17 de julio de 2017
Comentarios

En esta nota

Un abogado penalista fue víctima de una violenta entradera en el centro

Tres delincuentes sorprendieron al hombre cuando ingresaba a la casa junto a otra persona. Los maniataron, golpearon y huyeron con dólares, pesos y joyas. Uno de ellos habría exhibido una credencial de la Policía Federal para engañar a la víctima.

Un abogado penalista fue víctima de una violenta entradera esta mañana en su casa a metros de la Plaza Mitre: fue sorprendido por tres delincuentes, uno de ellos con credenciales de la Policía Federal, quienes lo ataron, lo golpearon y huyeron con dólares, pesos y joyas.

Según las primeras averiguaciones realizadas por LA CAPITAL, el hecho se produjo pasadas las 9 en una casa ubicada en Brown al 2900, cuando la víctima y otro hombre fueron sorprendidos por tres sujetos cuando ingresaban a la vivienda luego de haber hecho un trámite.

Según trascendió, uno de los delincuentes se habría presentado como un Policía Federal y, de esta manera, ganó la confianza suficiente para ingresar a la vivienda con las víctimas.

Una vez que irrumpieron en el domicilio, los delincuentes se llevaron a los dos hombres la planta superior del domicilio, los ataron, los golpearon e exigieron que “entregaran los dólares” que tenían.

ASALTOBROWN09

Una vecina sintió ruidos fuera de lo habitual en la casa, según explicó a LA CAPITAL escuchó pisadas, muebles que se movían y a su vecino decir más de una vez: “Por favor, no tengo más, no tengo más“. Ante esta situación anormal, la mujer llamó al 911 para alertar a la Policía.

Efectivos de la Policía Local y de la Bonaerense llegaron inmediatamente y encontraron la puerta del domicilio abierta, pero sin rastros de los delincuentes. En el interior, encontraron al abogado penalista y al otro hombre atados y con signos de haber sido golpeados, por lo que llamaron a una ambulancia para que los asistiera.

Si bien las víctimas no resultaron heridas de gravedad, la principal preocupación de los médicos es la condición cardíaca del propietario de la casa, quien había sido operado hace poco tiempo y toda la situación lo había afectado.

Según trascendió, los delincuentes se habrían escapado con un reloj de oro, cerca de 4000 dólares y 15000 pesos. La principal hipótesis de los investigadores es que alguien habría “marcado” a la víctima, quien recientemente había realizado unas obras para remodelar su vivienda.

 

Subir