22 de June de 2011

La comisaría cuarta ya está señalada como centro de detención y tortura

Organismos de derechos humanos concretaron ayer el acto en el que se marcó el lugar donde se corroboró estuvieron detenidas ilegalmente cientos de personas.

Con mezcla de dolor y emoción, ex detenidos descubrieron la placa que señala el centro de detención y tortura.

"En esta comisaría funcionó un centro clandestino de detención entre 1975 y finales de 1978 durante el terrorismo de estado" reza la placa que fue descubierta ayer, en Alberti y Chile, donde se encuentra la sede de la comisaría cuarta de la policía de la provincia de Buenos Aires.

El acto se desarrolló en el marco del inicio de un nuevo juicio oral contra represores en nuestra ciudad y contó con la participación de integrantes y referentes de Familiares de Detenidos Desaparecidos por Razones Políticas, HIJOS, Madres,ex detenidos desaparecidos, Agrupación Política Nuevo Encuentro, miembros de Suteba, CTA, Ctera, funcionarios y legisladores.

Estuvieron Emilce Möller, Adela Segarra, Leda Barreiro, los funcionarios municipales Ariel Ciano y Agustina Palacios y los concejales Verónica Beresiarte y Leandro Laserna, entre otros.

Además estuvieron Marta García de Candeloro y Aníbal del Prado, quienes estuvieron detenidos en dicho lugar, que desde ayer forma parte de la Red Argentina de Sitios de Memoria.

"Según testimonio de sobrevivientes, presentados ante la Justicia y el Archivo Nacional de la Memoria aquí se detuvo ilegalmente a cientos de personas, incluso antes de la última dictadura cívico militar. Los operativos de secuestro estaban a cargo de grupos de tareas integrados por miembros de las Fuerzas Armadas y de seguridad además de civiles pertenecientes a las organizaciones paraestatales Concentración Nacional Universitaria (CNU) y Comando de Organización (CDO). Las víctimas coinciden en señalar la activa colaboración con la represión ilegal que prestaron miembros del poder judicial que frecuentaban este centro clandestino. También revelaron la vinculación de la comisaría cuarta con el campo de exterminio conocido como "La Cueva" Base Aérea de Mar del Plata en el marco del circuito represivo dependiente del grupo de Artillería y Defensa Aérea GADA 601, Primer Cuerpo de Ejército, desde entonces, donde se comandó el accionar represivo de los partidos de General Pueyrredon, Necochea, General Alvarado, Lobería, San Cayetano, General Lavalle, General Madariaga, Mar Chiquita y Balcarce. A 35 años del último golpe de estado, los crímenes de lesa humanidad son imprescriptibles por eso están siendo juzgados", informa la placa que desde ayer se encuentra a la entrada de la comisaría.

"Esto es muy fuerte, hay sentimientos antagónicos que se cruzan, por un lado de mucho dolor, por otro siento una gran esperanza porque estamos en una situación muy importante que es que los juicios sean en este momento penales", señaló Marta García de Candeloro, quien estuvo detenida en ese sitio. Con la voz quebrada, recordó que "hemos pasado cientos de personas por este lugar, para algunos este fue el último lugar donde los vieron, a algunos no volvimos a verlos más, pero en este momento estamos todos acá".

Aníbal del Prado, de Necochea, también estuvo detenido en la comisaría cuarta desde abril de 1976, sostuvo que "si alguien me hubiera dicho que 35 años después iba a estar hablando en la vereda, francamente lo hubiera tomado por loco, sin embargo este hecho creo que es la mejor demostración de lo que hemos avanzado a pesar del paso del tiempo, de los sacrificios, de los dolores, de lo que nos ha costado". Y continuó señalando que "en este lugar siniestro se pisoteó la dignidad humana, se torturó, se humilló, se degradó, se quiso quebrar nuestra voluntad, pero podemos estar seguros que eso no lo lograron".

"Nosotros estamos hoy aquí raídos pero enteros, tenemos exactamente la misma ideología, las mismas convicciones, sueños, ideales que teníamos cuando nos entraron a este lugar. Muchos de nosotros hemos venido bregando por llegar a esto que hoy se concreta, que son los juicios. Se ha trabajado muchísimo, ha costado mucho esfuerzo pero creemos, que esto no termina aquí. La lucha continúa porque en este lugar se torturó pero también en muchas comisarías de la provincia de Buenos Aires actualmente se sigue torturando y hay que hablar de eso", aseveró.

Del acto participó también la coordinadora de la Red Federal de Sitios de Memoria, Judith Said, quien destacó que "estos actos se hacen en nombre del Estado Nacional" y que el objeto es que "el vecindario, la ciudadanía en general, las propias fuerzas de seguridad puedan conocer lo que aquí sucedió".

Subir