La Capital - Logo

× El País El Mundo Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
Policiales 1 de agosto de 2017

Se entregó el sospechoso de haber disparado afuera de un boliche

Lucas Novoa (23) se presentó en la DDI junto a su abogado defensor y quedó detenido.

El sospechoso de haber efectuado disparos afuera de un boliche de Playa Grande en la madrugada del domingo se entregó este martes en la sede de la Dirección Departamental de Investigaciones (DDI).

Lucas Novoa (23) se presentó en la sede policial junto a su abogado defensor, Mauricio Varela, y quedó detenido. Será alojado en la Unidad Penal 44 de Batán y mañana será indagado por el fiscal que interviene en el caso.

La entrega se produjo un día después del allanamiento de una casa ubicada en La Rioja al 2100, que derivó en la detención de Nicolás Capozzi (23), el dueño del automóvil marca Citroën DS 4 que aparece en un video viralizado en las redes sociales y fue hallado abandonado en Eduardo Peralta Ramos al 100.

La DDI también allanó ayer una vivienda de Don Orione al 100, donde está domiciliado Novoa (23), pero no dio con el sospechoso.

En los allanamientos, ordenados por la fiscal María Isabel Sánchez, los investigadores secuestraron 350 proyectiles, tres armas de fuego y el vehículo utilizado por los jóvenes, comprado hace poco tiempo a los representantes de una reconocida casa de venta de artículos para la electricidad, valuado en más de 300 mil pesos.

El hecho

Cerca de las 6 de la mañana del último domingo, tras el cierre del reconocido boliche Bruto, un grupo de jóvenes llegó en un automóvil a la puerta del establecimiento y se tomó a golpes con personal de seguridad del mismo. No era la primera vez que las mismas personas causaban incidentes en el lugar. De hecho, tenían la entrada prohibida desde hace tiempo.

En determinado momento, uno de los ocupantes del rodado extrajo un arma de fuego y efectuó dos disparos al aire. Una vez que se disipó el tumulto, los agresores escaparon a toda velocidad en el vehículo y con rumbo desconocido.
La situación completa quedó grabada en un video tomado en un teléfono celular por un testigo, y las imágenes se viralizaron rápidamente. En las mismas podía verse la patente del automóvil que, sumada a las declaraciones testimoniales, sirvió para identificar a los jóvenes.

La denuncia fue realizada en la comisaría novena y se inició una investigación que quedó a cargo de le DDI local. La pesquisa avanzó entre la tarde del domingo y la de ayer, cuando finalmente la Justicia de Garantías autorizó los allanamientos.