La Capital - Logo

× El País El Mundo Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
La Ciudad 24 de agosto de 2018

Arroyo, un “aportante trucho” confundido con las fechas

El intendente negó haber aportado para la campaña de Cambiemos de 2017, cuando en realidad, la polémica que lo involucra se refiere a las elecciones de 2015. Todos los aportantes de aquel año señalados como truchos, entre ellos él mismo, pertenecen a su partido.

El listado de aportantes locales sospechados de truchos para la campaña de 2015 coincide plenamente con la nómina de precandidatos del arroyismo de ese año.

En la carta abierta dirigida a la senadora Cristina Fernández de Kirchner, el intendente Carlos Arroyo agregó confusión a la controversia por la detección de “aportantes truchos” a las campañas legislativas de Cambiemos, entre quienes de acuerdo a sus propios dichos, figura él mismo.

El jefe comunal, quien asegura no haber entregado ni un solo peso para financiar la actividad proselitista de la alianza a la que pertenece, aparece entre los aportantes privados para las elecciones presidenciales de 2015.

Su nombre, el cual es figura junto a un monto de 50 mil pesos, no es el del único marplatense mencionado en la documentación oficial.

También hay algunos otros, todos ellos, pertenecientes a a su propio partido vecinal, Agrupación Atlántica.
Sin embargo, en la carta dirigida a la ex presidenta, Arroyo confundió las fechas. No se sabe si lo hizo por una mera equivocación, por desconocimiento o si se trató de un error deliberado para posiblemente desdecirse de lo que ya había negado.

Lo cierto es que en el texto el intendente pretendió aclarar en todo momento que él no realizó aportes para las elecciones de 2017, cuando en realidad, la polémica que lo involucra se relaciona claramente con el financiamiento de la campaña de 2015.

En la carta Arroyo se esmeró en recordar que días atrás negó “ser aportante durante la campaña 2017” y se justificó diciendo que en aquel momento ya ocupaba la intendencia. Aclaró que en aquél año decidió abocarse “a la gestión y no participar de la campaña electoral, por la gran responsabilidad que los vecinos me han delegado”.

Lo cierto es que la aclaración llama al desconcierto debido a que nunca hubo dudas sobre si Arroyo hizo o no hizo contribuciones económicas para la campaña de 2017, ya que su nombre no figura en el listado de aportantes de ese año. En el que sí aparece es en el que corresponde al año 2015, cuando él mismo se había postulado como precandidato a intendente.

La documentación, publicada por la Cámara Nacional Electoral no sólo lo menciona a él. Incluye a miles de personas que entregaron cifras muy similares entre sí. Por ejemplo, casi todos los que en aquel momento eran precandidatos a intendente, como era el caso de Arroyo, aparecen realizando un aporte de 50 mil pesos cada uno. Ni un peso más, ni un peso menos.

Entre los marplatenses que aparecen en la documentación de 2015 también están el hijo del intendente, Guillermo Arroyo, con una suma de 38 mil pesos. La cifra es idéntica a la que supuestamente entregaron el actual presidente del Concejo Deliberante, Guillermo Saenz Saralegui y los concejales Patricia Serventich y Marcelo Carrara y la actual secretaria de Desarrollo Social, Patricia Leniz.

Con ese mismo monto figura también el abogado Iván Gemigniani, quien se desempeña en la Secretaría de Gobierno.

Todos ellos comparten el mismo antecedente: haber sido precandidatos a concejales por la Lista 1 Amarillo, es decir Agrupación Atlántica, en las elecciones primarias que se celebraron el 9 de agosto de 2015.

En la nómina también figuran como aportantes, con una suma de 32 mil pesos cada uno, la subsecretaria de Asuntos de la Comunidad, Stella Maris Marinier y el ex presidente del Emvial, Miguel Angel Guzmán, también precandidatos en las legislativas de aquél año. Entre los nombres conocidos también figura el de la ex titular de Consejo Escolar, Sofía Badié, con un monto de 25 mil pesos.

El listado de aportantes se completa con varios nombres más, como los de Dora Monzón, Mario Arnol o Juan Sarlo, entre algunos otros. Todos comparten exactamente la misma circunstancia: haber sido precandidatos a concejales o consejeros escolares por Agrupación Atlántica en 2015, la lista que en las primarias de quél año se impuso por sobre la 2 Amarillo, que encabezaba Vilma Baragiola y que estaba integrada mayoritariamente por afiliados a la UCR.

Aquella victoria permitió que Arroyo se constituyera en el candidato a intendente por Cambiemos, participando y triunfando en las elecciones generales que se celebraron en octubre. Aunque el ahora jefe comunal haya sido la figura más “prominente” en negar haber hecho aportes a la campaña, no es el único.

Otros integrantes de su partido, sorprendidos por verse en la lista de aportantes, también aseguraron no haber puesto ni un solo peso para financiar la actividad proselitista.

Ese es el caso de, por ejemplo, el presidente del Concejo Deliberante, Guillermo Saenz Saralegui.

Lo curioso es que entre los denominados aportantes truchos de Mar del Plata no aparezca ningún radical. Todos y cada uno de los nombres de los domiciliados en el Partido de General Pueyrredon son, exclusivamente, integrantes del arroyismo.