La Capital - Logo

× El País El Mundo Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
Policiales 11 de septiembre de 2019

Abuso en el camping de Miramar: el juicio por jurados será en 2020

Tomás Agustín Jaime, Lucas Pitman y Juan Cruz Villalba serán los imputados en el debate que se realizará ante el juez Fabián Riquert, del Tribunal Oral Nº 3. Roberto Costa y Emanuel Díaz fueron sobreseídos.

 

Tomás Agustín Jaime, Lucas Pitman y Juan Cruz Villalba serán juzgados en 2020 por el presunto abuso de una adolescente de 14 años ocurrido el pasado 1 de enero en un camping de Miramar, mientras que otros dos de los jóvenes que en un principio estuvieron acusados en la causa finalmente fueron sobreseídos.

La novedad se conoció en las últimas horas y si bien no se confirmó la fecha del proceso, que será bajo la modalidad de juicio por jurados, se estima que no podrá ser en lo que resta de 2019 por una cuestión de tiempos y calendarios.
Jaime, Pitman y Villalba permanecen bajo arresto domiciliario imputados por el delito de “abuso sexual con acceso carnal agravado”, mientras que Roberto Costa y Emanuel Díaz, sobreseídos, gozan de su correspondiente libertad desde el 22 de enero. Si bien se especulaba con que el debate al que serán sometidos los primeros tres jóvenes se llevara a cabo a la brevedad, fuentes de la investigación señalaron que “es casi imposible que se haga este año”.

De acuerdo a la información que pudo obtener LA CAPITAL, en las próximas semanas se reunirá toda la prueba que figura en la causa y a posteriori se desarrollarán las audiencias preliminares. Luego se fijará la posible fecha de juicio.
Lo que sí se confirmó en las últimas horas, tras el fallo del juez de Garantías Saúl Errandonea, fue que el debate oral será en la sala del Tribunal Oral Nº 3 y estará presidido por Fabián Riquert, uno de sus miembros al que le toca este rol según un sorteo interno de fechas y casos. Además, se realizará bajo la modalidad de juicio por jurados, como lo habían solicitado los abogados defensores de los imputados, Mauricio Varela, Martín Bernat y Marcelo Jiménez.

Los letrados están presentes en las próximas audiencias, como así también Maximiliano Orsini, quien representará a la familia de la víctima en el rol del particular damnificado, y la fiscal del caso, María Florencia Salas.

La decisión de Errandonea se conoció a pocos días de que la propia fiscal Salas solicitara elevar la causa a juicio oral con los respectivos sobreseimientos de Costa y Díaz, quienes estuvieron detenidos entre el 1 y el 22 de enero y luego recuperaron su libertad, pero permanecían imputados por el delito de “abuso sexual agravado”. Ahora, quedaron desvinculados definitiva y oficialmente del expediente.

El caso

El caso de la menor abusada en el camping “El Durazno” de Miramar ocurrió en la madrugada del 1 de enero, durante los festejos de Año Nuevo, y causó conmoción social en el país.
La adolescente de 14 años, junto a su familia, había arribado al predio sito sobre la ruta 11 para disfrutar de los entretenimientos del lugar, de la pileta, de la cercanía con la playa, de los fogones, de la forestación y, sobre todo, de la tranquilidad. Lo mismo habían hecho cinco jóvenes marplatenses, que habían llegado a “El Durazno” en una camioneta marca Renault Traffic para acampar.

En medio de los festejos, los jóvenes tomaron contacto por primera vez con la menor. De acuerdo a la denuncia de los padres de la adolescente, entre las 2 de la mañana y las 6 notaron que su hija no regresaba al lugar donde ellos se encontraban. Entonces se inició una búsqueda por el ya amanecido camping, sector por sector hasta llegar a una carpa azul ubicada junto a la Traffic.

Dentro de la carpa estaba la menor, dormida, acompañada de más de un joven. No trascendió entonces cuántos eran. Desde las primeras horas los cinco jóvenes quedaron detenidos, pero semanas más tarde, con el arribo de los estudios de ADN (y el relato de los imputados), dos de ellos (Costa y Díaz) quedaron en libertad.

La ciencia forense determinó que había semen de Pitman en el cuerpo o prendas de la menor, quien a su vez reconoció a Villalba como otro de los que había tenido acciones sexuales con ella. Respecto a Jaime, fue él mismo el que admitió -como Pitman- que había participado pero que no en forma de una agresión sexual.

El 22 de enero siguiente, al vencerse el plazo para solicitar la prisión preventiva de los imputados, la Justicia decidió que Costa y Díaz recuperasen la libertad. En tanto, tres meses después concedieron el arresto domiciliario a Jaime, Pitman y Villalba.