La Capital - Logo

× El País El Mundo Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
Provincia 14 de junio de 2019

Abejas bonaerenses polinizan cultivos de arándanos en Tucumán

Productores de General Pueyrredon, Carlos Casares, Alberdi y Trenque Lauquen se trasladaron con unas 3.000 colmenas Famaillá para polinizar los campos.

Productores de los municipios bonaerenses de Carlos Casares, Alberdi, Trenque Lauquen y General Pueyrredon ofrecen un servicio de polinización “a domicilio”, y por ese motivo se trasladaron con unas 3.000 colmenas hasta la ciudad de Famaillá, en Tucumán, para polinizar los campos.

La falta de polinización ha aumentado la sensibilización acerca del valor de este servicio, y con el objeto de mejorar la rentabilidad del sector los apicultores bonaerenses viajaron al norte de país.

Según informó este viernes el Ministerio de Agroindustria bonaerense, las colmenas “por las características agroecológicas de la provincia de Buenos Aires en este período del año están invernando, por eso es una muy buena opción el traslado y la valoración para el desarrollo de los cultivos como el de la producción apícola”.

Omar Quintana, productor del partido de Carlos Casares, sostuvo que “la oportunidad surgió por el contacto que se produjo mediante un ingeniero de la ciudad de Tucumán, que produce en forma orgánica arándanos y citrus (limón, naranjas, mandarinas y quinotos) para la venta en gran escala”.

Las relaciones entre los insectos y las plantas que polinizan alcanzaron, en ciertos casos, un alto grado de especialización que a la vez implica una dependencia extrema: si desaparece el insecto, la planta no es polinizada, no produce semillas y también desaparece.

Que el polen de una flor de una planta polinice la flor de otra planta diferente aumenta la diversidad genética de la especie y es vital para su supervivencia; y la polinización cruzada produce semillas más vigorosas y frutos de mejor calidad, informó el Ministerio de Agroindustria provincial.

“Es importante la diversificación de diferentes productos de la apicultura, además de la miel, para mejorar la rentabilidad del sector y de los productores apícolas buscando nuevas alternativas como en este caso la polinización. Creo que ahí radica la importancia de esta iniciativa”, aseguraron desde la Unidad de Coordinación Apícola bonaerense.

El Ministerio de Agroindustria recordó que la provincia de Buenos Aires representa el 53% de la producción total de miel del país, y la Argentina se ubica como el tercer productor y exportador del mundo y el primero en Latinoamérica.

En el territorio bonaerense hay casi un millón de colmenas y 5.000 productores, que generan 18.000 puestos de trabajo en toda la cadena productiva.