11 de enero de 2019
Comentarios

Advertencia por escrito de Arroyo a Mourelle tras el conflicto del Concejo

A través de un memorándum, le ordenó realizar las gestiones necesarias para que no vuelva a haber demoras en el pago de salarios. Le aseguró que no quiere pagar el costo político de situaciones que pudieron ser evitadas.

El intendente Carlos Arroyo le recriminó por escrito al secretario de Economía y Hacienda, Hernán Mourelle, la demora en el pago de salarios del personal del Concejo Deliberante.

A través de un memorándum que le envió ayer, le solicitó que se aboque a recabar por escrito toda la documentación que se requiera del Concejo para “proceder al pago inmediato de los salarios”.

El mensaje dejó en claro la molestia del jefe comunal por lo que sucedió. “Si la demora que provocó el incumplimiento de mi voluntad expresa en contrario se debió a fallas, no cumplimientos o falta de documentación que debió originar el Concejo Deliberante a través de sus órganos naturales, le solicito me puntualice por escrito cuáles fueron esos incumplimientos y que al mismo tiempo –también por escrito– le informe al presidente del Concejo Deliberante los procedimientos que deben seguir para que en el futuro no vuelvan a ocurrir esta clase de demoras que provocan inconvenientes al personal y generan malestar que atentan contra el servicio”. Arroyo refirió, claramente, al quite de colaboración que realizaron los empleados del Concejo por el retraso en el cobro de los haberes de diciembre.

También le aclaró que no quiere pagar más costos por demoras como estas: “Todas las situaciones deberán quedar en el futuro perfectamente documentadas por cuento no es justo que el suscripto deba asumir el costo político de situaciones –aparentemente confusas– que pudieron ser evitadas”.

Para terminar, Arroyo apuntó: “Desde ya que el suscripto no considera razonables costumbres que aparentemente tuvieron gestiones anteriores en cuanto a las transferencias de partidas –si ese el es caso– por cuanto los trámites administrativos, y sobre todo los actos administrativos, deben quedar perfectamente documentados para cualquier examen o compulsa que puedan realizar autoridades administrativas superiores o incluso los órganos judiciales competentes”.

Subir