La Capital - Logo

× El País El Mundo La Zona Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
Arte y Espectáculos 18 de octubre de 2020

Carina Niglia: “Quiero disfrutar de todo lo que la música propone, sin límites”

La marplatense prepara su primer streaming desde La Bohemia en el que, con el tango como hilo conductor, ofrecerá también boleros, folklore, bossa, baladas y candombe. "No va a faltar nada", anticipó.

Por Claudia Roldós

La cantante marplatense Carina Niglia, embajadora Turística y Cultural de su ciudad, realizará su primer show por streaming, este viernes, 23 de octubre, a las 22. Junto a su director musical Eduardo Praino, recorrerá diferentes géneros musicales. Con el tango como hilo conductor, habrá espacio para boleros, folklore, bossa, baladas y candombe.

“Quiero disfrutar de todo lo que la música propone, sin límites”, aseguró la artista, quien hace 3 años decidió instalarse en Buenos Aires para impulsar su carrera.

Niglia viene desarrollando su carrera desde el año 2011 en variados escenarios del país. Su debut en Buenos Aires fue cuando Cacho Castaña la eligió para formar parte de su staff. En noviembre de 2019 debutó en la calle Corrientes en el teatro Astros.

Luego de siete meses de introspección, estudio, ensayo y creatividad, se lanza a esta nueva forma de compartir el arte que es el streaming a través de la plataforma wama.live: https://wama.live/show/5f5937313c68450004e8dde4

“La organización de un show es un punto importantísimo, un alto en el camino. Un espectáculo comienza en el corazón, se gesta en la mente, el desarrollo son los detalles y lo ves crecer mientras transcurre. En esta planificación el ingrediente más importante es el impulso, el motor que te lleva a lograr y concretar ese sueño”, sostuvo la intérprete. Formar un equipo de trabajo es otro aspecto fundamental. “Lograr esa conexión que se transforma en energía cuando estás en escena es maravilloso”, confió. Este show lo estuvo preparando con Praino, a quien conoció “cuando daba mis primeros pasos en Buenos Aires por el año 2016. Hoy es mi director musical, creo que su aporte es muy importante para mi carrera. Sus arreglos son maravillosos, la selección de los temas nos llevó a ampliar el repertorio desde el aporte de otros géneros musicales y eso es muy enriquecedor”.

El streaming será en vivo, desde La Bohemia Café Concert. Es el emblemático bar de la Ciudad de Buenos Aires por el que pasaron infinidad de figuras consagradas y en el que Niglia iba a estrenar un show en marzo, que debió suspenderse por la pandemia. “Nos abre sus puertas, dándonos la posibilidad de compartir con nuestros seguidores un show diferente, en este tiempo tan duro para el arte y la cultura”, valoró.

-¿Es tu primer streaming? ¿Qué expectativas te genera?

-Este es mi primer streaming, después de tantos días sin poder realizar un show, con una agenda prometedora que se desvaneció de un momento a otro, me invaden diferentes sensaciones y las podría definir con algunas palabras como resurgir, expectativas y mucho entusiasmo. Siempre elijo mirar la parte positiva de cada situación y construir desde ese lugar hacia adelante. Si hay algo que destacar es que no hay límites, mi voz podrá cruzar fronteras, países, ciudades, de hecho ya han comprado entradas en Venezuela, Brasil, Uruguay, Rosario, Tandil, Balcarce, Necochea, Entre Ríos, Mar del Plata. Esto sólo lo permite la virtualidad sumado a que vamos a poder interactuar a través del chat de la plataforma, es como estar en pantuflas en el living de cada familia.

-¿Qué tenés en cuenta, desde lo técnico y desde la generación de los climas por los que va pasando el vivo?

-Imaginé muchas veces cómo sería volver, sabía que sería distinto y quería prepararme para ese momento, una de mis decisiones fue no hacer vivos en las redes y esperar a que llegue la oportunidad de compartir mi arte. Utilicé el tiempo para estudiar, para ampliar mi repertorio, me dediqué a trabajar junto a Eduardo Praino en versiones propias. Creo que esta cuarentena agudizó en cierto modo nuestra sensibilidad, la cual trasladamos a esta búsqueda y desde ese lugar surgieron cosas hermosas que quiero compartir. Cuando surgió la fecha nos replanteamos el formato ya que por un tema de protocolos hay una cantidad estipulada de personas en el Bar. En esta oportunidad haremos un show muy íntimo, guitarra y voz, creo que en la simplicidad de las cosas se encuentra su verdadera hermosura y ese es mi enfoque para este show, cantar con el corazón y desde esa intimidad lograr que se sumerjan conmigo en este recorrido musical.

-El bossa ¿es una novedad en tu repertorio? ¿Cómo dialoga con el tango en tu repertorio?

-En esta búsqueda personal me cautivaron otros géneros musicales, que no solía cantar. Si bien ya venía interpretando boleros y folklore hoy me encuentro en la necesidad de cantar lo que me emociona. Siendo siempre el hilo conductor el tango, vamos a transitar diferentes melodías, como el bossa, baladas, candombe, puedo asegurar que a este streaming no le va a faltar nada. Podría decir que el lenguaje más famoso y popular del mundo es la música, te transforma, tiene el poder de transportarte en un segundo a un recuerdo, a un lugar geográfico, a un ser amado, es sanadora. La música es como el amor, no te pasa, te traspasa. No quiero encasillarme en un género musical, soy cantante y quiero disfrutar de todo lo que la música propone en su riqueza, sin límites. Si lo que canto me emociona, es imposible no emocionar.

-¿Cómo fuiste llevando estos meses?

-Estos meses de alguna forma me modificaron sin lugar a dudas, cambiaron mis prioridades, me siento más sanguínea, pasé por el sentimiento de incertidumbre pero me aferré a la posibilidad de emplear este tiempo en ocuparme de mí para seguir mejorando, desde todos los aspectos: mente, cuerpo y espíritu. Descubrí que el silencio es otra clase de sonido y es bueno aprender a escucharlo.

Cuando estamos bien con nosotros mismos surgen cosas maravillosas, podemos construir y planificar desde otro lugar, con más objetividad, más claridad y más orden. Se modificaron muchas cosas por la pandemia, más allá de la economía, mi agenda para este año era prometedora, con un montón de fechas importantes para mi carrera. A tres días de un debut con todas las entradas vendidas, de un ciclo de seis meses de shows y con la proyección de poder llevar mi música fuera del país, de un día para otro se evaporó el trabajo de meses.

Esto me llevó a redireccionar mi carrera desde una nueva mirada. Podría decir que me enfoqué en trabajar aspectos personales que sin lugar a dudas se van a ver reflejados en el escenario.

-¿Qué rol creés que tiene la música, el arte en general, en situaciones como la actual?

-No podría imaginarme la vida sin música, es un regalo de Dios, es uno de los factores más importantes en la vida del ser humano, nos acompaña desde el inicio de nuestra especie. Me encanta una frase de Ray Charles: “La música es poderosa, según la gente la escucha, es afectada por ella”, creo que hoy tiene un papel fundamental, porque puede cambiar a las personas, puede modificar tu humor, la música es placer. Hay mucha gente que está sola, que no puede ver a sus seres queridos, tal vez no tienen ni con quién hablar y qué mejor que la música para acompañarlos. Por eso más que nunca el arte y la cultura en general necesitan del apoyo de todos, hay familias enteras que viven sólo de la música y hoy están atravesando un momento muy duro. Si todos colaboramos con un granito de arena podemos soñar en construir juntos. Desde el lugar que cada uno pueda, el aporte es fundamental, ya sea comprar una entrada, compartir una publicación, poner un me gusta, todo es importante.

-¿Sos de hacer balances en este tipo de momentos? ¿Qué diría un balance entre la Carina que un día dijo voy a ser cantante, la que un día fue a probar suerte a Buenos Aires y la Carina de hoy?

-Sin lugar a dudas hay un balance. En principio proyecto un 2021 lleno de música ya que cumplo mis primeros 10 años desde mi debut allá por el 2011, cuando sin vislumbrar lo que sucedería, tímidamente daba mi primer paso en el espectáculo “De La Esquina al Colon” y, casi sin darme cuenta, me dejé llevar por esta locura hermosa construyendo un camino con errores y aciertos pero convencida y motivada por alcanzar mi sueño. Hoy radicada en Buenos Aires, con una mirada más amplia y enriquecida me preparo para lo que se viene. Voy a seguir soñando con más ganas que nunca para que este camino me siga sorprendiendo.