La Capital - Logo

× El País El Mundo Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
Deportes 16 de marzo de 2019

A jugar por algo, como en los buenos tiempos

El campeón clasificará al Regional Amateur. Esa es la gran variante para una nueva temporada de fútbol de primera división de la Liga Marplatense. Vuelve Chapadmalal, no será de la partida Juventud Unida de Batán y pidió licencia El Cañón.

Festejan los jugadores de Nación, últimos campeones. Este año el que da la vuelta clasificará al Regional Amateur.

por Sebastián Arana

 
1997 fue “bisagra” para el fútbol marplatense. No sólo fue el del último clásico. También fue el último año en el que el campeón del torneo marplatense de primera división, aquella vez Alvarado, clasificó a una instancia superior, el viejo Argentino B.

Si bien inmediatamente, y durante algunos años, se realizaron liguillas clasificatorias para ungir a un representante marplatense en el Torneo Regional Amateur, a partir de 1998 el torneo marplatense se jugó por el honor. A partir de la unificación, y desde el punto de vista del premio, ser campeón o último se convirtió en lo mismo. Y así, entre otras cosas, el certamen local comenzó a perder relevancia.

El torneo que comenzará esta tarde, siempre que la amenaza de lluvia no lo impida, será histórico en ese sentido. Por primera vez en más de dos décadas, el campeón clasificará a una instancia superior: el Torneo Regional Amateur, que hoy disputa Círculo Deportivo.

Desde la Liga Marplatense se asegura que se mantendrán firmes en la postura de que sí o sí el campeón la representará en el Regional Amateur. Si el club en cuestión, por algún motivo, decidiera no intervenir en dicho torneo, no asumirá algún otro esa representación.

Precisamente, la clasificación para el Regional Amateur condicionará el desarrollo del certamen local. El representante de la Liga debe estar homologado antes del 8 de diciembre y el torneo tendrá que estar finalizado antes del 1 de ese mes.

“Si tenemos la misma cantidad de suspensiones que el año anterior, no habrá otra posibilidad que jugar los miércoles”, estimó Ricardo Charlier, directivo de la Liga Marplatense de Fútbol.

Esta vez serán veintiocho los participantes, uno menos en relación al último certamen. Regresó a la competencia Chapadmalal, esta vez a través de una fusión con Deportivo Camet. Sin embargo, Los Andes decidió interrumpir su vínculo con Juventud Unida de Batán, que se quedó sin su lugar en el torneo. Y El Cañón decidió pedir licencia por dos años, golpeado por la crisis económica.

Otros dos clubes sopesaron seriamente tomar idéntica resolución, Unión y General Mitre. Pero finalmente reunieron los recursos para no “bajarse” de la competencia. Al no contar casi con recaudaciones, hace años que todos los clubes participan a pérdida. Hoy por hoy, como mínimo, a los clubes que no tienen cancha intervenir en el torneo les cuesta 15 mil pesos por partido sólo en concepto de gastos operativos.

No habrá más variantes de peso en relación a años anteriores. La Liga resolvió mantener el sistema de disputa de las última temporada, que fue del gusto de la gran mayoría de los participantes.

Los veintiocho equipos se agrupan en tres zonas (una de diez, dos de nueve) para jugar una primera fase clasificatoria todos contra todos a una rueda. Los cinco primeros de cada grupo jugarán luego la Zona Campeonato. Y los restantes trece irán a la Reválida.

En la segunda fase, en ambos grupos, los elencos volverán a enfrentarse todos contra todos a una rueda. En la Zona Campeonato, los tres primeros clasificarán directamente a cuartos de final. Del cuarto al noveno se asegurarán un lugar en la segunda ronda de play-offs. Finalmente, décimo, undécimo, duodécimo y decimotercero jugarán un primer cruce eliminatorio ante los cuatro primeros clasificados de la Reválida.

Los cuatro vencedores de esa instancia se “reenganchan” en un segundo cruce con los seis equipos que esperaban su turno de la Zona Campeonato. Y los cinco vencedores se reúnen con los tres primeros para darle vida a los cuartos de final, última instancia que se disputa en un partido “a finish”.

Semifinales y final, en cambio, es a doble confrontación con la posibilidad de definir como local para el mejor ubicado.

La desaparición del Federal B y el calendario del Regional Amateur tranquilizará a la mayoría de los equipos, que otrora perdían en el mercado de pases de invierno a los jugadores que saltaban a una categoría superior. El horizonte de trabajo, en ese sentido, se redujo mucho para los futbolistas, que dentro del país pueden ir a otra liga local. El salto al Federal A u otra categoría superior ya es demasiado alto. Por lo tanto, más allá que se abrirá otra vez un mercado de pases finalizado el Clasificatorio, se consolida un factor de estabilidad beneficioso para los clubes, aunque no tanto para los jugadores.

 

La guía de la jornada

Zona Partido Hora Cancha Árbitro
C Racing-Nación 14 River A. Mustafá
B River-General Mitre 16 River F. Mele
A Quilmes-Boca 16 Quilmes C. Gérez
A Alvarado-Chapadmalal/Camet 15 Alvarado S. Mella
B Atlético MdP-San Lorenzo 14 Atlético MdP C. Miranda
C Deportivo Norte-Argentinos del Sud 15 Deportivo Norte G. Millas
A Cadetes-Banfield 14 Cadetes S. Abboud
B Los Patos-San Isidro 16 Cadetes S. Funes
A Talleres-Al Ver Verás 15 Talleres M. Araujo
B Kimberley-General Urquiza 15 Kimberley M. Sanz
C Once Unidos-San José 15 Once Unidos F. Campagnoli
C Independiente-Peñarol 15 Independiente G. Nuesch

El domingo
A Círculo Deportivo-Huracán 14 Círculo S. Aquino

 

Los movimientos de pases

 
Con los movimientos en el mercado de pases, no cambió demasiado el panorama de candidatos a quedarse con el título de campeón.

Nación, actual monarca, perdió a su as de espadas, Emanuel Ogas, pero incorporó para suplirlo a dos buenos delanteros, Isaías Jara y Fabián Bauza y a una eterna apuesta como Esteban Jaime.

Círculo Deportivo, que se movió mucho para armarse para el Regional Amateur, tendrá a todos esos refuerzos -salvo a Joaquín Solaberrieta, que debe regresar a Kimberley- disponibles para cuando le ponga todos los cañones a la competencia local.

Kimberley, si bien perdió algunos jugadores, mantiene su poderío y fortalecerá su juego aéreo con el regreso de Emiliano Fortete. General Urquiza reemplazó con el potente Juan Manuel Gallego el gol que perdió con la partida de Leo Barros a Banfield y se reforzó con dos buenos jugadores de Independiente como Luciano Martínez y Lucas Pasquali.

San Lorenzo es uno de los que mejor se reforzó. Mantuvo la base y le agregó a los hermanos Catuogno, Ignacio Bulat, Juan Molinelli y Lucas Catalán, entre otros.

Banfield no sólo incorporó a Leonardo Barros. El equipo portuense se reforzó además con Gastón Erviti, quien decidió regresar a la actividad, Nicolás Colaneri y Diego Salvini, entre otros.

Alvarado, protagonista fuerte de los últimos campeonatos, mantuvo la base y sumó al promisorio Agustín González, el chico de Quilmes.

Talleres, con Juan Manuel Vuoso como entrenador, apostó a un salto de calidad y sumó a Pablo Otemuro, Juan Ignacio Briones, Franco Mañas, Patricio Rodríguez, Martín Hormaechea y Pablo De Hoyos en un claro intento por jugar la Zona Campeonato.

En cuanto a los entrenadores, Martín Quintas vuelve al ruedo para comandar a San Isidro. Pero el regreso más importante al fútbol marplatense es el de Luis Nicoletti, al frente de Once Unidos, que sumó a Ezequiel Vales, Darío Díaz, Franco Rubio y Emilio Solari.

En cambio, el símbolo de Parque Luro, Guido Castro, se marchó a River para potenciar a los chicos que conducirá una vez más Eugenio Ramajo.

 

Las “perlitas” de Independiente

 
Independiente inscribió para disputar este certamen a dos futbolistas con pasado reciente en primera división: el mediocampista Diego Villar -se había retirado de la actividad- y el delantero Joaquín Romea.

Los casos son distintos. Tras una dilatada trayectoria que finalizó hace diez meses en Aldosivi -y que incluyó pasos por Newell’s Old Boys, Godoy Cruz, Gimnasia y Esgrima, Arsenal, Racing, Defensa y Justicia y Unión-, Villar se sumó en calidad de entrenador a las divisiones menores de Independiente y cedió a la insistencia del coordinador del club para que jugara.

Diego Villar empezó a entrenar para darse el lujo de jugar para Independiente, el club que lo vio nacer futbolísticamente.

Diego Villar empezó a entrenar para darse el lujo de jugar para Independiente, el club que lo vio nacer futbolísticamente.

Recién el miércoles hizo su primer entrenamiento. “Sinceramente, no lo tenía en cuenta. Es más, el martes a la tarde recién firmó el pase en la utilería, como en broma. Y el miércoles apareció para entrenar”, contó el entrenador Mariano Charlier.

El caso de Romea es distinto. El ex Gimnasia y Esgrima La Plata, sin club, pidió entrenar y jugar para no perder ritmo, a la espera de una nueva posibilidad para su carrera. Ya superó dos lesiones en las rodillas y, tras un paso por Villa San Carlos, tuvo y estudia ofertas para irse al exterior.

 

Una semana más

La Liga Marplatense de Fútbol, en la reunión del jueves por la noche, decidió estirar el vencimiento del libro de pases una semana. El nuevo límite es el jueves 21 a las 20 dado el pedido de varios clubes.

La condición para todos es que sólo se podrán incorporar jugadores que no firmen planilla en la primera fecha, aunque dicho futbolista no actúe ni un solo minuto.