14 de junio de 2018
Comentarios

En esta nota

Cheryshev, de un potrero de Nishny a héroe de la gala inaugural

La gran figura en la goleada de Rusia a Arabia Saudita. El local venció por 5 a 0 en el partido que abrió la Copa del Mundo 2018 en el estadio Luznicky, ante más de 78.000 espectadores.

Cheryshev convierte el segundo gol de Rusia.

Por Vito Amalfitano

@vitomundial
Desde Moscú, Rusia

El volante de Villarreal Denis Cheryshev, de 28 años, nacido en Nizhny Novgorod (la sede del segundo partido de Argentina) se dirigió caminando muy despacio hacia el banco y empezó el Mundial sentado. Cuarenta y tres minutos después ya era una estrella fulgurante de la Copa. En ese minuto convirtió un gol de antología, al picar la pelota con destreza de potrero y sacarse de encima a tres marcadores en un solo y brillante gesto técnico.

A Cheryshev le tocó entrar en el minuto 24 del primer tiempo, inesperada y urgentemente cuando en la carrera de un contraataque Alan Dzagoev cayó como si le hubiera disparado un francotirador desde la tribuna. En realidad el tirón lo sintió en el muslo de su pierna derecha, cayó desplomado y con presunto desgarro debió ser reemplazado inmediatamente.

Ese gol de Cheryshev que largamente pagó la entrada (unos 400 euros el precio medio oficial, 1000 euros en la reventa a una hora y media del partido) y le dio un inicio de lujo a la Copa del Mundo, puso 2 a 0 a Rusia y encaminó al equipo local hacia la goleada 5 a 0 sobre Arabia Saudita en el choque del Grupo A que inauguró el Mundial de fútbol 2018.

Cheryshev recibió para su conquista una habilitación de Zobnin, en jugada que inició desde el extremo opuesto, el derecho, Golovin, otro atrevido con pisadas de potrero.

Cheryshev tenía guardada otra joya para el final del segundo tiempo, su cuarto gol, de media distancia.

Rusia empezó ganando por con gol de cabeza del volante del Krasnodar Iury Gazinsky, a los 12’, con impacto perfecto tras centro de Zobnin a la salida de un tiro de esquina. Otro que salió del banco, pero directamente disparado al gol fue el delantero Artem Dzyuba, quien marcó el tercer tanto a los 25’ del segundo tiempo, apenas 30 segundos después de haber ingresado por Smolov, de cabeza, tras centro de Golovin.

El equipo local ejerció presión desde el comienzo para maniatar la salida de Arabia Saudita pero, cuando ya estaba en ventaja, siguió siendo frontal y mostró flancos, espacios, que bien podrían aprovechar Uruguay y Egipto, sus próximos rivales. Es que el conjunto de Pizzi, perdiendo, tuvo un contraataque, con mucho lugar por delante, propio de un equipo que va en ventaja, en una jugada que terminó en un cabezazo de Alsahlawi que se desvió en un defensor.

Claro que Arabia Saudita fue un oponente muy débil como para aprovechar esos espacios y Rusia, en cambio, no solo fue certero en ataque, sino que sostuvo siempre el ritmo y el dominio del partido.

Goleada muy cómoda del local, dos bellezas que Denis Cheryshev sacó de un potrero de Nishny Novgorod y una yapa de tiro libre de Zobnin sobre el cierre, el quinto tanto, de tiro libre. Grato comienzo de la Copa del Mundo.

Síntesis

Rusia (5): AKinfeev (6); M. Fernandes (5), Kutepov (5), Ignashevich (5) y Zhirkov (5); Gazinsky (5) y Zobnin (7); Samedov (4), Dzagoev (x) y Golovin (8); Smolov (6). DT: Stalislav Cherchesov.

Arabia Saudita (0)
: Almuaiouf (4); Alburayk (4), Osama Hawsawi (3), Omar Hawsawi (3) y Alshahrani (4); Otayf (3); Alshehri (4), Aljassam (4), Al Faraj (5) y Al Dawsari (4); Alsahlawi (4). DT: Juan Antonio Pizzi

Goles: en el primer tiempo, 12’ Gazinsky, 43’ Cheryshev; en el segundo tiempo, 25’ Dzyuba, 43’ Cheryshev; 45’ Zobnin.
Cambios: en el primer tiempo, 24’ Cheryshev (9) por Dzagoev; 19’ Samedov por Kuziaev y Almuwallad por Otayf, 24’ Dzyuba por Smolov
Estadio: Luzhniki, Moscú (78.011 espectadores)
Arbitro: Néstor Pitana, de Argentina (6)

Subir