La Capital - Logo

× El País El Mundo Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
La Ciudad 3 de octubre de 2018

Arroyo dio marcha atrás y permitió a los clubes que pongan publicidad

Acordó con Peñarol y Quilmes, que podrán realizar ploteos en el piso del Polideportivo. Hace una semana habían recibido una nota que se los impedía.

Foto Florencia Cordero

El intendente Carlos Arroyo reculó y, lejos de la dura postura que había mostrado su administración hace una semana, este miércoles permitió a Quilmes y Peñarol el ploteo de publicidades en el piso del Estadio Polideportivo Islas Malvinas. 

La decisión la transmitieron los presidentes de los clubes, Domingo Robles (Peñarol) y Jorge Unzué (Quilmes), al término de un encuentro con el jefe comunal en el municipio.

“La ordenanza sigue vigente, no se modifica en absoluto”, aseguró Unzué. “Nosotros, los clubes, vamos a colaborar como veníamos colaborando y ampliar un poco más todo lo que hacemos con la municipalidad”, indicó, pero enseguida aclaró: “No tiene nada que ver esta colaboración de los clubes hacia el municipio con la ordenanza, que sigue tal cual”.

La semana pasada, los clubes habían recibido una nota de la Dirección General de Infraestructura que les prohibía “la colocación de todo tipo de publicidad en el campo de juego del Polideportivo Islas Malvinas”.

Las quejas no se hicieron esperar. Robles estimó que las publicidades en el estadio representan el 30% del presupuesto de los clubes.

La prohibición llegó tres semanas después de que el polémico secretario de Economía y Hacienda, Hernán Mourelle, acusara a los clubes de “robarles la plata a los vecinos” y definiera a sus presidentes –incluidos los de Aldosivi y Alvarado– de “chantas”.

Arroyo tuvo que convocar de urgencia a una reunión para calmar las aguas, y celebró un “pedido de disculpas” de Mourelle.

Pero luego apareció la nota que prohibió la publicidad y el conflicto volvió a escalar. Ninguno de los dos equipos marplatenses de la Liga Nacional de Básquetbol pudieron hacer ploteos en el piso del estadio en sus últimas presentaciones. Pero la prohibición no se mantendrá. “Vamos a poder plotear. Hemos demostrado que no se daña el piso”, dijo Unzué, y aclaró que si eso ocurre los clubes se harán responsable. “Pero el piso del Polideportivo también se usa para otras actividades. Se puede dañar con otras actividades”, aclaró.

Pese a la intención que Arroyo y Mourelle habían manifestado de obtener algún “rédito” por la pérdida que implica el uso del estadio para el municipio, Unzué y Robles repitieron tras la reunión con Arroyo que nada cambiará. “Queda todo como estaba”, coincidieron.