La Capital - Logo

× El País El Mundo Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
Interés general 5 de enero de 2017

Prostituta quiso venderle yeso en lugar de cocaína a policías de civil

Fue durante uno de los precedimientos en la Zona Roja, que se incrementaron en los últimos días. También cayeron dos travestis y un hombre que había ido al lugar a comprar droga.

Una prostituta fue detenida luego de que intentara venderle yeso mezclado en lugar de cocaína a dos policías de civil que participaban de un operativo de rutina en la “zona roja” de la ciudad.

En esos mismos procedimientos, también cayeron dos travestis y un hombre que había ido al lugar a comprar droga. Así lo informaron las fuentes consultadas por LA CAPITAL, que a su vez explicaron el accionar policial se debe a una orden reciente de incrementar los controles en el sector comprendido por las avenidas Chamagnat y Jara, entre Luro y Belgrano.

Los datos proporcionados por los informantes indican que que la trabajadora sexual fue detenida luego de que les vendiera envoltorios con cocaína y yeso a dos policías de civil que simulaban ser clientes comunes. Según trascendió, tres de las bolsas contenían el mencionado estupefaciente y las otras dos la sustancia que se utiliza para la construcción, que era vendida como si en realidad se tratara de droga.

En ese marco, momentos antes había sido detenido un hombre junto a un travesti que le vendía cocaína. La policía le secuestró tres envoltorios con esa sustancia. Y lo mismo ocurrió luego con otro travesti, al que le hallaron diez bolsas más con la misma droga.

Los operativos en las inmediaciones de Champagnat y San Martín y en el resto de la denominada “zona roja” de la ciudad se incrementaron por orden del fiscal Rodolfo Moure, quien por estos días subrroga a sus pares Leandro Favaro y Daniela Yrigoyen que se encuentran de licencia.

Ya la semana pasada se habían producido controles similares que terminaron con detenidos, y por esa razón el investigador libró oficios a las distintas dependencias de las fuerzas de seguridad para que se realicen más procedimientos.

En el caso de los mencionados anteriormente, estuvieron a cargo del personal de la comisaría cuarta, en conjunto con el de la decimosegunda. El objetivo del fiscal Moure, señalaron las fuentes consultadas por este medio, es que la gente deje de comprar droga en esa zona de la ciudad.

Es que en los últimos años se han consumado detenciones en dicho sector en innumerables ocasiones, y sin embargo se siguen vendiendo estupefacientes allí. Por eso, los operativos apuntarán desde ahora a evitar que los consumidores acudan a comprar y, de esa forma, se logre la dispersión de los delincuentes.

En ese sentido, remarcaron que una vez aprehendidas las personas que concurran a la “zona roja” para adquirir droga, se dará aviso a sus familiares incluso si se trata de mayores de edad.

Por otra parte, y tras notar que los vendedores de drogas en general eran de procedencia peruana, se notificó de sus detenciones a la Dirección de Migraciones para que participen de los controles en ese lugar de la ciudad. El objetivo es que, de ser necesario, se activen los procedimientos de deportación de los delincuentes.