La Capital - Logo

× El País El Mundo Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
Policiales 4 de diciembre de 2019

Baleó al hijastro porque estacionó sobre el garaje y no podía sacar su camioneta

A través de una investigación, que finalizó con el secuestro de un arma de fuego durante un allanamiento, la policía descubrió el insólito motivo por el que un hombre le había disparado a otro durante una discusión familiar.

El último domingo un hombre de 55 años debió ser atendido en el Hospital Interzonal General de Agudos (HIGA), poco después de que recibiera un balazo en circunstancias confusas. Entonces, fue la propia víctima la que impidió que la situación se aclarara rápidamente: primero, denunció que le habían disparado delincuentes, pero luego se desdijo y dio otra versión de los hechos. Finalmente, tras dos días de investigación, se supo que en realidad quien lo había atacado era su propio padrastro, y por un motivo insólito.

Con autorización de la Justicia de Garantías, y por orden de la fiscal Andrea Gómez, la policía allanó este miércoles una vivienda de Goñi al 2700, en el barrio Las Heras, y secuestró de la misma un revólver calibre 38 cargado con nueve municiones. El arma de fuego estaba en poder del principal acusado por el hecho narrado antes: un hombre de 74 años que es pareja de la madre de la víctima.

Al parecer, tanto el sospechoso como el herido mantienen cotidianos enfrentamientos desde hace tiempo, y las discusiones en el seno familiar son recurrentes. Pero esta vez, la razón por la cual se iniciaron los disparos fue inédita: según la hipótesis de los investigadores, el último fin de semana el agresor se molestó con su hijastro porque éste había estacionado su vehículo en la puerta del garaje de su casa, razón por la cual no podía sacar su propia camioneta a la calle.

Conforme la reconstrucción del hecho, ocultado en un comienzo a la policía, la víctima vive en un inmueble lindante al de la pareja de su madre. Y en ese contexto se produjo la agresión: cuando el mayor de los hombres observó al menor a través de una ventana, después de varios días de haber dejado estacionado el vehículo sobre la puerta de su garaje, extrajo el arma de fuego y le efectuó varios disparos. Una de las balas lo impactó de espaldas, a la altura del hombro derecho, y salió por el cuello.

Personal de la comisaría decimosexta, con jurisdicción en el lugar del hecho, inició una investigación a cargo de la fiscal Gómez mientras el hombre herido era atendido en el HIGA. A pesar de su reticencia para suministrar información e inclusive su intención de ocultar datos, los uniformados descubrieron cómo había sido la inverosímil mecánica del caso.

En ese contexto, la Justicia ordenó el allanamiento que finalizó con el secuestro de la poderosa arma de fuego y la aprehensión del acusado, quien de todas formas, por su edad, recuperó la libertad horas después.

Por el hecho se inició una causa judicial caratulada “Abuso de arma, lesiones y tenencia ilegal de arma de guerra”, en la que el atacante quedó imputado. Mientras tanto, su hijastro -que tiene antecedentes penales por los delitos de “encubrimiento” y “amenazas”- continúa recuperándose de la lesión que le causó el balazo.