La Capital - Logo

× El País El Mundo La Zona Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
Pibxs 17 de enero de 2020

Australia: los héroes detrás de la tragedia

Mil millones de animales muertos, 26 personas fallecidas y más de 8 millones de hectáreas alcanzadas por el fuego son el saldo de los devastadores incendios forestales que está sufriendo el país.

“Suerte” es un canguro rescatado por la voluntaria de WIRES Sarah Price. Fue encontrado en la bolsa de su madre, luego fallecida como consecuencia de los incendios. Foto: AFP

A raíz de múltiples focos de incendio que se están desarrollando desde septiembre del año pasado, Australia no para de sufrir las consecuencias del calentamiento global. Hasta el momento se incendiaron alrededor de 10 millones de hectáreas (es decir, una superficie mayor a la del territorio de Irlanda y que duplica la de Portugal), y los incesantes aumentos de temperatura amenazan con recrudecer la situación. La destrucción del hábitat natural de la fauna autóctona de la región y de algunas especies únicas en el mundo, la muerte de 8 mil koalas entre los que se encuentra gran parte de la población necesaria para la preservación de la especie, alrededor de 1.800 hogares devastados y, por lo menos, 26 personas fallecidas son algunas de las cifras de esta catástrofe natural. Sin embargo, aunque cada día solo parecen conocerse malas noticias, la solidaridad se hace cada vez más presente.

Hace casi 4 meses distintas unidades de bomberos tanto oficiales como voluntarios e integrantes de ONG trabajan en las zonas más perjudicadas del país, incluso siendo algunos de ellos las víctimas fatales de los incendios. Además de tratar de extinguir las llamas, los voluntarios se enfrentan al humo para rescatar a los animales que no solo sufren el riesgo de calcinarse, sino también de morir por falta de refugio y alimento debido a la destrucción de sus hábitats.

Un claro ejemplo de estos esfuerzos fue el momento en el que una mujer de New South Wales se adentra en el bosque en llamas y envuelve a un koala en su remera para ponerlo a salvo, plasmado en un video que se viralizó rápidamente en redes sociales. Aunque el animal de aproximadamente 14 años, bautizado como “Ellenborough Lewis”, fue atendido en un hospital pero no pudo ser salvado por la gravedad de sus quemaduras.

Asimismo, helicópteros sobrevuelan constantemente los bosques en busca de animales y les arrojan zanahorias y otros alimentos para compensar la falta de vegetación de la cual alimentarse.

De la misma manera, los animales de la zona también se convirtieron en héroes para proteger a las víctimas de los incendios y demostraron que no hay límites para la solidaridad. En Victoria, una enternecedora escena sorprendió a una pareja cuando esta encontró a su golden retriever, Asha, acurrucada con un pequeño koala en su espalda. El marsupial se habría separado de su madre y luego fue encontrado por la perra, que lo mantuvo caliente y a salvo durante toda la noche.

Pero los aportes más fundamentales fueron los de Bear, un perro rescatado del abandono por integrantes del Fondo Internacional para el Bienestar Animal (IFAW), y Taylor, una perra de raza springer spaniel inglés. A pesar de su entrenamiento para encontrar animales heridos o enfermos en ambientes más tranquilos, Bear fue recientemente preparado para dirigir a los voluntarios hacia koalas o dasyurus en el área para ponerlos a resguardo. Por el contrario, Taylor está especialmente entrenada para recorrer tierras boscosas con probabilidades de incendiarse y detectar los árboles en los que haya koalas para que puedan rescatarlos. De acuerdo a EFE, hasta ahora Taylor logró salvar más de 15 marsupiales.

Por otra parte, mientras que muchos dedican su tiempo a contribuir con el rescate de la fauna y la recuperación de los espacios naturales, otros realizaron importantes donaciones para aportar su grano de arena. Empresarios, personalidades destacadas y artistas de todo el mundo se solidarizaron con los eventos de los últimos meses en Australia.

Nicole Kidman y su esposo Keith Urban, Leonardo Dicaprio, Pink, Margot Robbie, Chris Hemsworth, el piloto de F1 Lewis Hamilton, el tenista Roger Federer, Ellen Degeneres y Elton John fueron algunas de las personalidades que donaron grandes sumas y promovieron acciones solidarias en redes sociales.

stuffed-koalas-nyc-donations-PAGE-2020

Otro ejemplo es el de la familia de Steve Irwin, fallecido en 2006 y más conocido como el “cazador de cocodrilos”, la cual se encuentra continuando con la labor del australiano para preservar la fauna salvaje mientras ayuda a rehabilitar a los animales heridos. El conductor de diversos programas televisivos sobre la naturaleza y la vida silvestre había creado su propio zoológico y la fundación Wildlife Warriors Worldwide, además de brindar apoyo a un hospital veterinario, que continúan funcionando con la colaboración de su esposa e hijos.

Robert, Bindi y Terri Irwin son las caras visibles del incesante trabajo del Australia Zoo Wildlife Hospital, que ya atendió más de 90 mil animales afectados por los incendios en el país y se suma a otros hospitales instalados recientemente para hacer frente a las consecuencias de la catástrofe, como el hospital especializado en la curación de koalas del parque natural de la Isla Canguro.

View this post on Instagram

Our @AustraliaZoo Wildlife Hospital takes in animals from all over Australia. Hundreds of grey-headed flying foxes, a species listed as vulnerable, have been flown to Queensland after the rescue centre they were recovering in was at risk from fire and evacuated. Some of the orphans are now being cared for by the team at the hospital until they’re big enough to go home, and there’s no threat of fire. 🦇 In September, flying fox admissions to the hospital skyrocketed by over 750% due to drought conditions and lack of food. Flying foxes are now being drastically affected by wildfires and we’re again seeing an influx of these beautiful animals from across the country. This week, we treated our 90,000th patient. To cope with so many animals being admitted to the hospital, in 2019 we opened a sea turtle rehabilitation centre, sea snake ward and are about to complete a new bird recovery area, but it’s still not enough to keep up. We need to build a new ward for our patients. Wildlife Warriors from around the world are asking how they can help us save native wildlife, you can donate on our website www.wildlifewarriors.org , or support our fundraiser to start construction of our newest ward by visiting the link in my bio! 💚

A post shared by Bindi Irwin (@bindisueirwin) on

De la misma forma, durante las últimas semanas surgieron campañas en distintas regiones del mundo con el objetivo de contribuir a contrarrestar el impacto del fuego y ayudar a recuperar las zonas afectadas.

Por su lado, la agencia publicitaria de origen australiano Cummins&Partners colmó durante los últimos días las calles de Nueva York con peluches de koalas agarrados de postes y árboles para recaudar fondos. Los mismos cuentan con tarjetas que poseen un código QR para dirigir a los teléfonos hacia una página que permite donar, por medio de GoFundMe, a una organización que colabora para preservar la fauna del país (Wildlife Rescue and Education Service o WIRES). En solo tres días la campaña logró recaudar casi la totalidad de su objetivo de 10 mil dólares.

En el Instagram @koalasofnyc (https://www.instagram.com/koalasofnyc/?hl=es) se pueden ver imágenes de los peluches e información sobre la problemática.

También por GoFundMe Owen Colley, un nene de 6 años que vive en Massachusetts, Estados Unidos, está desarrollando su propuesta para ayudar. Todo comenzó cuando Owen decidió hacer koalas de arcilla para entregarlas a cambio de una donación de más de 50 dólares, pero lo que comenzó siendo un proyecto familiar más tarde se expandió a toda su escuela y el país. Según la CNN, su familia ya logró aportar más de 50 mil dólares a la organización dedicada a la preservación de los animales en New South Wales, Wildlife Rescue South Coast.

Del mismo modo hay otras formas de ayudar para aquellos que no puedan hacer donaciones. Una de las iniciativas más destacadas en redes sociales es la de Plant A Tree Co., que donará 1 dólar al New South Wales Rural Fire Service cada 100 personas que compartan su publicación en Instagram.

View this post on Instagram

👉 In order to support the Australian fires and to raise awareness, For every one hundred people who FOLLOWS AND REPOST THIS, we will DONATE ONE DOLLAR TO @nswrfs 👈 • We also ask that if you guys are able to, please donate to that organization as well. • Click on the paper plane next to the comment button and tap “add to story” to repost🌲🔥 • Repost, share, and tag friends to spread awareness🌲🌎❤️ • Credit: @mattabbottphoto • Comment “done” after you repost❤️ #WildlifePlanet #Australia #bushfires #wildfires #ausfires #nswfs #msw #sydney #aussie #queensland #newsouthwales #australiafires #australiabushfires #bushfires #wildfires #savetheplanet #sustainable #sustainability #environment #fire #conservation #koalas #savethekoalas #climatechange #globalwarming #carbonfootprint #climateemergency #deforestation

A post shared by Plant A Tree Co. (@plantatreeco) on

Y, por último, más de 75 mil personas están contribuyendo con el pedido del grupo de Facebook Animal Rescue Craft Guild (https://www.facebook.com/arfsncrafts/?__tn__=%2Cd%2CP-R&eid=ARDEzo-dHE12UuTspdK2897i4GqhPTGv9ez29zyS3RCYxBWGvi7Y83nxirXphn-GgSpR8pYQ3WEjRxVw), en la cual se publica un listado de prendas y artículos requeridos para distintas especies animales. Así han recibido donaciones de países tan diversos como Estados Unidos, Francia, Canadá, Hong Kong y Alemania, a partir de miles de personas que dedicaron su tiempo a tejer frazadas, mitones para las patas de los koalas quemados, bolsas para canguros bebés, mantas para envolver murciélagos, entre otros.

taylor y ryan tate reuters

A pesar de que los incendios en Australia son frecuentes en esta época del año, esta situación es una muestra de cómo el cambio climático afecta al mundo y qué pasará si no hacemos nada para frenarlo. Ante el peligro, miles de personas han contribuido durante estos meses a evitar aun más efectos irreversibles causados por estos eventos. Pero sin necesidad de hacer grandes gestos, todos podemos convertirnos en héroes para aportar desde nuestro lugar.
Tal vez sea hora de ponernos a pensar qué estamos haciendo por el planeta y, por medio de pequeñas acciones y cambios de hábitos, dejar nuestra huella en el mundo.

Por Lucía Braun para Pibxs