los Inmigrantes al 300. Una vez en el lugar hicieron un boquete y así lograron acceder a la sala de fraccionado de la empresa "Slim Comercial". Desde ahí realizaron otro boquete parea llegar hasta uno de los baños y en ese sector una vez más destrozaron una pared para llegar hasta las oficinas. Allí revolvieron todos los escritorios y hallaron 20 mil pesos y cheques. Luego cargaron una camioneta Kangoo azul de la empresa con mercadería y computadoras y huyeron. "Tuvieron suerte porque nunca dejamos plata en el lugar. Esta vez fue por una operación de último momento pero en la empresa nunca queda nada de dinero", le comentó a LA CAPITAL, Martín Merino, propietario del lugar.

Según presumen desde la empresa, el asalto ocurrió el domingo antes de las cinco de la madrugada. Es que a esa hora el dueño de la mayorista de productos químicos fue notificado que la alarma se había activado. Merino, que estaba de vacaciones, chequeó por medio de un sistema en su teléfono celular que las cámaras se habían apagado por lo que pidió de manera urgente que vayan al lugar. "Desde la empresa de alarma por monitoreo no enviaron a nadie pese a mi pedido expreso. Actuaron con total negligencia", aseguró.

Ante esta situación, Merino llamó a sus empleados y a las ocho de la mañana del domingo concurrieron hasta el lugar y se encontraron con la puerta del frente abierta. Cuando ingresaron descubrieron el asalto. "Corté mis vacaciones y me tuve que venir de urgencia a la ciudad. Somos una empresa de la que dependen muchas familias y a pesar de estar blindada nos robaron igual", contó Merino.

El caso es investigado por el fiscal Eduardo Amavet.