29 de noviembre de 2016
Comentarios

Preocupación en diversos sectores por los índices de desempleo en la ciudad

Tras conocerse que Mar del Plata es la ciudad con mayor deseocupación del país, diferentes dirigentes y representantes de entidades manifestaron su "preocupación" e "incertidumbre" ante el panorama laboral. Existen 34.000 marplatenses desocupados.

Tras conocerse el último informe del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec) que mostró a Mar del Plata como la ciudad con mayor desocupación del país registrando un índice de 12,1%, diversos referentes locales de los trabajadores y entidades comerciales manifestaron sus visiones y expectativas frente a los tiempos que se aproximan.

El panorama es alarmante. Con respecto al informe del segundo semestre, el desempleo en Mar del Plata creció de 11,6% a 12,1%, evidenciando un total de 34.000 marplatenses desocupados, 55.000 que si bien tienen empleo buscan otro y 38.000 subocupados, es decir que trabajan menos de 35 horas semanales por causas involuntarias y están dispuestos a trabajar más horas.

En tanto, el indicador nacional disminuyó ubicándose en 8,5%, por debajo del 9,3% del segundo trimestre.

“No es fácil el camino que se viene”

Sergio Medina, secretario general de la Confederación General del Trabajo Mar del Plata (CGT), manifestó su “preocupación” ante el panorama de los trabajadores marplatenses y aclaró que desde la central obrera siempre mantuvieron que los números de desempleo en la ciudad “son mucho más altos que las cifras del Indec”.

El dirigente aseguró que “no es fácil el camino que se viene por delante” ya que considera que “la ciudad viene muy castigada”, pero que existen “buenas expectativas de que Mar del Plata vuelva a crecer pero dependemos de la política económica del gobierno nacional y el gobierno provincial”.

Al ser consultado por LA CAPITAL sobre el accionar del gobierno municipal frente a los indicadores de desempleo, Medina sostuvo que “la comuna se ha puesto a disposición cuando hablamos sobre el código de publicidad o cuando hablamos de algunas ordenanzas que están frenadas”, y agregó: “El ejecutivo se manejará como se maneja, algunos dirán que se maneja bien otros que se maneja mal, pero es lo que hay y creo que ahora todos deben dejar las diferencias de lado y trabajar por una ciudad mejor”.

De todas maneras, reconoció que, a lo largo de este año, “no ha habido muchas áreas con las que pudimos contar para poder elevar las fuentes de trabajo”, razón por la cual, explicó, comenzaron a trabajar en la modificación del Código de Publicidad, entendiendo que la ahora antigua norma “frenaba el desarrollo de la ciudad y la generación de empleo”.

El referente de la CGT local aseguró, a su vez, que desde la central obrera esperan “una temporada que realmente beneficie a los trabajadores”, pero señaló que “no se trata sólo de voluntades políticas, sino también de una política económica. Necesitamos inversiones en Mar del Plata, si no las tenemos y no contamos con políticas que realmente ayuden al trabajo seguiremos en el mismo lugar”, y agregó: “No tenemos que seguir dependiendo del puerto, tenemos que buscar otros sectores que generen nuevas fuentes de trabajo para Mar del Plata”.

Indicador dudoso y más desempleados

Por su parte, Blas Taladrid, secretario de la Unión del Comercio, la Industria y la Producción (UCIP) no se mostró sorprendido por los índices difundidos y agregó que, “teniendo en cuenta los datos publicados por el Indec, la media del desempleo en el país termina siendo de 6,6%, con lo cual en la ciudad estaríamos casi duplicando la desocupación que hay en otros conglomerados”, expresó destacando lo “preocupante” de la situación.

A su vez, señaló ciertas observaciones realizadas desde UCIP en relación a los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos. “El tercer trimestre del año pasado, el Indec había tomado mal algunos datos como el número de habitantes, indicando que había 630 mil personas en Mar del Plata y este año daba 623 mil. Entonces hay 34.000 desocupados pero hay 10 mil habitantes menos, por lo que no nos parece lógico para lo que es la población de Mar del Plata”, sostuvo y agregó que “esas 10 mil personas de diferencia calculamos que son desempleados en su mayoría por lo que podríamos estar en índices mayores de los publicados por el Indec”.

A su vez, indicó que “Mar del Plata está en una situación muy particular” y que “ha habido una caída de ventas que ha llegado a volúmenes superiores al 20% interanual, lo cual es preocupante, y venimos marcándolo desde marzo cuando se observaban las políticas que se venían aplicando. Hubo una disminución de las ventas en la ciudad con un aumento en los costos, lo que llevó al cierre de muchos locales y despidos”, señaló.

En este sentido, Taladrid remarcó que, de todas maneras, “las que más despidos han efectuado han sido las empresas grandes”, y, en cambio, “Mar del Plata es una ciudad caracterizada por pymes que, si bien sufrían y sufren la baja de las ventas, se sigue tratando de mantener al empleado porque para las pymes un empleado no es un número, sino un compañero de trabajo”.

En cuanto a la temporada que se aproxima, Taladrid sostuvo que las expectativas son “inciertas”. “La temporada anterior fue mala por una cuestión del tipo de cambio y que la gente eligió irse al exterior, y ahora no se escucha que ningún sector diga que esta va a ser una buena temporada, sino una temporada regular y hay que ver cómo eso afecta a la ciudad”, señaló.

“Mar del Plata sigue siendo una ciudad desigual”

Guillermo Bianchi, secretario gremial del Sindicato de Empleados de Comercio, también aseguró que la noticia no lo sorprendió ya que “en la agenda de la política argentina se escucha hablar de rentabilidad y productividad y no de ocupación”, y señaló que, en Mar del Plata, hay “falta de políticas que desarrollen el empleo en la ciudad”.

A su vez, indicó que “cuando hay falta de empleo, hay exclusión y cuando hay exclusión hay pobreza. Esta rueda nos está mostrando que Mar del Plata sigue siendo una ciudad desigual”, una problemática que, según aseguró Bianchi, “viene hace una década” y se ve reflejado, no sólo en los índices de desempleo, sino también “en la caída del consumo minorista, en la profunda crisis que está atravesando la pesca y el sector textil, y en la caída de la industria del Turismo”.

Ante la expectativa de una reactivación en el consumo en el próximo año que genere, a su vez, mayor cantidad de fuentes de trabajo el dirigente gremial fue contundente: “No tenemos ninguna certeza, al comienzo de 2016 nos habían señalado que la inflación no iba a superar el 25%, lo que significa que tenemos que esperar para ver cuáles son los próximos datos económicos y las medidas que se vayan a tomar para ver si la economía mejora, hasta hoy no”.

Subir