La Capital - Logo

× El País El Mundo Cultura Tecnología Gastronomía Salud Interés General La Ciudad Deportes Arte y Espectáculos Policiales Cartelera Fotos de Familia Clasificados Fúnebres
La Ciudad 2 de agosto de 2019

Ciano: “Hace un año trabajamos en cómo regular los alquileres por internet”

El concejal del Frente Renovador dijo que "aún resta una respuesta del Ente de Turismo".

Ariel Ciano, concejal del Frente Renovador.

 

Después de un año de haber planteado el tema, los alquileres temporarios por internet siguen siendo noticia, producto de la facilidad y amabilidad del propio sistema siendo que cualquiera puede acceder desde un teléfono celular o cualquier computadora a una aplicación o página web. Y además, entre los valores que se promocionan y una buena selección de imágenes, más allá de la buena fe de muchos, surge también lugar para las estafas.

“Las vacaciones son un momento preciado para cualquiera y ser víctima de una estafa enterándose recién en destino, puede arruinarlas. Por eso, es que hace un año venimos trabajando con varios sectores en un proyecto de ordenanza que regule la informalidad con la que se mueve el mercado así proteger a usuarios y darle un marco a quienes brinden un servicio”, expresó Ariel Ciano, autor del proyecto.

“Mientras esperamos un informe del Ente Municipal de Turismo para poder avanzar, seguimos en contacto con varios representantes del sector turístico e incluso fuimos invitados a comentar el proyecto en la Comisión de Turismo del Concejo Deliberante que encabeza el concejal Marcos Gutiérrez”, enumeró Ciano sobre las distintas instancias que atraviesa un proyecto de ordenanza antes de promulgarse. “En junio del 2018 propusimos que se establezca una Registración de Inmuebles de Locación Temporaria con Fines Turísticos. Nuestra idea era buscar la maneras que desde la comuna se regule en la ciudad la oferta por fuera de la propia hotelería, tal la realizada en sitios webs o en empresas y plataformas de software”, expresó.

La iniciativa de Ciano “comprende a propietarios, usufructuarios, cesionarios, apoderados y quienes administren, gestionen, exploten y/o comercialicen bajo cualquier título, inmuebles en la modalidad de locación temporaria con fines turísticos por un período no menor a una pernoctación y no mayor a los 3 meses”, según el texto de la ordenanza dejando excluido a casos como los de los “edificios en los que el total de las unidades esté destinado al alquiler temporario con fines turísticos, pertenezcan a un mismo titular o a varios, encontrándose ellas bajo una misma unidad de explotación comercial”.

Al momento de presentar la propuesta, ya se registraba en Mar del Plata una creciente oferta de alojamiento no tradicional, en su mayoría por medio de plataformas digitales, lo que motivó una serie de encuentros en el Concejo Deliberante en la modalidad de mesa de trabajo con miembros del Colegio de Martilleros y Corredores Públicos, la Defensoría del Pueblo, la Asociación Empresaria Hotelera Gastronómica (AEHG), el Colegio de Profesionales de Turismo de la Provincia de Buenos Aires y autoridades provinciales que estén trabajando en el tema, además de operadores turísticos, martilleros y agentes de turismo entre otros interesados para debatir estas cuestiones y hacer oír las voces de los principales involucrados.

“Creemos que escuchando a la gente, sus problemas o inquietudes es la manera de hacer las cosas, porque el objetivo final en si mismo es tanto la defensa como el fortalecimiento de la sana competencia, formalizando la actividad, exigiendo un determinado nivel de calidad y garantizándole el cumplimiento de sus derechos tanto a usuarios como consumidores”, agregó Ciano.

Es por eso que en el artículo 6° de la correspondiente ordenanza, se plantea a su vez la creación en el ámbito de General Pueyrredon del Registro de Propiedades de Alquiler Turístico Temporario Web, el que será implementado y gestionado por la Autoridad de Aplicación, que en este caso se sugiere sea Inspección General. De esta manera, aquellos inmuebles cuyos titulares no estén registrados, no podrán ser publicitados por las empresas y plataformas de software dedicados a la oferta de alojamientos a particulares y turísticos.

Otro ítem a destacar es que al momento de exhibir vía web un inmueble ofrecido en locación, se deberá detallar su ubicación, precio, cantidad de ambientes, capacidad de personas y servicios ofrecidos. La información deberá estar brindada en forma clara y precisa, debiéndose respaldar con imágenes que visualicen el estado real de la propiedad. A su vez, se deberá brindar a los huéspedes las comodidades y servicios en las fechas y condiciones pactadas y a los que se obligará en la contratación suscripta, mientras que en las unidades se deberá exhibir en material impreso las condiciones de los servicios ofrecidos, de propios y/o tercerizados con sus correspondientes precios vigentes, un plano de evacuación para caso de incendio o catástrofe, listado de números telefónicos para llamados de emergencias, entre otros.

Pero no todos son requerimientos, también existen beneficios como que aquel locador inscripto en el Registro deberá ser favorecidos con la inclusión del inmueble en la publicidad oficial y en programas de difusión, promoción y oferta promovidos por el municipio, a efectos de asegurar a los inscriptos que su oferta llegue a los visitantes de la ciudad.

Airbnb es una de las plataformas más populares a la hora de elegir alojamiento en internet y según datos de la Federación Empresaria Hotelera Gastronómica de la República Argentina (FEHGRA), en nuestro país, ofrece 22.000 alojamientos (la mitad en Buenos Aires), que en promedio reciben entre 3 y 4 personas por propiedad, con un crecimiento del 67% durante los últimos dos años.

De hecho, según Airbnb, durante el último año aumentó un 139% el número de argentinos que utiliza esta plataforma al momento de viajar, que corresponde a un total de 582 mil usuarios, mientras 257 mil viajeros extranjeros la eligieron para reservar su alojamiento en el país, registrando un incremento de 95% de visitantes del exterior que acudieron a este método alternativo para alojarse temporalmente en la Argentina.