4 de noviembre de 2018
Comentarios

En esta nota

Con el nuevo aumento, el litro de nafta Súper superó los 41 pesos

La petrolera YPF aplicó el domingo una suba promedio del 2,5, La Súper quedó a 41,40. Axion y Shell habían aumentado el viernes.

El aumento en el precio del combustible que aplicaron algunas empresas la semana pasada, llegó el domingo a la petrolera YPF que concentra la mayor parte del mercado. Con la nueva suba, que se produjo en las primeras horas de hoy, el litro de nafta Súper tiene un valor de 41,40 (estaba 40,73). En tanto, el incremento en la Infinia fue menor y quedó en un 46,97, apenas 35 centavos por encima de su anterior valor.

Por su parte, el litro del Diesel común quedó en 35,86 y el Diesel Infinia, en 43,72. A diferencia de aumentos anteriores, el incremento fue de alrededor de 2,5%, la mitad de las subas que aplicaron Axion y Shell.

El viernes, la petrolera Axion, aumentó un 5% la nafta súper, 7% el diésel, 3,6% para la nafta premium y 4,1% el diésel premium. En tanto, poco después Shell incrementó sus precios en un promedio de 4,8 %.
En lo que va del 2018, hubo 14 incrementos en el precio del combustible en todo el país, con un porcentaje que supera el
65 %.

Cayó la venta

El último aumento en el combustible se produjo luego de que se conocieran las estadísticas oficiales que mostraron una caída en la venta de combustible. De acuerdo a cifras oficiales de la Secretaría de Energía, la venta de combustibles en las estaciones de servicio cayó en septiembre un 6,65% respecto al mismo mes de 2017, con un marcado derrumbe del 27,5% de la demanda de naftas premium.

El desempeño general del mercado de combustibles tuvo, además, una caída en septiembre del 10,2% respecto de agosto, lo que refleja el efecto de la crisis macroeconómica abierta durante el segundo trimestre del año con la devaluación y el traslado parcial al precio de los combustibles.

Los combustibles ya llevan un aumento superior al 65% promedio durante 2018 y desde las compañías petroleras venían advirtiendo que aún se registraba un retraso de los precios internos con respecto a los valores internacionales.
“Hasta ahora le gente venía restringiendo calidad de producto, migrando de la premium a la súper, por eso la demanda general se mantenía relativamente estable”, explicó Carlos Gold, presidente de la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos de Argentina (Cecha).

Gold destacó que en abril, un informe de Cecha ya registraba una transferencia de consumo de las naftas premium de mayor calidad a la súper, de menor calidad y precio, y el dato se repitió en los meses siguientes consolidando la tendencia.

“Hay que mirar los datos en contexto, la gente absorbió hasta agosto más de un 40% promedio de aumento de las naftas, pero solo en septiembre hubo tres subas que significaron un aumento por arriba del 10%, evidentemente el bolsillo no da más”, agregó.

Fuentes laborales

En un rubro que cuenta con más de 60.000 empleados, los estacioneros alertaron sobre la rentabilidad de negocio y advierten que muchas asociados ya se encuentran en el punto de equilibrio, es decir el límite entre la rentabilidad y la pérdida del negocio.

La petrolera YPF, que lideró el mercado con un 57% de las ventas de naftas, retrocedió un 4,1% el expendio de combustibles; Shell con un 20% de las ventas totales de naftas, retrocedió un 8,8%; mientras que Axion con un 15% de participación retrocedió un 4,6%.

El gerente de la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos y Afines de la República Argentina (CECHA), Guillermo Lego, también sostuvo: “Por ahí, el público puede pensar que por el aumento de los precios las estaciones se favorecen, pero para nada. Están en una situación muy delicada. Estamos más que preocupados”.

Todavía falta

A pesar de la baja que experimentó el precio del dólar en las últimas semanas, el presidente de la Federación de Expendedores de Combustibles y Afines del Centro de la República, Gabriel Bornoroni, aseguró que la nafta “debería aumentar un 9 por ciento más” al argumentar que todavía hay un atraso en el precio.

Bornoroni, aclaró: “Nosotros somos unos meros intermediarios entre la petrolera y el consumidor final. No somos los formadores de precios”.

“Todavía tenemos un atraso del nueve por ciento”, señaló y subrayó que las petroleras “quieren un equilibrio internacional que permita importar o exportar al mismo precio”.

En ese sentido, resaltó: “Como están las cosas hoy, debería aumentar un 9 por ciento”.

“Como expendedores de combustibles, estamos tristes”, afirmó y advirtió que en el interior del país “el 50 por ciento de los que venden, lo hacen por cuenta corriente” por lo cual, “cuando van a cobrar, (el monto) se atrasó”.

Bornoroni evaluó que si se aplica un nuevo ajuste, no será “de inmediato”, al tiempo que estimó que “será en un mes o dos meses”.

Además, puntualizó que “el primero de diciembre aumentarán los impuestos 50 centavos por litro, lo cual está pactado por ley”.

YPF acapara cerca del 53% del mercado nacional de combustibles, seguida por Shell y de Axion con alrededor del 20% y el 11%.

Subir